¿Por qué el fascismo ataca a Fidel?

La noticia, aunque esperada, es sorprendente: allá, en lo profundo del llano, derribaron una estatua de Fidel…El colmillo largo del fascismo llegó hasta las orillas del Arauca, en los territorios de los Bravos de Apure, hasta esos confines llegó el odio de los fascistas persiguiendo la esperanza, al amor.

leopoldo lópez,ese patotero con pretensiones de estadista, cuando no pasa de ser un sicario, fue el portador de la afrenta, representa lo más perverso entre lo perverso, pero también es lo más descarnado del bando oligarca: no guarda convenciones, no tiene maquillaje, muestra la verdadera cara del fascismo. Su rostro irónico, como la araña que saluda a la víctima incauta, su sonrisa forzada, publicitaria, todo en él delata al carnicero, es la imagen del fascismo en acción, el que se sacia sólo con la sangre de los diferentes, ese es el futuro que se concretaría si estos demonios se hacen con el gobierno ¡Horror a los humildes, a los desposeídos!, esa es su consigna.

¿Pero por qué este sicario embiste con esa furia contra la estatua de Fidel? ¿Por qué los aires de triunfo con el que encara el bronce? ¿Por qué difunden la hazaña? ¿Por qué Fidel?

No se puede entender la acción sin compararla con la crucifixión de Cristo. Es la misma motivación, es el mismo odio por la causa de la redención del hombre, por sus líderes, sus Mesías. Cristo aparece en el mundo cada cierto tiempo y junto a él aparecen los imperiales que lo persiguen, que acosan a sus leales. Los cristianos primitivos, verdaderos socialistas, fueron condenados a las catacumbas, y desde esos tiempos ellas han sido santuario de las causas más nobles de la humanidad.

Si revisamos la historia encontraremos estos episodios de mártires perseguidos por las bestias. Estos santos se caracterizan por su amor desprendido por la humanidad, son pregoneros del amor, su aura es dorada, su sonrisa auténtica, su mirada es la de los ángeles… quién duda que el Che es uno de ellos, que Chávez se ganó un puesto en ese cielo, que Bolívar junto a Marx están sentados a la diestra del señor, que Trotsky, perseguido por mediocres, plumíferos y bufones, pertenece a ese Olimpo de hombres entregados al bien común.

Fidel es uno de estos Cristos, los malignos lo persiguen desde los días de la Sierra Maestra, él resume la milenaria guerra por la redención del hombre, contra él se confabulan las fuerzas del mal, lo atacan y exigen que se le ataque para certificar lealtad.

Hoy los oligarcas se preparan para asaltar a la Revolución, sueltan su jauría, su piara, para que ensaye la crueldad. El derribo de la estatua fue un simulacro del veneno propio de los días que vienen, así recuerdan a sus seguidores que la divisa es el odio, mandan un falso mensaje de “soberanía” cuando en realidad pugnan por el mismo aislamiento, egoísmo, que sacrificó al Libertador.

Sirva este texto como homenaje a Fidel y como compromiso de lucha por sus ideales, que son los mejores de la humanidad.

¡Fidel los que peleamos por lo que tú siempre peleaste, te saludamos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2122 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a175806.htmlCd0NV CAC = Y co = US