Como lo veo lo escribo N° 208

¿Revolucionarios?, ni por el carajo; ¿socialistas? ¡No me jodas!

Disculpen que haya puesto por escrito lo que pienso cada vez que salen hablando paja, con discursos explosivos, pero de la boca para afuera, dando pésames cuando teniendo el poder no alzaron su voz ni su supuesto ideal guevarista “…de luchar contra la injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo...” . Y allí está el compatriota Alcedo Mora, seis meses sin aparecer; y no se ve exigir con contundencia, a los que cuentan con credibilidad  y con poder de hacerlo, que se aclare este caso, y que quiera dios que no pase lo del Cacique Romero, que ante la defensa de su tierra fue asesinado, y le cerraron las cortinas de VTV para que el pueblo no se enterara de su justa lucha, razón tenía el Comandante Ali,  para algunos “….el indio sigue siendo un vil remedio y el warao huele mal” y para el que denuncie un mal manejo, todo puede suceder.
 
Por estas y por muchas más, es que la historia los condenará, no sabemos si aquí o más allá, pero de seguro a muchos le perseguirá el fantasma de la desidia, sobre todo a los que con la capacidad de orientar y educar al pueblo, se quedaron callados ante las humillaciones, que está sufriendo sin merecerlo.
 
¡El Rey está desnudo!,  y algunos tratan de vestirlo con incongruencias, engaños y traiciones, y los que tienen el poder para parar esto no quieren escuchar a la Patria que muestra la cruda realidad, como el grito inocente del niño del cuento, que hizo despertar al pueblo. Con su miedo eluden su obligación de decirle a los ciudadanos y ciudadanas que ejerzan su derecho, ese que se encuentra en la Magna Constitución Bolivariana.
 
Es una lástima que aquellos que se dicen socialistas y aquellos confundidos que no creen serlo; no comprendan que los interesados en dividir, alejan el concepto de Jesús de Nazaret y Simón Bolívar y lo asocian con el comunismo y el marxismo, filosofías frías no acordes con la idiosincrasia de nuestro pueblo cálido y humano. Pueblo al que han convertido en presidencialista y mesiánico, para hacerlo obediente a decisiones que hoy aplauden y mañana condenan, pero que en ambas condiciones nunca cuentan con suficiente fuerza para motivar la buena acción o detener los malos manejos de cualquier funcionario que se atreva a realizarlos.
 
 El título y su forma es una descarga de un cumulo de situaciones que están afectando inmerecidamente a la Patria y a su Pueblo, por malas decisiones y malos manejos  que saltan a la vista, pero como lo dije antes, los que pueden intentar hacer despertar al pueblo y reconducir este proceso, pareciera que tiene miedo a perder sus privilegios y cometen el grave error de quedarse callados haciéndose cómplices de la destrucción de Venezuela.
 
La gota que me produce este arranque es la grave noticia del Consejo Nacional Electoral (CNE) que acaba de rechazó a 283 postulaciones de candidatos para las próximas elecciones parlamentarias, argumentando el incumplimiento de la nueva regla de la paridad de género. Entre ellos se encuentran algunos de los postulados por Marea Socialista, del Partido Socialismo y Libertad (PSL) y Juan Bimba, los cuales han denunciado “irregularidades” en la decisión. 
 
Sin duda que esta nueva limitación, cercena el derecho que tienen todos los venezolanos de postular y postularse a cualquier cargo público, y así mismo, de demandarlos si no cumplen con honestidad sus funciones. Y es obligación de todo aquel que se sienta bolivariano y más si se dice revolucionario y chavista, de levantar con contundencia su voz contra este atropello. Los constitucionalistas, los defensores del pueblo, los intelectuales, periodistas y comunicadores sociales, tienen que hacer todo lo posible para que se corrija este atentado a la Constitución Bolivariana, que en su artículo 188, define las condiciones para las postulaciones, aclarando que el aparte N° 3, se incumple desde hace mucho tiempo descaradamente, y en el 189, dejaron la varita que puede quitar del camino a quien no convenga aunque solo  hable de funcionarios.
 
Entonces, vamos a seguir avalando, manejos inapropiados y cobardes, es que quizás nos siguen considerando un pueblo de tontos;  donde están los amantes de la Patria, que no alzan su voz y evitan lo que a simple vista, sin tribunal supremo se puede sentenciar de violación de los derechos de los ciudadan@s, así se haya producido un reglamento que más bien ofende a los géneros, al creer a uno de ellos incapaz de postularse con la misma fuerza que el otro. Cuando supe de ese reglamento le hice el siguiente comentario a un amigo, que quien quisiera postularse por iniciativa propia, tendría que ser Hermafrodita para cumplir el requisito de paridad.
 
Para los que han aceptado estas limitaciones alegremente les recuerdo aquel famoso poema de Martin Niemöller (achacada erróneamente a Bertolt Brecht)
 

“Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5004 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social