Aventis

Las colas y las bebidas azucaradas

Los medios de comunicación social, (cine, radio y televisión), vienen aportando cuotas de responsabilidad e influyendo en las decisiones que el público debe tomar al momento de comprar bebidas energéticas y la leche entera para sus hijos, sin tomar en cuenta el costo de venta en la variación de precios. Los venezolanos, hacen colas para adquirir en gran proporción bebidas energizadas con azúcares que provocan la obesidad y congestionan el sistema sanguíneo al acumular grasa alrededor de los órganos vitales y venas como arterias.

Ante la reciente ola de calor por el cambio climático, debemos dejar a un lado toda bebida aromatizada o saborizadas, por el peligro que representan para el organismo. En un estudio realizado en un supermercado de mi parroquia, pude observar como la clientela fija del mismo, aumentó entre tres y seis litros, la adquisición de refrescos, aunado al poder adquisitivo por grupo familiar. El gobierno bolivariano de Venezuela a través de sus programas nutricionistas esta advirtiendo como cambiar el patrón de consumo alimentario y fijar lineamientos para disminuir bebidas con edulcorantes y azúcares en los centros escolares y administrativos de su competencia.

El agua, es la única bebida o fuente de hidratación que no tiene calorías, por lo que se debe reflejar en pertenencia o preferir sobre cualquier otra, es imprescindible para la mayoría de funciones fisiológicas. Por eso, no causa daño sí es consumida en abundancia.

La herencia genética, falta de actividad y el desbalance energético en la ingesta alimenticia nos viene aproximando a una epidemia de obesidad y otros males, ocasionados por la poca difusión de los programas nutricionistas por parte de empresas privadas de alimentos y la poca regulación de normas en la industria alimentaria y en los expendios de comida en plena calle, pero, las investigaciones se vienen realizando de una manera progresiva y cautelosa por los resultados.

El avance de la Ciencia, Tecnología y la Producción Agroalimentaria nos esta brindando un panorama alentador, para algunos inesperados. Sobretodo en el campo de la inteligencia artificial, porque las innovaciones, como las colas en cualquier lugar, nos llevan a un conjunto de innovaciones de carácter y niveles impensables y producen verdadera revolución en términos de la genómica, los secretos del ADN, la salud y los cambios tecnológicos. Esta base de conocimientos en un primer nivel académico desafía nuestros prejuicios y nos lleva a una transformación conductual y social en el contexto geopolítico y territorial, vivimos un nuevo mito y realidad en el campo del consumismo.

Nos estamos fijando en un solo objetivo, hacer las colas. Y luego adquirimos desinfectantes, toallas sanitarias, leche y bebidas carbonatadas., lo que implica que nuestra calidad de vida se acorta y agotamos la esperanza de seguir en existencia, como lo pauta Jean Paúl Sastre, ya no hay tiempo para nada, ni para pensar en nosotros mismos, estamos siendo manipulados por las grandes empresas alimenticias y solo unos pocos, llegan a comprender que antes de la muerte hay vida, solo hay que descubrir nuestra fuente espiritual en Jesús y lo otro, en función del tiempo tener una disciplina en el buen comer.

El cambio climático nos obliga entender el tiempo y la posibilidad de controlar la propia existencia, tener poder en el elemento que nos controla. Los neurólogos que trabajan con las grandes multinacionales de alimentos, han tenido sus momentos de reflexión con psiquiatras y psicólogos y nos llevan de una manera globalizada hacia el placer, que, tanto un venezolano, un argentino, un francés como un australiano tenga gustos y fines comunes, como el de largarse a las playas en días religiosos o festivos para llenarnos el cuerpo de bacterias o alergias, difíciles de quitar por la aglomeración de personas en sitios públicos sin respetar las normas sanitarias.

El mundo esta creciendo, los países entran crisis económicas, un antagonismo de conceptos que determinan una sola realidad y la gente no emite opiniones, ni sus cambios. Es cuestión de estructura mental, cerebral hasta genética. Se necesita una visión exacta de lo que es la sociedad de hoy, los fármacos reflejan junto a los alimentos, lo que es el mundo contemporáneo. Hay que descorrer el velo de la esencia política y espiritual para saber el camino exacto de una hermosa reliquia, nuestro origen antropológico.

Tenemos huellas o residuos genéticos. La masa del Universo, se encuentra encriptada en dos dimensiones, la materia oscura de la física y la materia obscura microbiana. De allí, que el estudio de los ecosistemas son vitales para entender el organismo y donde solo el agua potable la cistaliza para darnos a entender una información genética que en el interior de la estructura corporal hay virus, hongos y bacterias que buscan controlarnos, es la materia oscura biológica. Son misteriosos habitantes del cuerpo humano que aprovechan cualquier distracción intelectual o académica para llevarnos al deterioro físico y mental, las colas tienen ese fin, limitarnos en cada actuación de la vida hasta provocarnos la muerte.

Que comemos en las colas? Puro azúcares y comida chatarra que nos lleva en quince días a un CDI o dispensario para ser atendidos con urgencia por tener un alza de azúcar, tensión o acidez estomacal, es que las células eucariotas,(provenientes de las plantas, hongos y animales de calle o mascotas no controladas por el veterinario) y, las procariotas,(engloba a todas las bacterias) penetran al árbol de la vida para destruirlo y acortar su existencia física. La microbiología molecular abre su puerta en Venezuela en ésta década para reflejarnos la manera de cambiar de vida y tener nuestro propio dominio celular.

Los fósiles, nos vienen dando una gran información, junto a la cultura aborigen latinoamericana, los alimentos tienen su tiempo de utilidad activa, acumular resulta peligroso al momento de decodificar los códigos de los elementos patógenos que arrastran al producto hacia su deformación molecular. De allí provienen las alergias, diarreas y malestar estomacal.

El hombre contemporáneo ingiere mucha bebida liquida azucarada que se traduce en calorías extras y luego vinieron las bebidas alcohólicas, jugos industrializados, refrescos y concentrados de sabor. La bioquímica en acción que se traduce en grasa corporal y enfermedades vasculares hasta llegar a la diabetes.

Pero, el programa de las multinacionales hacia el Sur, esta muy bien definido. Los tres componentes comunicativos que se dan en un contexto de desarrollo lingüístico: oralidad, escritura y lectura buscan ser abordados en una totalidad globalizada y con una buena interacción entre ellos para mediatizar a los pobladores y mediante el uso de herramientas quebrantar la sociedad latinoamericana hacia el mesianismo y transformar la realidad vecinal y quitarle apoyo a las juntas y consejos comunales, es una visión pragmática que viene provocando cambios socioeconómicos el proceso didáctico, en este caso, de la familia venezolana. Donde todos van al mercado a consumir y adquirir los mismos elementos alimenticios.

Hacia finales del siglo XX, a lengua era considerada como materia de conocimientos, como un conjunto cerrado de contenidos que había que analizar, memorizar y aprender. En consecuencia, se tenía mayor conocimiento, mientras más dominio se tuviese sobre la fonética, morfología y la sintaxis gramatical. La filosofía del lenguaje y la sociolingüística a partir de 1960, comienza a influir en los cambios de concepto de lengua, virando hacia la funcionalidad y lo comunicativo, ya no es un sistema de contenidos, sino un medio de comunicación. Ahora, utilizando la visión de Vigotsky, viene contribuyendo en los cambios de signos y paradigmas modificando la herramienta y los signos, el signo es un constituyente vital en la cultura y actúa como mediador en nuestras acciones. Ya hay paso más, dejaron atrás el fracaso de las guarimbas con su carga de muertes para pasar a una guerra económica muy inducida para desgastar a la población y al ejército bolivariano, mientras, la gendarmería es utilizada para controlar el tránsito y paradas móviles y buscar maneras de fomentar la delincuencia entre sí. Hay una contradicción en la utilización de mediadores que, no están preparados en provocar cambios en la realidad, a pesar de los procesos realizados por la paz.

He venido detallando los elementos integrales de una realidad, pero hay desigualdades muy marcadas que hacen difícil desarrollar los ejes temáticos y éste multiculturalismo ingesta el yoismo en nuestros dirigentes llevándolos a un enfrentamiento de los problemas alimenticios, culturales y ambientales. Pero, hay una globalidad de los fenómenos sociales y los discursos pedagógicos a escala planetario que daña y se manifiestan en nuestros países. Ahora, una mayoría de la población es enfermiza, por ejemplo, y todos van a comprar el mismo producto farmacéutico, originando una discusión abierta entre los representantes sanitarios, obviando que son skeeds de los gobiernos prepotentes para crear sus impuestos bancarios, control informático, manejar las prácticas industriales y sus paradigmas neocolonialistas. Ahora vamos, de una guerra económica a una informática.

Estados Unidos, España, Perú y Colombia están motivados, a su vez, en reflejarnos la cultura de la muerte y la religión. Le vienen dando un halo de misterio y superstición para considerarla un eje de la cultura occidental, ahora Los Mayas, Incas como Aztecas son fundamentales para el Reino Unido y Francia, ahora la tanatología tiene un carácter científico como psicológico que le da un significado a la muerte y al manejo del duelo, en éste caso, como algo muy venezolano .Antes las personas fallecían y eran llevadas a sus hogares, donde recibían los auxilios espirituales y el último sacramento provisto por algún ministro religioso. Ahora, el avance de de la medicina moderna, tecnología y la expansión del pensamiento racionalista vienen determinando la nueva visión de éste proceso bolivariano. He observado que la mayoría de los vecinos en vez de hacer revolución, se la pasa en los hospitales y en manos de especialistas médicos. El capitalismo, utilizando vías alternas presta mayor atención a la enfermedad que al enfermo, que se la pasa todo un día en colas y su vida es prolongada a través de medicamentos químicos conjurados en laboratorios, cuando llegamos a casa, nos damos cuenta que no hay agua, los niños en las calles sin presencia de sus padres, deben ir a la escuela, luego preparar sus alimentos o calentarlos en el microondas, su madre llegan casi al anochecer a su residencia.

Los padres junto a sus familiares van al mercado en busca de azúcares y plástico para homogenizar los alimentos, muy bien preparados por los asistentes químicos de la gran industria alimentaria en Venezuela.

Paradójicamente, quedan interrogantes sobre la muerte del Comandante, Hugo Chávez Frías, como las enfermedades cancerígenas infectadas a los presidentes de Argentina y Brasil, Lula Da Silva y Cristina Fernández de Kirsneer

Venezuela, esta sumergida en un proceso de duelo permanente, a los difuntos civiles se les ha agregado el de policías y gendarmerías municipales y nacionales. Existe confusión en los actores de resguardo civil, estamos sumergidos a experiencias novedosas ante una realidad visible sobre la muerte y la búsqueda de alimentos, esto, va más allá de la curiosidad por el desorden social en que se refleja y los trastornos afectivos que se suman, la muerte es festejada en grupos por clanes sociales y diferenciación racial en oportunidades muy conceptuales, es una sociedad nueva que se levanta junto a sus muros territoriales.

Tenemos al frente, una guerra económica, informativa y ahora funeraria. La especie humana viene evolucionando, transformando su genética desde hace muchos años. Busca modificar sus procesos de hábitat y la tecnología nos acompaña, son cambios acollarados que fracturan nuestra biología. La tecnología genética e industrial nos inducen a ser más artificiales, poco nos agrada la sensibilidad como el placer, somos mecanicistas. Hay una sinergia entre lo social, biología y tecnología, no se respeta las colas de tercera edad y los transportistas obvian el Decreto Presidencial sobre el pago de transporte público por parte del anciano, es una sociedad con una carga ineludible en su conciencia colectiva en su apatía por atender los asuntos sociales. Los norteamericanos y los laboratorios europeos están cruzando nuestros genes para dar lugar a una nueva clase de homínido con una alta carga de azúcares en su sangre y poco tendrá memoria de su pasado. Somos indiferentes en las colas, solo nos basta pagar el producto y ya, no nos interesa el Consejo Comunal, reunirnos para platicar, ser empáticos. Es el logro de la ingeniería genética canadiense y estadounidense, es el Legado de Henry Kissinger sobre los Continentes. Y que hacemos con el Legado de Hugo Chávez Frías que cuenta en síntesis la Reforma del Estado y su Futuro? Muchos lo lanzaron al cesto para obviar la Contraloría Social.

El venezolano esta sujeto a muchos desafíos y eventos a la vez. No le damos valor a nuestra supervivencia y nos alejamos entre sí y el abuso de la imagen de Chávez por los rincones de la patria viene exigiendo nuevas pautas de corrección. Ese es el objetivo de quienes dañan su Legado y no se erigen por sí solos, mientras nuestras quincenas en los bancos disminuye y nos causa rabietas y quién paga, ya sabemos. Es una desvalorización de nuestra cultura pedagógica y humanitaria asumida con fuerza por nuestro presidente amado, Chávez Frías, por esto, ante la situación económica, asumamos la confianza suficiente para manifestarle un NO a quién no se merece la llaneza de una amistad sincera para proseguir el camino de Los Libertadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2758 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a207062.htmlCd0NV CAC = Y co = US