Algunos consejos bolivarianos

“Es preciso que el gobierno se identifique, por decirlo así, con el carácter de las circunstancias, de los tiempos y de los hombres que lo rodean. Si estos son prósperos, él debe ser dulce y protector; pero si son calamitosos, él debe mostrarse terrible  y armarse de una firmeza igual a los peligros, sin atender a leyes ni constituciones, ínterin no se restablecen la felicidad y la paz.

 Simón Bolívar”.[1]

Toda transición en materia política introduce licencias para las partes en conflicto, entre quienes necesitan y pretenden actualizar la sociedad y quienes se niegan a ceder sus espacios y privilegios. Bolívar vivió tales circunstancias en propia pelleja.

Hoy hemos visto cómo los grupos de poder y la clase social que ha disfrutado y usufructuado  el poder en sentido amplio durante sus buenos 200 años y más  no ha respetado las leyes ni las buenas costumbres que están siendo aprobadas y creadas para todos, mientras el gobierno y el pueblo que ha entrado por primera vez en ejercicio de sus derechos humanos, políticos, económicos y culturales, por el contrario, se ha comportado estrictamente respetuoso de leyes que jamás sus enemigos actuales tampoco respetaron, sino cuando les convenía. Inferimos que algunos consejos bolivarianos siguen pendientes de ser oídos y aplicados.   



[1] Indalecio Liévano Aguirre, Bolívar, Cap. VII.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1168 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: