La revolución y sus líderes son patrimonio de la humanidad

Toda Revolución, si es verdadera, se constituye en patrimonio del género humano, significa un salto inmenso en la gran marcha de la humanidad, el hecho desborda los estrechos límites de lo nacional donde suele ocurrir, influye sobre todo el planeta. Sus líderes son igualmente referencia de conducta, son modelos de hombre para el mundo todo. Una Revolución no pertenece a lo nacional, su apreciación histórica debe tener visión de lo universal.

Es un absurdo que un grupo reducido pretenda propiedad exclusiva, excluyente, sobre los líderes o las Revoluciones, esgrimiendo el argumento de haber compartido con ellos localismos, amistades, proximidades geográficas o temporales. El juzgamiento del pensamiento y la acción de una Revolución y sus líderes compete a los hombres de su tiempo y a los de los tiempos futuros, a sus coterráneos y hasta a los antípodas. En resumen, podríamos decir que una Revolución hace del mundo una sola Patria: la Revolución.

La Revolución Cubana abrió embajada en los Estados Unidos, el hecho fue motivo de muchos comentarios, argumentos en contra y a favor se cruzaron con fuerza, del mundo entero se oyeron opiniones. Nosotros mantenemos la opinión de siempre: apoyo irrestricto a las acciones de esa dirección revolucionaria. Esa fe se la han ganado con su heroica trayectoria. No podría ser otra nuestra actitud si tomamos en cuenta que la Revolución Cubana se batió sola, aislada, contra el mundo en defensa del Socialismo, de la esperanza de la humanidad luego de la caída del campo socialista. Su realidad de país acosado, en un mundo donde se hablaba del fin de la historia y los Revolucionarios chapaleaban las aguas pestilentes de la socialdemocracia, haberse mantenido firme en la defensa del Socialismo la hace acreedora de nuestra fe. La misma fe que depositamos en Chávez.

Las exigencias hacia los revolucionarios en nuestra Revolución Chavista son diferentes. No podemos permitir que el legado histórico del Comandante sea capturado por un grupo que no permite el libre ejercicio de la crítica, de la discusión, y además quiera hacer del pensamiento de Chávez (vivo, en movimiento, en evolución) un dogma socialdemócrata, de alianza con el capitalismo.

Es así, la principal tarea de los Revolucionarios hoy es no dejar que el pensamiento de Chávez, su legado histórico, sea mediatizado, convertido en una carcaza vacía, sin vida por los dominantes de afuera y de adentro a los que él siempre combatió. En el cumplimiento de esta tarea todo recurso es válido. La batalla es despareja, los socialdemócratas cuentan con el poder del Estado, el apoyo de los reformistas del mundo, y hasta con la vista complaciente de los capitalistas internacionales que juegan al policía malo y al policía bueno.

Es asombroso, digno del estudio de los intelectuales del futuro, cómo la Patria sufrió una operación de desmontaje del pensamiento de Chávez. Frente a la pasividad de sus partidarios en el mundo entero, pocos contestaron la traición, muchos se arrodillaron, se plegaron al poder. Asombra la entrega de los que debían defenderlo hasta con los dientes. Cómo se aceptó, por ejemplo, que falsificaran el Plan de la Patria, el abandono descarado del camino al Socialismo, la alianza podrida con el capital, todas acciones contrarias al mandato de Chávez el 8 de diciembre: elegir a Maduro, avanzar en el Socialismo y horror al reformismo.

Son días, como dijo el clásico, en los que un grito justo, una pinta acertada en una pared, vale por mil discursos.

¡VIVA CHÁVEZ! (Y pagarán su culpa los traidores)

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2333 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: