Un balance

Alienación ideológica y economía política

La relación entre “la teoría del socialismo” su ideología y la moral nacional que le aglutina en torno a su economía política eficientemente productiva, el delito y otras algunas causales e implicaciones. Familia solvente permanece unida a través de un Estado Comunal sin delito

Abordado desde el proceso productivo del método y la teoría del círculo vicioso entre socialismo, pueblo y oficialismo, y, su necesidad de ajustarla a los hechos sin la acertada rectoría académica del aparato cultural educativo estatal para la ocupación calificada eficaz en sus diversos sectores haciéndolos sistema tecnológico eficientemente productivos para la concreta y efectiva cultura del bienestar social, ¿La familia en calidad de vida? sin delincuencia. Así el socialismo organizado es igualitario, según, desde y para la ¿justicia social socialista para la paz? Afecta a la familia como estado comunal eficiente, La familia celula funamental comunal estatal

¿Pero cuál es la doctrina y su método esgrimida actualmente? ¿Y sus causales e implicaciones actuales?

La planificada voluntad para las tareas nacionales regladas en orden y el ejercicio político del sistema de justicia, Pero, desde el ejemplo personal e institucional, el orden cerrado comunal

La que evitaría en práctica el delito popular común y oficial. El planificado empleo con la abundante seguridad social, su vivienda a lo socialista; la consolidación justificada de la economía política de asignaciones del capital petrolero bien aprovechado como sembrado por el Estado capitalista desarrollista actual que debería devenir así en socialismo pleno de democracia planificada humanista, organizada a través de estructuras sociales capaces de establecer la dialéctica instruccional del materialismo histórico que catalizaría el crecimiento en sociedad al socialismo XXI. ¿La justicia social socialista xxi? Pero para ello es necesario deponer privilegios de clases oficialistas y oposicionistas.

Un crecimiento de abajo a arriba por cierto y en mediano tiempo, existe la proporcionalidad del sentido de adecuación si y solo sí el establecimiento conquistado se desclasa– mientras una casta politiquera se enriquece charlando del socialismo sin su práctica virtuosa ejemplar. Mientras se le pide a la familia popular sacrificios sociales con el caso de las “medidas económicas” revisionistas recientes

Necesario un método para disminuir los pre y perjuicios del problema productivo nacional, los vicios del viejo y nuevo ri-siquismo, hacia un nuevo tipo de sociología nacional la espíteme del desarrollo industrioso

Desde la ocupación laboral adscrita al ¿proyecto de desarrollo industria nacional, la siembra académica práctica petrolera? — Con ¿una ley orgánica del trabajo y cultura socialista? ¿De educación universitaria? incorporando a sus desempleados y subempleados en el proceso de desarrollo nacional, ¿Dónde está la universidad extensiva comunitaria para el concreto desarrollo eficaz?

El suficiente y total calificado pleno empleo básico moralizante de la familia para el crecimiento económico interno y externo sin delincuencia común. El trabajo dignifica el núcleo social del Estado, la familia, desde allí la igualdad social

Entendiendo previamente; que el ¿Socialismo del siglo XXI? enfocaría hacia la instruida economía de producción de riquezas desde la familia dignificada, esa es su igualdad social para la ciudadanización y, por ende solo con principios de socialismo prevalece la Paz –desde los valores y morales organizados impartidos por el sistema educativo dignificantes del trabajo configurado en el humanismo real- el bienestar colectivo no personalista, no el poder por el poder para evitar purgas entre opuestos, si para las condiciones de seguridad social en igualdad de oportunidades y circunstancias de servicios y bienes sociales y no de selección y especulación mafiosa por el derecho a la tierra las viviendas, educación, salud, trabajo, el mercado estatizado y empaquetado artificiosamente fascista

Pero mientras el desamparo e indefensión acumulativa en los comunes gentiles en cuanto a salarios disminuidos e inflación, escasez productos, inseguridad violencia el viviendas en déficit creciente exista con marcada creciente inflacionaria y la escasez y desempleo persistan atenuando el problema productivo del campesinado agrícola y la urbanidad citadina desocupada aumente la la inseguridad social se extenderá cual hongo infectado pululando socialmente restando métodos de méritos y respuestas directas objetivas e inmediatas a la “seguridad social venezolana socialista”. El socialismo será una estafa en su “teoría” como su práctica. El empleo y la vivienda socialista de calidad digna solo será un viejo anhelo cacareado desde las guerras independentistas y contemporáneamente desde; Pérez Jiménez, Leoni, Luis H. Campins, Rafael Caldera y Carlos Andrés Pérez

¿La “teoría de la democracia socialista” o del “socialismo democrático” eficazmente eficiente? ¿Y, los métodos?

Para establecer la civilización del socialismo XXI; civilización post-capitalista como alternativa sustitutiva del capitalismo neoliberal; es necesaria una vanguardia concurrente dentro de la revolución con conciencia y acciones de ejemplo personal coherente al proyecto socialista XXI pregonado al pueblo ; un preparado organizado poder de masas identificadas convergentes no solo para el billete y el mondongo, e integradas primero a la familia para al conjunto nacional y latinoamericano con el ejemplo de clases sin privilegios, a través de la comprensión y entendimiento teórico y práctico del posible múltiple sistema docente productivo económico. Familia sin salario familia sin moral

Sin la corruptela acomodada en jerarquías de discriminaciones, indolencias populares, privilegios, divisionismos sociales antagónicos y desviaciones como delitos

Sirviendo de moralidad aglutinante conglomerado ejemplar del sistema social en ciernes que se quiere fructificar para la categoría nuevo “socialismo XXI”
El ejemplo tienen necesariamente que consagrarlo partiendo de sus líderes civiles y militares como funcionarios políticos, para exigir al pueblo y todos los estamentos nacionales... populares, militares, educativos, sectores económicos, opositores, legislativos, magistrados, políticos empoderados con sus merecidos “sueldos socialistas”, subsumidos a lo estructural y de contenido del sistema laboral de genuino legitimo trabajo socialista, la esencia epistemológica para la cultura de justicia y trabajo de calidad productor de PIB, la diplomacia socialista, sistema de salud, sistema economía política socialista, de relaciones, modos de producción social implicadas en doctrina socialista, sistema de tierras y viviendas socialistas, educación y métodos socialistas, sistema de justicia civil socialista, código de comercio socialista… sistemas para causas procesales de derecho y juicios de fallos socialistas, y es lo más importante, todo ello partiendo sin ambigüedades desde la doctrina que implique y despliegue la soberanía autodeterminación del pueblo regulado por el Estado para su educación en trabajo pleno eficaz y efectivo

El problema de los valores ¿socialistas? Su historicismo ejemplar

Si no conocemos y apoyamos decididamente así con el ejemplo personal a lo colectivo accionariamente popular de la doctrina bolivariana, el discurso se agotará y no será suficiente con la emotividad pasionaria y el nivel discursivo actual

Por ello existen diversos enfoques con premisas-fundamentales, “Todo hombre o mujer funcionario público estatal despojarse de privilegios de toda índole” dar el ejemplo ante el poder popular o pueblo.

Incluso no existe en los actuales momentos una Ley Orgánica Integral de la Cultura para el trabajo de doctrina que así lo considere-estipule en su articulado para la concreta practica nacional como ámbito de exposición de motivos en lo concreto –parece no importar el trabajo cierto planificado— siendo éste un tema de seguridad nacional básico sustento ideológico cultural de toda revolución o cambio social progresista

Si con cortes de múltiples jerarquías y privilegios. ¿Socialismo? Vaya desempeño socialista.

Las principales rectoras después de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. La cultura y el trabajo están manqueadas secuestradas sin fundamentos filosóficos ni ética demostrada nacionalmente según su orden político ajustado a derecho de doctrina en concretos principios socialistas. La familia es el principio y fin de donde parte toda igualdad para la justicia social para la paz sin delincuencia

Para hacer evolución-revolución verdadera real y concreta sin desempleados y profilácticos anti delincuencia para el socialismo de la V República se requiere un aparato cultural de acciones constantes concretas de métodos para hechos populares ajustados a la certera Justicia Social efectiva desde y para la cultura nacional.

Mientras tanto con una administración cultural así, el capitalismo desarrollista de Estado tendrá que seguir intentando en que ocupar a los desempleados, y fabricar una alucinante ficticia cultura burocrática economicista empaquetada para el pueblo, seguir viviendo de las rentas petroleras, acomodándonos a cada estafa, una revolución ficticia en villa millonaria rentista ilusoria para ocupar espectadores esperanzados en cuentos a sus pueblo urbanos y campesinos mientras se aletarga dilatadamente la perspectiva estratégica didáctica “del socialismo XXI” como conciliatorio y no de dialogo fecundo productivo por intereses nacionales en sintonía con el pueblo con el mismo cuento neoliberal. Ese es el dilema presente hoy, la pedagogía de la miseria para el pueblo

¿Sistema de administración socialista eficiente, el punto crucial de toda ciencia o la estafa del índice de Gini?

Desde estos sesgados formularios, intentar crear mayor y mejor conciencia, mejorando las relaciones para trabajar con la gente, generando condiciones objetivas y subjetivas ¿“calidad de vida socialista”? para pasar al “socialismo XXI” y, no seguir confundiendo cooperativismo con socialismo, esperanzas con imposiciones de privilegios políticos y contratistas con congresos y cine con cultura del pueblo socialista, aclarar la confusión capitalista del precio de la mercancía, por su valor, como el valor real-tiempo empleado en función del trabajo realizado por el hombre para obtener determinada mercancía. Constituir, establecer y vincular las industrias culturales socialistas de nuevo tipo sin burocratismos. Si de convenios entre el pueblo y las justas normativas entre ley orgánica de la cultura trabajo, economías, tierras y viviendas entre otras.

Fines y medios de una ¿economía política socialista para las mayorías familiares trabajadoras? El ejemplo virtuoso a las mayorías nacionales

Entender que la producción en todo el nivel estructural del Estado-Comunal y consumo debe ser concebida desde otro ángulo cultural indicativo, empezando por la superestructura política del Estado con una ley orgánica de doctrina socialista del trabajo que tendría que empezar a ser más sincera-socialista en sí misma, en su burocracia, sus funcionarios profesionales, no de la corrupción nacional en su desmedido consumismo cultural capitalista de altísimos presupuestos, mientras al pueblo virtuoso les cuesta enormemente vivir con dignidad de calidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1406 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a181598.htmlCd0NV CAC = Y co = US