Ta' bien Felipe, pero no es...

Felipe Pérez Martí escribió al presidente Maduro una reflexión de lo que hay que hacer para salir de esta crisis.

Y sin ser economista y entendiendo casi todo lo que propone Felipe, me atrevo a señalar algunas reflexiones propias sobre las propuestas de Pérez Martí que este no señala y que son las que se necesitan pues a fin de cuentas siento que sus propuestas son para paliar la caída de la revolución, pero no para hacer una revolución.

En ningún momento Perez Marti se plantea por ejemplo, reducir las tasas de interés y/o desprivatizar la banca. Este punto no lo toca y particularmente creo que no podemos seguir con unas tasas de interés y unos criterios tan chimbos a la hora de otorgar créditos, pues ni en el imperio “mesmo” tiene tasas tan altas como nosotros, e incluyo a los bancos del gobierno. No se puede echar pa lante la producción con esos criterios y tasas, y mucho menos los plazos. Yo pedí un humilde crédinomina al Banco de Venezuela para poner el piso de la sala y el comedor (no me alcanzaba para el resto del apartamento porque es muy caro) es decir 15 metros de piso y pago de mano de obra y estuve cuatro años pagando el crédito a un interés según yo altísimo (20 y pico %, no me acuerdo del pico). Así nadie monta un negocito aunque sea pa producir jabón artesanal con aceite reciclado que buena falta nos hace ahorita, por decir algo pues.

Por otra parte no profundiza sobre la necesidad de producir que tenemos, porque no puede ser posible que compremos cabillas al exterior cuando en Sidor se pudren, que compremos los tubos sin costura que aquí se producían y que ya no se hacen y la fabrica este por el piso, y así un sin fin de proyectos que están en la ruina, y que si se los dieran a las y los trabajadores y no a los burócratas (civiles o militares) ineficientes que no saben nada de eso, pero si les gusta mandar, y tener un cargote pa sacarle todo el provecho que pueden aunque no se cojan medio, pero hacen mucho daño y arruinan a todo un país.

Es necesario el llamado a producir de verdad pero sin la burocracia de por medio, esos y esas solo saben estar sentados y sentadas en sus escritorios. Y la mejor formula son las y los trabajadores que conocen de esa producción.

Allí si apuntó Pérez Martí cuando señala lo endógeno, por dentro, desde adentro, es increíble que la cuarta se encargo de acabar con la industria textil, y en la quinta seguimos igual, aquí hubo buenas e importantes hilanderías, ahora si acaso cosemos con telas e hilos traídos de afuera, creo que ni algodón esterilizado producimos para uso médico.

Es evidente que en el orden mundial capitalista, aquí hay quien sigue apostando a que sigamos siendo sólo un país proveedor de materia prima, y por eso la recién aprobada ley que autoriza la explotación del carbón enmlas concesiones extintas en la Sierra de Perijá (Decreto N° 1606), y todo el tema de la minería en Bolívar, y demás etc de la política extractivista que va viento en popa sin importar el impacto ambiental.

Me reservo mi opinión en cuanto a los personajes con los cuales se reunió Felipe, y si sus opiniones en materia económica y política son estimables o no. Lo que si creo es que Pérez Marti reflexiona sobre la necesidad de un viraje que es una necesidad real, y no creo que sea valido porque se haya reunido con estas personas, es valido en cuanto su reflexión, por eso me eximo de opinar de estos personajes, por demás conocidos en sus puestos de mando en la cuarta donde no tuvieron gestiones exitosas en la práctica, y fueron sólo políticos de la palabra, soy de las que ya no quiere mas discursos, quiero hechos.

Constituir verdaderas empresas con trabajadoras y trabajadores de esas mismas empresas, es un cambio de verdad y estoy segura que serán exitosas, porque lo que se ha probado es que las y los burócratas no saben ponerlas a funcionar. No le de una hojilla a un mono, dice el dicho popular.
Por otra parte, tanto que criticamos a la cuarta república, pero seguimos con las mismas políticas neoliberales de la cuarta, para mi las mas importantes y que ha debido de ser eliminadas en lo que gano la revolución bolivariana son el cesta ticket y los HCM.

Las cesta ticket son dinero en papel, que se les paga a unas empresas extranjeras para que lo impriman y lo distribuyan y que no repercuten a la larga en las perstaciones de las y los trabajadores. Creo que es el mayo engaño que nos dejo Caldera, y seguimos después de 16 años con ese engaño de papel bond. Como se deben reir de nosotros esas empresas, algunas ya son venezolanas. Y lo peor es que las y los trabajadores ahora discute porque se los asignen despúes de jubilados, si darse cuenta todavía que cuando les paga las utilidades y todas esas compensaciones, es con el sueldo neto y por supuesto el monto de la cesta ticket no cuenta. Para quien cuenta es para los que producen las libreticas de papel, dinero para jugar monopolio. Jajajaja.

En cuanto a las HCM que cada día llenan mas y mas a las clínicas privadas, mientras nuestros hospitales públicos bien gracias. Pero además con todo lo que se gasta en HCM estaríamos haciendo buenos hospitales y sobre todo dotándolos y pagándole buenos sueldos a los que trabajan en esa área; por demás difícil y compleja porque trabajar con la enfermedad y la tristeza que eso produce no es cualquier cosa.

Y que decir de las loterías, estimulando lo mas perverso de los legados del capitalismo.
Para terminar tampoco podemos seguir con el inflado Estado que tenemos, que ya no aguanta mas ministerios vice ministros y demás cargos. Eso no es lo que se necesita, se necesita mas pueblo organizado, mas pueblo trabajador, mas pueblo productivo, no mas burócratas. Además no puede ser que los roten cuando lo han hecho mal, no una sino varias veces. Si la materia alimentaria no es su fuerte cámbielo, pero no lo premie con otro cargote, en donde tampoco va hacer nada o lo va hacer mal de nuevo. Y esto lo digo igual para los opinadores de la cuarta, que no creo que puedan ser mejores en la quinta.

Creo que unir esfuerzos con la derecha no guarimbera en estos momentos es algo que puede postergarse, pero lo que no se puede seguir postergando es la productividad, allí si es verdad que no se puede seguir perdiendo tiempo. Pa luego es tarde...

No tenemos porque mirar hacia atrás, creo que en cualquier caso, los viejos políticos de la cuarta, que no son guarimberos no van a hacer mas daño del que ya han hecho los corruptos de la quinta, y sin golpe de estado.

Lo que si es importante es potenciar la crisis con mucha creatividad, poderes creadores del pueblo, creación de nuevas propuestas alternativas de verdad al modelo depredador y extractivista, que se está fortaleciendo y que viene con todo por nuestros recursos, especialmente el agua. Hay que vencer el miedo a lo nuevo, al cambio, es lo que ha pasado en estos últimos años, y en eso nos está venciendo el imperialismo. Y al carajo con los chinos y sus espejitos y baratijas a cambio de carbón y minerales, se siente una en plena conquista española, pero ahora china.

Hay que ponerse a producir, y no es lo que escuchamos, por el contrario oímos contradicción tras contradicción, aumentos de los precios de los alimentos: azúcar, harina de maíz, arroz, carne, pollo y un aumento de sueldo que no compensa para nada el aumento de precios, anuncios de creación de comisiones, creación de misiones, creación de mas burocracia, y cero producción, eso le resta la poquita esperanza que queda en el pueblo chavista.
Vamos a cambiar y hacer la revolución cultural que necesitamos, ¡es ahora o nunca!

Ver vídeo: El orden criminal del mundo ¡no te lo pierdas!
http://youtu.be/TKnrP9xdFR8



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Tibisay Maldonado Lira


Visite el perfil de Tibisay Maldonado Lira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas