Marea que nada queda

Una de las ideas centrales en el pensamiento y acción, de nuestro Comandante Chávez, fue su incesante llamado a la unidad revolucionaria y de los revolucionarios y revolucionarias. Como buen Bolivariano, expresaba con ello, la continuidad del pensamiento del Padre Libertador Simón Bolívar, quien en sus proclamas a los pueblos del continente suramericano ratificaba su vocación unitaria: "Unámonos o la anarquía nos devorará". En carta a Santiago Mariño, en diciembre de 1813, el Padre Libertador le manifestaba: "Divididos seremos más débiles, menos respetados de los enemigos. La unión hará nuestra fuerza y nos hará formidables a todos. Una debe ser la patria de todos los americanos". De esa fuente inagotable de unidad y batalla, bebió nuestro Comandante Hugo Chávez, nutriendo su pensamiento y acción por construir la patria grande latinoamericana. Hugo Chávez, fue un bolivariano a carta cabal que dio concreción al pensamiento unitario del Padre Libertador en obras concretas como la creación de la CELAC, UNASUR, el Banco del Sur, TeleSur, el ALBA, en acciones solidarias con los pueblos del Caribe, como PetroCaribe. En lo político, fue un factor de unidad de las fuerzas progresistas de la humanidad que lo llevó incluso, a proponer la creación de una V Internacional para agrupar en ella, las fuerzas políticas y movimientos sociales del planeta. En su última alocución al pueblo venezolano, el tema de la unidad no pudo dejarla a un lado, advirtiéndonos: "…los enemigos del país no descansan ni descansarán en la intriga, en tratar de dividir y sobre todo aprovechando circunstancias como estas, pues. Entonces, ¿cuál es nuestra respuesta? Unidad, unidad y más unidad, esa debe ser nuestra divisa, mi amada Fuerza Aérea, mi amada Guardia Nacional, mí amada Milicia: la unidad, la unidad, la unidad. El Partido Socialista Unido de Venezuela, los partidos aliados, el Gran Polo Patriótico, las corrientes populares revolucionarias, las corrientes nacionalistas: unidad, unidad, unidad, unidad" (Cadena Nacional de radio y tv, Palacio de Miraflores, 08-12-2012).

No se equivocaba nuestro Comandante Chávez, pues, al pasar a la eternidad, si en algo se esforzó el imperialismo, fue en tratar de dividir las fuerzas revolucionarias, las fuerzas progresistas de la Patria. Incrementó sus intrigas mediáticas, promoviendo supuestas riñas, provocando egos en líderes fundamentales, en los cuales el Comandante Chávez, había depositado su confianza y nos solicitaba como pueblo, seguir manteniéndola. Su ofensiva divisionista, la centró en Diosdado y Nicolás; inventando, cualquier cantidad de leyendas urbanas, en la que uno se enfrentaba al otro. El tiempo, por fortuna, nos viene demostrando cuán falsas eran esos centrimetrajes que, por miles, gastaba como pólvora mojada, a través de sus medios de desinformación a nivel planetario el imperialismo de los EEUU y sus aliados. La unidad de las fuerzas revolucionarias, del pueblo revolucionario, se acrecentó con la muerte de su líder fundamental y la primera prueba de fuego, las presidenciales de abril de 2013, pudieron ser superadas aunque con pequeño margen, pero el pueblo supo responder al compromiso adquirido con su Comandante Chávez que, por primera vez, en las muchas batallas enfrentadas juntos, en ésta, no le acompañaba en vida. Diciembre de 2013, permitió al pueblo venezolano reivindicarse ante nuestro Comandante Chávez, otorgándole a las fuerzas revolucionarias, a las fuerzas chavistas, una victoria contundente ante las fuerzas de la antipatria y al imperialismo de los EEUU, en las elecciones regionales para elegir gobernadores y alcaldes.

Fidel, como buen Bolivariano y, ahora Chavista, en su momento, alertó a los revolucionarios y revolucionarias cubanas, sobre la necesaria unidad para contrarrestar las ofensivas imperialistas: "Solo les digo que la Revolución tiene que ser más inteligente que el imperialismo, más inteligente que sus enemigos y que debe prever cada una de las cosas que puedan hacer, cada una de las cosas que hacen y por qué las hacen, con qué objetivos y cómo combatirlas. Uno de los objetivos principales es dividir, por eso es tan importante unir, mantener la cohesión y la disciplina en las filas porque, desde luego, la estrategia imperialista es agrietar las filas del pueblo, promover conflictos internos y encontrar en ello una justificación para la intervención militar en nuestro país" (La Habana, 26 de septiembre de 1993). Con la intentona golpista denominada: "la salida", el imperialismo, movilizando sus fuerzas juveniles: "pacíficos estudiantes", los llamó, intentó derrocar al Presidente Maduro, creyéndole debilitado por políticas de caos económico y de sabotaje a la economía. Sus análisis, desde la sede imperial en Washington D.C., le advertían que Maduro salía con acciones violentas de calle, utilizando en las mismas a la clase media –mayormente- afectada por sus acciones de sabotaje económico. Nunca previeron que el pueblo, el propio pueblo, no les seguiría en su intentona golpista. Ocurrió en contraposición, que el pueblo venezolano se aferró a la defensa de la Democracia Participativa que hemos venido construyendo en estos últimos quince años ya, de Revolución Bolivariana y, con ello, a la defensa de las grandes conquistas que, en lo social y político, hemos ganado de la mano del Presidente Chávez y, en estos últimos 18 meses, con el Presidente Nicolás Maduro. La unidad del pueblo venezolano con su gobierno revolucionario, como era de esperar, logró desbaratar esa nueva intentona golpista, quizás, la más agresiva y feroz, lanzada por el imperialismo de los EEUU contra el pueblo venezolano y sus instituciones Democráticas, en estos quince años ya, de Revolución Bolivariana.

Derrotada "la salida", era previsible el desbarranco que ocurriría meses después en el oposicionismo apátrida. Pero, mientras eso ocurriera, síntomas de descontento en filas revolucionarias comenzaron a manifestarse con la salida del gabinete, del compatriota Jorge Giordani, a quien acompañaría en sus denuncias, el compatriota Héctor Navarro. El imperialismo no desaprovecharía la oportunidad de dar cobertura y generar cizañas en filas revolucionarias, a partir del "Testimonio" de Giordani. El Congreso del PSUV, estaba por instalarse y tanto Giordani como Navarro, apuntaban sus baterías hacia los delegados y delegadas del partido de la Revolución venezolana, incrustar allí una cuña que les permitiera mantenerse en filas del partido de la Revolución. Intento fallido ése de Giordani y Navarro, quienes sencillamente, se auto excluyeron de filas revolucionarias, convirtiéndose en polvo cósmico, como diría nuestro Comandante Chávez si estuviera entre nosotros. Muy poco, duró la alegría imperialista que se frotaba sus manos, en celebración por la división del chavismo.

Mientras el chavismo, cerraba filas en defensa del gobierno del Presidente Maduro y de la revolución Bolivariana, se producía la anunciada división de las filas de anti patria, la dirigencia de la MUD dejaba el pelero y los factores ultraderechistas, más bien fascistas, anunciaban tienda aparte en la MID o Congreso Ciudadano, alternativa derechista que, a fin de cuentas, la Embajada gringa en territorio de Bolívar y Chávez, logró abortar y reunificar, tras la figura de Jesús Torrealba. No obstante, la pega loca aplicada por la embajada gringa no soporta un soplido popular y, la división, es una realidad incuestionable en filas de la anti patria. El divide y vencerás, que tanto gusta aplicar el imperialismo a los pueblos del planeta para, precisamente, mantener su hegemonía planetaria, terminó acusándolo en sus propias filas. El liderazgo que fue construyendo desde 2011 hacia acá, terminó fracturándose y perdiendo legitimidad entre sus seguidores y seguidoras, unos presos y otras perdiendo posiciones políticas alcanzadas en el parlamento venezolano. El pueblo opositor, una vez más, se siente defraudado ante la ausencia de un liderazgo auténtico, que pueda expresar cabalmente sus aspiraciones de retorno al paraíso neoliberal salvaje que reinó en la cuarta república.

Esa pérdida de liderazgo opositor, de falta de interlocutores ante el pueblo opositor, ahora pretenden llenarlo sectores provenidos de filas del chavismo, descontentos con políticas asumidas por el gobierno del Presidente Maduro. Así, hemos sido testigos que, cuando el liderazgo chavista convoca a Congreso del PSUV, entonces las críticas se dirigen a desmeritar esa acción sobre la base que no es "democrático" el partido; y, que viene a ser el Congreso, sino la máxima expresión de Democracia Partidista! Si los delegados y delegadas, se eligen democráticamente en elecciones libres y transparentes, la crítica se dirige entonces hacia el número de votantes, la alta abstención; en un proceso comicial, en que se inscribieron 5.150 militantes siendo electos entre éstos 537 delegados y delegadas. En contraposición, quienes critican, convocan su Conferencia Nacional y asisten solo 300 personas, sin embargo, los antidemocráticos son los otros, porque en su proceso comicial hubo alta abstención. Desde allí, ese tipo de crítica se ha acentuado y la burguesía, ante la pérdida de credibilidad de sus agentes políticos en nuestro territorio, ha optado por abrir sus espacios mediáticos a esa crítica, que sobre la base de ser factores políticos provenidos del chavismo, piensan ellos, les daría credibilidad a esa conseja de que el chavismo está fracturado en varios toletes. Y, con ello, se corren rumores mediáticos, Hugo Cabezas enfrentado con Arias Cárdenas por los puestos en la lista de diputados por el Zulia, en Caracas Freddy Bernal enfrentado con Jorge Rodríguez, también por la misa causa. Toda una campaña mediática, intriga mediática diríamos mejor, para hacer creer a nuestro pueblo que la dirigencia del chavismo está enfrentada, por posiciones de poder, con vista a las parlamentarias 2015. Por supuesto, poder es dinero, en su concepción mercantilista de ejercicio del gobierno y los cargos públicos; por ello, se sazona la campaña con denuncias de supuesta corrupción en el gobierno, ocultándose las acciones del Estado venezolano para castigar a los responsables de hechos despreciables como esos, de robar el patrimonio público. En los medios de la burguesía, se ocultan los responsables de recibir dólares del Estado para importar medicamentos, por ejemplo, utilizando parte de esos dólares en adquirir esos medicamento que luego son escondidos en depósitos en espera de su vencimiento para desecharlos, mientras que, la gran parte de esos dólares va a una cuenta al exterior, esos corruptos, son ocultados por la mediática burguesa, sus corruptos, que son bastantes. Para su infortunio, cierta izquierda le acompaña en esa campaña que busca minar la credibilidad de nuestro pueblo en su dirigencia: "La corriente del Partido Socialista de Venezuela, Marea Socialista, denunció este miércoles en rueda de prensa que las élites de la revolución corrupta no deja que las bases se incorporen a la construcción del modelo revolucionario…", por supuesto, lo hacen desde un medio de la burguesía como lo es: Sexto Poder y lo reproduce: Noticiero Digital.Com y, con ellos, imaginó, toda la mediática imperialista a nivel planetario. Nadie sabe para quien trabaja, dice la sabiduría popular, pero de que vuelan, vuelan.

Así, el imperialismo ha abierto sus canales mediáticos a nivel planetario a esa corriente que se dice de izquierda, que se dice chavista, que se dice del PSUV, pero, que se desdice revolucionaria al ser utilizada por el imperio para su fin estratégico: dividir al chavismo, dividir al PSUV y al Polo Patriótico. Divide y Vencerás. No por casualidad, mientras ese pequeño agrupamiento que se reivindica del PSUV se ensaña en sus críticas al liderazgo revolucionario, los oposicionistas aprovechan para hacer ver ante la opinión pública, como cierta la división del chavismo, en plena coincidencia con factores de izquierda; así, mientras Gonzalo Gómez manifiesta desde La Patilla de Ravell: "El proceso revolucionario está en peligro […] está desmoronándose" (lapatilla.com. 08-10-2014); Capriles Radonski, refuerza esa tesis: "Vampiros vs enchufaos, así están las cosas! Nuestra Venezuela merece un cambio y lo tendremos!" Hasta pareciera haber cierta coordinación entre los factores de derecha y esa izquierda para atacar al chavismo. Quizás piensen, los compas de Marea que, destruyendo al PSUV, ellos emergerán como la fuerza de relevo a gobernar este pueblo. Menosprecian la historia, olvidan la triste historia del MIR y la ultraizquierda chilena, su papel en el derrocamiento del Presidente Socialista Salvador Allende, lo que vino después, la brutal dictadura pinochetista, que barrió no solo con todo vestigio de organización popular, sino incluso contra el propio MIR. De la marea ultraizquierdista nada quedó, solo muertos y desaparecidos. El fascismo imperialista, no paga favores después que logra su cometido.

Quieren debate, bienvenidos al debate y la confrontación de las ideas, hagan sus propuestas y críticas, pero no se asuman como víctimas del "poder" cada vez que algún dirigente del chavismo les refute sus críticas, sean honestos ante el pueblo chavista, asuman la contracrítica y replíquenla si así lo consideran. Pero, no asuman ese papelote que los están agrediendo cuando le replican algún señalamiento, sean éticos en el debate y la confrontación de las ideas, deslíndense del imperialismo, no asuman como suyos sus canales de participación, incluido, por supuesto, la CNN. No sean tontos útiles. Dime con quién andas y te diré quién eres…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3399 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a197285.htmlCd0NV CAC = Y co = US