Pensar el Socialismo

Después de la derrota de la oposición en las elecciones municipales recientes;del encuentro del presidente con los alcaldes y la mayoria de los gobernadores de la oposición; de las declaraciones de Ramos Allud y con un escenario futuro pero inmediato que presagia movilización social ante una coyuntura impredecible, el chavismo está obligado a profundizar pensando...Hay que despachar las actitudes retóricas y las afirmaciones adulantes que a lo sumo buscan un reacomodo e interés individual. Lo que reclama el legado de Hugo Chávez no es retórica y manifestaciones escriturales y menos aún, acompañadas de banalización "intelectual". Lo que está planteádo es producir sentido,pensar y repensar en función de materializar el desarrollo cualitativo material y simbólico para una real transformación.

Entre los elementos que considero indispensables desde la contribución e investigación desde las ciencias sociales con la finalidad de procurar a la elaboración de una teoría del socialismo en Venezuela, están los que se relacionan con los problemas de la distribución del producyo social,las necesidades humanas, el consumo y las actitudes de la ciudadanía,en particular la actitud ante el trabajo,el interés en trabajar y hacerlo bien. Por supuesto, primando siempre el trabajo sobre el capital en función de ir procurando las reales transformaciones estructurales de la nación.

En el proceso de transición hacia el socialismo el principio es que el socialismo está llamado a constituir una sociedad superior a la capitalista y, como hecho imperativo, al rentismo burgués parasitario y estéril venezolano. Ello no solo desde el punto de vista de la satisfacción de las necesidades llamadas "materiales", sino también y como hecho imperativo, en el plano simbólico. Si no, careceríamos de sentido en la voluntad de emprender el camino de la construcción hacia y por, el socialismo.

Resulta imprescindible profundizar en el tema, porque no son pocas las opiniones acerca de la inviabilidad de elaborar una teoría para la sociedad, lo que deja el terreno de la práctica social y económica hacia el socialismo en manos de la inercia de lo ya existente, cuando no de la improvisación y el voluntarismo. El desdén por la teoría social no parte solo de las corrientes conservadoras del pensamiento posmodernista sino de quienes desde la modernidad tardía la subestiman,la interpretan como teoricismo,como algo opuesto a la vida, a la práctica. Los extremos se tocan y para los pretendidos "ilustrados" que se reclaman les digo, que el marxismo es una teoría social.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1344 veces.



Luís Palencia


Visite el perfil de Luís Palencia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: