Eso es mentira, ¡este país no está hecho mierda!

He pasado la última semana viajando en buseta desde el Golfo de Paria (Venezuela), la región fronteriza con Trinidad Tobago, hasta la región fronteriza del Táchira (Venezuela) con Colombia, cerca de Ureña, y me gustaría aquí contarles lo que vi y observé.  
 
Esta es la sexta vez que he recorrido el país de punta a punta en buseta, de pueblo en pueblo, de este a oeste, alrededor de 2000 km con todas las curvas, con el fin de observar de primera mano lo que está ocurriendo en el país.  
 
La primera vez fue en el 2002-2003  durante el masivo y violento paro empresarial contra el gobierno de Chávez dirigido por la violenta y desalmada oposición venezolana, y financiado en buena parte por el gobierno de EEUU a través de la NED y la USAID. 
 
Bueno, lo primero que me impresionó en este viaje fue que existen dos regiones muy claramente visibles y demarcadas donde hay mucha escasez, muchísimo acaparamiento, especulación, y la reventa de productos subsidiados de necesidad básica, es decir, existe una sinvergüenzura y corrupción descarada y a espalda de los más necesitados, a espalda de las personas honestas.  
 
Las dos regiones son: 
 
1) La región de Paria, fronteriza con Trinidad Tobago, digamos desde Guiria hasta Carupano, la cual es una región de cultivo de café y cacao, pero donde el consumidor no consigue fácilmente ni el café ni el cacao, y donde casi todo cuesta por lo menos 5 a 10 veces el precio regular a raíz de la reventa, y reventa, y reventa de los productos. 
 
2) La región del Táchira, fronteriza con Colombia, digamos entre El Piñal y la frontera entre La Fría y Rubio, donde aun con los chip electrónicos para conseguir gasolina en las bombas, la gente de la región tiene que hacer colas de muchas horas para conseguir 40 litros de gasolina, y donde por lo menos el 80% de los productos de necesidad básica se van a Colombia, dejando a la población con casi nada, o con productos que están costando de 5 a 10 veces el precio normal ya que se venden a precios casi equivalentes a los precios en Colombia. 
 
Aparte de estas dos regiones geográficas, observé que las cosas son muy diferentes, por lo menos en de las regiones que recorrí en durante el viaje, lo que incluye partes de los estados Sucre y Anzoátegui, Miranda (Barlovento y Caracas), Aragua, Cojedes, Barinas y Táchira.  
 
Visiblemente diferente a la costa pariana y la región fronteriza del Táchira donde se ven colas en muchos sitios ya que muchísima gente hace la cola para después revender a precios especulativos, en el resto del país vi solamente colas en los Mercales (abastos del gobierno de productos subsidiados), pero eso siempre ha sido algo normal ya que los precios están muy por debajo de los precios especulativos. No vi ninguna cola para gasolina, o para otros productos de necesidad básica, pero a lo mejor hay productos que son difíciles conseguir, no lo sé, pero no era evidente así como lo es en Paria o Táchira. 
 
Pero … lo que más me impresionó era el hecho de que todas las paradas de autobuses, y todos los restaurantes y hoteles en camino entre Carupano y El Piñal, tenían arepas, carne mechada, carne de cochino, pollo, y pescado.  Tenían café en cantidades, y leche, y todos tipos de productos comestibles y para viajeros, como la pasta dental, afeitadoras, etc., incluyendo papel toilette.  
 
No me explicaba cómo tanta gente, particularmente los seguidores de la increíblemente discombobulada oposición venezolana y sus malvados medios de comunicación (la mayoría en Venezuela) siempre andan gritando que no hay harina de maíz (para hacer arepas), carne, pollo, pescado, café, azúcar, papel toilette, etc. cuando todos los restaurantes y hoteles tienen arepas en el menú, café, platos criollos, y todos tipos de selecciones (?).  
 
Si no hay harina de maíz, ¿Cómo es que hay arepas por todos lados? 
 
Ahora, la otra cosa que no solo me impresionó, pero que también me sorprendió, es el hecho de que existen centenares de enormes nuevas construcciones dirigidas no solamente por el gobierno, pero por empresas privadas también, de todos tipos, apartamentos, centros comerciales, carreteras, puentes, viaductos, plantas de generación eléctrica, infraestructuras para trenes y metros, y muchísimas otras cosas, particularmente en le trayectoria entre Guarenas y Barinas, vía Valencia.  
 
En la región del Táchira por donde yo ando, no hay nada de eso, ni tampoco en la región entre Carupano y Guiria.  
 
Es más, creo que por primera vez en mi vida he visto que las autopistas y carreteras principales se encuentran generalmente en muy buena, y aun en excelente condición, algo jamás visto en este país en tiempos recientes. También, por primera vez en mi vida en Venezuela noté que todo, o casi todo se encontraba bastante limpio en comparación con el pasado reciente. No había tanta basura regada por todos lados como siempre lo fue. 
 
¡Debo felicitar al gobierno Bolivariano y a los consejos Comunales por estos logros! 
 
(No felicito a la oposición venezolana, ni a sus seguidores, ya que ellos no construyen ni contribuyen a embellecer nada, la única cosa que hacen normalmente, aparte de quejarse todo el tiempo, es de incendiar y destruir todo los que se está construyendo, y esa es la verdad.) 
 
No había pasado por la región entre Guarenas y Barinas de día desde hace casi 5 años, entonces me imagino que pude observar las cosas con más detalle y apreciación que la gente que vive en esas regiones, quienes ven las nuevas construcciones en moción lenta, y de manera no tan impresionante ya que lo ven todos los días. Yo diría que cualquier persona que haya conocido Venezuela antes de Chávez, y que viniera hoy de visita, y que recorriera la misma trayectoria que yo hice, quedaría totalmente asombrada como me pasó a mí en este viaje. 
 
Quedé verdaderamente asombrado. 
 
Seguía pensando, “¿Qué carrizo tienen en la cabeza los seguidores de la malvada oposición venezolana para no ver lo que está ocurriendo en el país, allí frente a sus ojos? Si se sacarían los ojos no verían menos de lo que ven hoy!!! Venezuela, bajo la dirigencia de la escuálida y totalmente ineficaz y pervertida oposición venezolana antes de Chávez, era un total desastre social con una masiva degradación de la infraestructura y de los poquitos servicios gubernamentales que existían en aquel tiempo, y esa es la verdad, y cualquier persona racional y honesta que tenga más de 50 años de edad, y que haya vivido en Venezuela toda su vida lo puede confirmar.” 
 
Eso es lo que pensaba en camino, “Qué carrizo tienen en la cabeza?” 
 
Bueno, eso es todo por ahora, y les voy a decir que este viaje fue muy refrescante --- sugiero que lo hagan si pueden --- y me llenó de optimismo ya que donde yo vivo estoy rodeado de escuálidos seguidores de la oposición venezolana, la mayoría muy violentos, quienes repiten sin cesar que este país está hecho mierda por culpa del gobierno Revolucionario.   
 
Eso es mentira, ¡este país no está hecho mierda!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5816 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a209033.htmlCd0NV CAC = Y co = US