Capital financiero especulativo: impunidad ideológica y complicidad (III)

En la anterior entrega de este ensayo examinamos como en las BASES PROGRAMATICAS DEL PSUV se aborda el enfoque marxista de la explotación del trabajo y de igual manera, realizamos una breve síntesis de la interpretación de la crisis orgánica del capital, colocando el acento en la Ley de la Caída Tendencial de la Cuota de Ganancia y las contra-tendencias que la anulan. En este marco, ubicamos  la emergencia de la “financierización” en la actual coyuntura de crisis, donde el capital financiero se refugia en el negocio especulativo ( Ver PARTE II http://www.aporrea.org/ideologia/a191245.html. )

Ahora en esta PARTE III, vamos a profundizar en este aspecto de la financierización,  asociada al usufrutuo de la renta petrolera por parte de banca controlada por la lumpenburguesía.

I.- LA CAIDA DE LA CUOTA DE GANANCIA Y  EL PAPEL DE LA ESPECULACION FINANCIERA EN LA COYUNTURA.

En La PARTE II de este ensayo ubicamos la génesis de la crisis orgánica del capital, en el bloqueo de la valorización-acumulación: CAIDA DE LA CUOTA DE GANANCIA, SOBREPRODUCCION DE MERCANCIA, SOBREACUMULACION DE CAPITALES OCIOSOS.

Tal proceso ha estado modulado por el conflicto de clase:

1.- Resistencia de los trabajadores y demás sectores en lucha, combatiendo la explotación del trabajo (obtención de plusvalía) y la desvalorización del salario.

3.-Contradicciones entre las diversas fracciones del capital

2.- Dificultades para emplear las contra-tendencias a la caída  de la cuota de ganancial. (Paquete ajuste), considerando las relaciones de fuerzas en pugna.

Esta trama conflictiva, empuja al capital hacia la lógica especulativa que evade la esfera productiva y se concentra en el reparto de la plusvalía y ganancia previamente producida. Se trata del conocido fenómeno de la FINANCIERACION.

Desde el ángulo de la crítica a la economía política de factura marxista, esta tendencia actual del capitalismo es producida por la sustantivación o autonomización del capital que devenga interés, emergiendo el CAPITAL FICTICIO.

Carlos Marx en su obra El Capital. Tomo III. Capítulo XXX, nos dice:

“Al desarrollarse el capital a interés y el sistema de crédito, parece duplicarse y a veces triplicarse todo el capital por el diverso modo a como el mismo capital o simplemente el mismo título de deuda aparece en distintas manos bajo diversas formas. La mayor parte de este “capital–dinero” es puramente ficticio…”

En el mismo texto, Marx nos describe  como el capital a interés se convierte en algo mítico:

“…el capital a interés es, en general, la matriz de todas las formas absurdas de capital…”

“El absurdo de la concepción capitalista alcanza aquí su punto culminante, pues en vez de explicar la valorización del capital por la explotación de la fuerza de trabajo se procede a la inversa, explicando la productividad de la fuerza de trabajo como si ésta fuese también esa cosa mística que se llama el capital a interés…”

“…De este modo se borra hasta el último rastro del verdadero proceso de valorización del capital y se refuerza la idea del capital como un autómata que se valoriza a sí mismo y por su propia virtud.”

En este contexto tiene relevancia ética citar algunos párrafos del “Manifiesto contra la usura” de Gottfried Fedder-1918, cuando hace una radiografía del papel del capital que gana interés, esencia última de la enajenación capitalista (Ver http://www.aporrea.org/ideologia/a178637.html ):

-       La tesis del préstamo a interés es el invento diabólico del capital. Solo ella posibilita la indolente vida de zángano.

-       Es la enfermedad que todo lo alcanza e invade, es el imperio Invisible y siniestro de las grandes fuerzas del dinero.

-       La avidez de dinero tornada locura, que no conoce meta más alta que amontonar dinero sobre dinero.

-       La adoración de estos poderes del dinero, es la exageración desmedida del instinto adquisitivo.

-       La energía  que proviene, sin esfuerzo y sin creación de bienes, del Interés.

-       Es el espíritu de la codicia, del despotismo orientado exclusivamente a apropiarse con rapacidad de los bienes y tesoros del mundo.

-       La avidez por el interés y la usura de cualquier índole ha tenido como consecuencia una impresionante corrupción de la burguesía.

En el  Capital Tomo III. Capitulo XXV, Marx también señala como los papeles financieros se convierten el capital ficticio, sin base.

 “... Es imposible decir qué parte de ella procede de negocios reales. por ejemplo, de compras y ventas efectivas, y qué parte responde a causas ficticias (fictitious) y a letras sin base, que se descuentan simplemente para recoger otras que se hallan en circulación antes de su vencimiento, creando así capital ficticio con la emisión de simples medios de circulación imaginarios…”

El carácter irreal del capital ficticio se verifica cuando se compara  los flujos de los mercados financieros con  la producción real. Por eso, encontramos un alto volumen de dicho capital, proclive a las burbujas especulativas

Estas formas absurdas del capital ficticio, careciendo de base productiva y autonomizado de la misma, explica la raíz de las llamadas BURBUJAS FINANCIERAS:

-- Es un proceso donde circula  un capital que no produce plusvalía, pero se apropia  de márgenes de ganancia a través de  papeles imaginarios, que parasitan toda la actividad.

-- Por la falta de confianza en la solvencia o las amenazas de morosidad, los altos riesgo implícitos en este proceso, producen periódicamente estallidos y desplome en cadena  de la economía asociada a este capital especulativo.

Resumiendo podemos señalar que la financieración es un proceso especulativo propio de una coyuntura donde se bloquea la valorización-acumulación como ya indicamos más arriba. La caída de la cuota de ganancia en  el ámbito productivo ha generado la migración hacia las actividades financieras, donde el capital sobreacumulado en vez de expoliar los tradicionales depósitos donde recibe y presta dinero, coloca el acento en  adquirir acciones, amasar bonos de la deuda pública, comprar y vender divisas en mercados paralelos, aprovechar el diferencial cambiario o la modificación de los índices de precio.

En un documento del MPPP titulado  “ELEMENTOS PARA CONSTRUCCION DE UNA AGENDA PRODUCTIVA SOCIALISTA BOLIVARIANA”, elaborado el 24 de Septiembre del año 2013, se coloca la especulación financiera como responsable de la actual crisis que estamos viviendo. En tal sentido, señala lo siguiente:

“…los bancos en lugar de prestar a inversores reales colocan los fondos en las denominadas operaciones financieras especulativas, a través de las cuales muy pocas personas – sólo los poseedores de grandes recursos financieros—han ido obteniendo inmensas ganancias, cada vez mayores. Ellos son los  protagonistas de las burbujas especulativas, los altibajos de las bolsas de valores, los que quiebran y adquieren grandes empresas globales. Existe una paradoja relacionada con la inseguridad y poca atracción que produce un título calificado como de alto riesgo, sin embargo, y aquí la contradicción, para aquellos que pueden asumir riesgos, en un contexto  en el que se percibe que la economía estará desempeñándose muy bien, un título de baja calificación a un precio bajo resulta ser una posibilidad de lograr enormes ganancias cuando se obtiene un elevado número de estos instrumentos a precios ínfimos. Aquí comienza lo que el economista Hyman Minsky denomina “APALANCAMIENTO”, esto es, una acumulación de deuda elevada en relación a los activos o los ingresos, es decir, el principio de la Hipotesis de la Inestabilidad Inherente.. Una vez que el dinero ya no funciona como medio para el intercambio de bienes y servicios sino como medio para el intercambio de si mismo, y se da la oportunidad para que sólo se intercambien títulos financieros por otros títulos puede afirmarse que la economía se encuentra FINANCIARIZADA, extremadamente vulnerable de sufrir de crisis,

La crisis se despliega cuando la parte de los agentes económicos que han adquirido deuda perciben que la economía real no se desempeña de manera óptima y comienzan a inquietare por los riesgos que genera tener tantos pasivos. Esto se explica porque cuando existe la posibilidad de presentarse una cesación de pagos de estos títulos de baja calidad, con la reacción en cadena por parte de especuladores que comienzan a retirar sus fondos prestables, colocando así freno a los flujos internacionales que acaban por afectar la economía real…”

La financieración pone en evidencia las contradicciones que confronta la lógica del capital en estos momentos, siendo un proceso no solamente económico o financiero, sino que involucra lo político-ideológico. Por esto, debemos puntualizar algunos rasgos del cuadro conflictivo donde se enmarca la actual situación del capital:

1.- Se separa momentáneamente de la esfera productiva por el bloqueo de la valorización-acumulación, sin poder relanzar la cuota de ganancia

2.- y por el otro, exacerba la competencia por apoderarse de la ganancia existente a través de manipulaciones financieras y monetarias.

3.- De suyo no va a existir solución a la crisis sin un incremento de la explotación del trabajo, con una masiva producción de plusvalía y su conversión en ganancia.

4.- Tal cuadro involucra una agudización de la lucha de clase, ya que los trabajadores vienen batallando por mantener a raya la explotación.

5.- La resistencia de los explotados y oprimidos  a las políticas anti-crisis, como ya vimos, también involucra la puesta en discusión de la hegemonía ideológica y  política del régimen burgués.

6.- De allí el empantanamiento de la situación, que nos presenta la siguiente dicotomía:

  • Continuar con la actividad parasitaria y especulativa, corriendo la arruga a través del arsenal de ingenierías financieras (apalancamiento, finanzas derivadas, títulos tóxicos sin respaldo ) donde sigue abandonando la producción en favor de la especulación.
  • Relanzar la valorización, a través de la imposición de un régimen neo-fascista que permita la eliminación de las conquistas de los trabajadores y la imposición del despotismo de fábrica.

En su conjunto esta situación se va a resolver a partir de las fuerzas de los contendores, es decir, del poder acumulado entre el capital y el trabajo, siendo la oportunidad histórica excepcional para empujar el derrocamiento del capital, bajo la premisa decisoria: SOCIALISMO O BARBARIE

II.- EL CARÁCTER ESPECULATIVO Y PARASITARIO DE LA LUMPENBURGUESÍA VENEZOLANA.

         “Es menos delito robar un Banco, que fundarlo”.

                                                                  Bertold Brecht

Hemos querido comenzar esta parte del trabajo, citando la lapidaria frase de Bertold Brecht, que sintetiza la verdadera naturaleza del negocio bancario.

Ya Carlos Marx El Capital. Tomo III. Capitulo XXV, señaló

 “…La misión de los bancos es facilitar los negocios. Todo lo que facilita los negocios, facilita también la especulación. Los negocios y la especulación van, en muchos casos, tan íntimamente unidos, que resulta difícil decir dónde acaban los negocios y dónde empieza la especulación. Donde quiera que existen bancos puede obtenerse capital más fácilmente y más barato. La baratura del capital da alas a la especulación, exactamente lo mismo que la baratura de la carne y la cerveza da alas a la glotonería y a la embriaguez”

Vamos a revisar ahora como esta tendencia coyuntural en el comportamiento del capital, en Venezuela ha sido una constante práctica especulativa y parasitaria, bajo la hegemonía de la banca que ha venido usufructuando la renta petrolera.

La vinculación de esta banca con la renta petrolera, posee  unas particularidades, tal como las describe Jhon Caicedo en su trabajo escrito en el 2014 “Concentración de capital bancario y la Necesidad de Nacionalizar la banca en Venezuela”  (Ver: http://www.aporrea.org/actualidad/a186758.html ):

“La forma concreta de acumulación de capital en Venezuela ha seguido un curso determinado como fracción integrada del capital mundial, es decir, bajo la centralidad de acumulación a través de la renta de la tierra minera, como eje específico. Por tal razón, la dinámica de acumulación del capital bancario en su determinación no (im) productiva brota ineludiblemente de la misma actividad petrolera de captación internacional. Desde el 2002 hasta el 2012 las instituciones financieras y de seguros han aumentado su participación en el PIB, o sea, han venido experimentando un crecimiento acumulado del 370% en apenas solo 10 años de proceso bolivariano…”

El usufructo de la renta petrolera le ha dado a la banca el poder de enriquecerse desarrollando actividades especulativas a través  del negocio importador.

Esta actividad importadora con una especie de subsidio a la ganancia especulativa, va en contravía de la producción nacional:

-- Hay  poca “propensión a invertir”, por el fácil de acceso a las divisas generadas por la renta petrolera que permite importar de todo.

-- Tal negocio lucrativo anula la inversión dirigida a estimular las capacidades exportadoras.

-- La adquisición de divisas baratas con las cuales importar hace que este capital especulativo, cuya motivación es la ganancia no la producción, se vuelque hacia las actividades más rentables y de menor riesgo.

Este proceso nos los describe Simón Andrés Zúñiga en su artículo Venezuela: más caramelos de cianuro  (http://www.aporrea.org/actualidad/a174303.html):

“… la banca tiene una participación activa en el mercado paralelo contribuyendo con el ataque cambiario. Una de las formas es a través de sus créditos en bolívares. Gran parte de los créditos que está dando la banca, son utilizados por los favorecidos para comprar dólares tanto en CADIVI, en el SICAD y luego revenderlos en el mercado paralelo. “

“…Actualmente, parte de la demanda de dólares que pasan por CADIVI son de algunos delincuentes que pagan 6,30 bolívares fuertes para revenderlos al precio del paralelo, es decir por más de 6 veces más de lo que cuesta. Con el mercado paralelo legalizado se legalizaría este proceso especulativo delictual. El mercado permuta, desde este punto de vista, puede ser la mayor operación de legalización de la fuga de capitales.”

“…En segundo lugar, desestimula toda inversión productiva creando un sesgo rentista especulativo que hace que no sea negocio el esfuerzo de invertir en la producción de bienes y servicios, frente al negocio del paralelo.  Y en tercer lugar, la inflación que genera la manipulación ficticia del dólar paralelo, afecta los ingresos familiares y por tanto la capacidad de compra. Las empresas verán como su mercado se reducirá cada vez más ante la contracción de la demanda. Esto constituye un ciclo de inflación, caída de la demanda y destrucción de la capacidad productiva. “

Al lado del manejo fraudulento de las divisas otorgadas por CADIVI y  el SITME, donde esta lumpenburguesía se apoderó  de un alto porcentaje las divisas que fueron desviadas al mercado especulativo, hay que agregar la manipulación de la compra de bonos de la deuda pública, el cual impulsó un aumento de las ganancias de la banca  por los altos rendimientos y bajo riesgo.

Ya anteriormente vimos, haciendo la caracterización de la financierización, como el capital especulativo compra acciones, bonos o divisas para venderlas apenas suban de precio y así ganarse una mayor suma de dinero que la invertida inicialmente.

A través de las bolsas de valores y las casas de cambio se construye una teleraña para vender y compras acciones y divisas, como siempre comprando barato y vendiendo caro.

De esta manera, el sistema bancario ha venido obteniendo las mayores ganancias de la economía venezolana, alcanzando un alto nivel de concentración y centralización del capital.

En tal sentido, Jhon Caicedo, en el trabajo anteriormente citado, nos descrine el nivel de concentración de la banca:

“…sólo tres (3) bancos privados absorben el 40% de las captaciones del público incluidas las captaciones oficiales del gobierno, es decir, que el 60% se reparte en un numeroso grupo de 33 bancos, de los cuales serían para cada banco en promedio el 1,81% en captación, pero eso no es todo, dichos bancos privados que se mencionan arriba, también calan en el liderato de cuotas de mercados, o sea, en: activos, en cartera de créditos, y  en patrimonio[iii], y el elemento más significativo; el reporte de las ganancias más lucrativas que pueda generar dicho sector aunado de  microscópicos impuestos a pagar, ni más ni menos, esto demuestra que la bicoca se sigue quedando en manos de banqueros privados.”

La hegemonía en la lumpenburguesía está en manos de los principales bancos a los cuales se refiere Jhon Caicedo, los cuales podemos rankear por la tasa de ganancia alcanzada en el año 2013:

1.- Banesco Bs. 1.340.481

2.- Provincial Bs. 1.155.870

3.- Mercantil Bs. 952.234

4.- Occidental de Descuento Bs 237.182

La forma fraudulenta como esta lumpenburguesía han acumulado la mayor tasa de ganancia de la historia y esto ocurra en nuestras narices, se convierte en una afrenta para el legado chavista y constituye desde un punto de vista de clase, la mayor amenaza a la legitimidad del proceso de cambio. En tal sentido, en la PARTE III de este ensayo, se lo dedicaremos a radiografiar  estos carteles bancarios y sus dueños, ubicando en términos de mapa de actores, la red de complicidades que le han permitido amasar  la fortuna que poseen en estos momentos.

E/ Carlos Lanz Rodríguez

12 de Julio de 2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5149 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a191533.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO