Aventis

Los agasajos de Pérez Vivas en el Seminario Kermaría

Nos encontramos ante una incertidumbre de un hecho histórico, estamos forzando la realidad hacia un mundo imaginario con esquemas preconcebidos del marxismo, pero, que en ningún momento nos revela un acto. Europa, quiso extrapolar sus problemas internos en el momento en que Alemania se dejó influenciar de una manera drástica.  El presidente Hugo Chávez Frías, supo interpretar una ideología  entre Rusia y China, acondicionó algunos temas marxistas  para convertirlos en un poderoso instrumento  de transformación revolucionaria

Nunca fue un reformista, más bien un creador de ideas sociopolíticas que se caracterizó por un consecuente espíritu crítico y revolucionario ante el capitalismo, estuvo decidido a luchar por una sociedad socialista de profundo contenido humanista y democrático.

El marxismo, mantiene una dura lucha con el liberalismo político. Sobretodo en el pensamiento latinoamericano, por eso,  el Comandante Chávez Frías en base a una cultura universal aplicó un conjunto de planteamientos no ecléticos para movilizar  el pensamiento revolucionario del siglo XXI, tuvo una sola intención contribuir a la reconstrucción humanista y socialista de la historia y hacer una aproximación de las clases sociales para borrar algunas diferencias de orden estructural para envolver el sistema productivo del Estado en una sola concepción y dinamismo.

Se debe encarar los cambios hacia la nueva sociedad socialista, pero, respetando los lineamientos de Chávez y tal como lo plantea Marea Socialista. El Socialismo no es un sistema de reformas, sino de cambio social. Es un desafío abierto sobre la realidad. A nadie absolutamente, le gusta vivir en Socialismo, porque es la construcción de un proyecto de igualdad social, un mundo complejo para quienes sueñan con sus propios fantasmas.

Hay que romper con los marxistas embalsamados en la estructura del gobierno bolivariano que dañan la unidad del pensamiento dialectico en su proyección histórica y dinamizar los elementos básicos para que el capitalismo no someta a un yugo al pueblo trabajador.  Y, bajo las circunstancias actuales a largas colas en mercados por una guerra económica montada sobre una estructura económica pro capitalista ante la negatividad de una unificación cambiaria, la dispersión monetaria y los distintos valores del dólar y la idea traicionera de Diego Arria, María Corina Machado y grupos ultraderechistas de alargar la frontera con Colombia hasta los linderos fronterizos del Estado Lara.

De allí, la importancia dada de la noción pueblo dada por el Comandante Fidel Castro Ruz en sus discursos y de Mao Tse Tung sobre los movimientos sociales y su inserción en el campo manufacturero e industrial.

Las ideas del Comandante, Hugo Chávez Frías, deben arraigarse en una verdadera experiencia del conocimiento y debemos asumir con verdadera concreción histórica la construcción de una nueva sociedad que encarne al sujeto político y económico en una sola verdad absoluta para no amontonar ideas, sino captar con profundidad la relación entre teoría y  praxis, lo que implica un acercamiento del género humano para el cambio social.

Países latinoamericanos como Colombia y el Perú, defienden el Consenso de Washington. Impulsan pugnas de capitulación entre comunidades para inmovilizarlos en la concepción política y sus estrategias es colocarnos ante Estados Unidos como sus nuevos vasallos, es una recolonización que ya se inició para marcar su presencia con fuego ante el imperialismo y demostrar que pertenecen a una clase dominante, conocida como oligarquía y cuya identidad es descubierta por la historia de gran traición.

En la coyuntura actual, queda un solo camino, como es el de hacer política.  Mediante ese camino se llega al socialismo, una lucha profunda en tiempos de reflujos políticos y traición a lo creado por el Comandante Chávez Frías, como es su Legado. Más allá de una guerra económica, nos encontramos ante la formación de un para Estado venezolano, donde confluyen paramilitares, bachaqueros y pimpineros, cuyo fin es destruir a Venezuela, teniendo como ejes en los Estados Andinos al fugitivo Nixon Moreno, César Pérez Vivas y Daniel Ceballos.

Con referencia a Pérez Vivas, las autoridades eclesiásticas del Seminario Kermaría nos convocó al salón principal a una reunión a las siete de la noche. Llegaban del Estado Mérida y Táchira unos jóvenes de la Universidad de los Andes a dar unas charlas de motivación política, cuál sería nuestra sorpresa que antes de entrar a dicha plenaria y conferencia, cada participante fue obligado a pasar hacia un cuarto oscuro y montarse sobre una silla, luego de cerrada la puerta, cada uno de manera individual tuvo que disertar en voz alta y clara, un conjunto de ideas sobre el socialcristianismo y la importancia en aquel momento de su líder. Un fascismo y terrorismo puro que jamás queremos sobre nuestro país. Al otro día, ya estaba en casa, le dije a mi padre que me fuese a buscar, el director del seminario, ubicado en La Grita, me envió a la casa, ubicada en la termoeléctrica de La Fría esa noche, a la dos de la mañana.

Nunca tuve devoción por los dogmas.  La única alternativa es la paz y el progreso para cada grupo familiar., evitemos un desenlace  apocalíptico, es el momento de actuar, evitemos la anarquía y tenemos que comenzar a escribir la nueva historia, fuera de toda globalización, Es el momento de abrir el discurso del presidente Chávez y respetar las premisas teóricas y políticas fuertemente identificadas con el proyecto bolivariano de carácter latino, guiadas por el Precursor Francisco de Miranda. Simón Bolívar, Ernesto Chirkner y Hugo Chávez Frías.

Colombia, se ha convertido en un país en crisis sin antecedente, nadie en ese país le garantiza una decisión jurídica respetable y donde los partidos políticos son momias de los estadounidenses y la Casa Blanca. América Latina, siempre es atacada por una oligarquía con sus expectativas en decadencias, donde cada grupo rige ese país como le dé la gana.

Desde esta perspectiva, la dimensión económica de Colombia nos revela una connotación fundamental en lo social para reflejar acciones dilatadas, como la del Alcalde de Cúcuta exigiéndole impuesto a los pimpineros por nuestra gasolina venezolana. En toda la frontera venezolana  se dio una combinación  cultural exclusiva en la búsqueda de un nuevo modelo que supo relacionar ultraje con fosas comunes y extracción de alimentos de la cesta  básica venezolana, generando una base paramilitar desde Maicao hasta los altos de Apure, que, generó instrumentos de anarquía, secuestro y pillaje hasta el momento que el presidente Nicolás Maduro Moros decidió romper con ese silencio y los actores de perturbación nacional y de Colombia fueron descubiertos, contrariando al Uribismo.

Los argumentos de Álvaro Uribe Vélez rompen con las justificaciones de una sociedad que anhela libertad y en éste término, mantiene azotada la frontera con los grupos paramilitares. Este señor, no cesa de estar en campaña política. Ahora desea establecer su poder en todo el corredor fronterizo.

Uribe, siempre quiso estar muy cerca del poder y al nivel de sus contemporáneos, su mayor anhelo es que sea tomado en cuenta por el gobierno colombiano y que su grupo paramilitar sea la mejor soldadesca de la Región. Estar por encima del nivel de cualquier ciudadano.

Pero, el pueblo colombiano lo rechaza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1945 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: