La claridad política del pueblo venezolano irrita a la burguesía parásita

El “pecado” que nunca le perdonarán al Presidente Chávez

14 años de formación política del pueblo venezolano dirigido por el más ilustre de los maestros, pedagogo revolucionario y líder que ha tenido nuestro país, no han pasado en vano. En 14 años nuestro pueblo ha adquirido un nivel de conciencia política y de conocimientos históricos nunca antes imaginado, y podría decirse superior al de muchos otros pueblos, particularmente de aquellos países del centro capitalista llamados “desarrollados” que sufren la crueldad del despojo por los embates de la crisis estructural del capitalismo.

La Revolución Bolivariana fundada por la gallardía y arrojo del rebelde Comandante Chávez, logró en sólo 14 años la proeza de haber recuperado la identidad patria del pueblo venezolano y el legado histórico del Libertador Simón Bolívar perdido durante los penosos años vividos bajo de la “democracia” burguesa de la 4ta República. Hoy los venezolanos hablan de Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora y de muchos otros libertadores y próceres latinoamericanos. También de la historia revolucionaria venezolana y latinoamericana del siglo pasado; de Fabricio Ojeda, Alberto Lovera, Jorge Rodríguez, Augusto César Sandino, Ernesto Ché Guevara, y de muchos otros; de la Chile del mártir Salvador Allende y la Cuba revolucionaria del Comandante Fidel. Muchos venezolanos manejan los conceptos básicos del pensamiento y la crítica a la economía política de Carlos Marx, del Che Guevara y otros. La Revolución Bolivariana ha hecho revolucionar el pensamiento de muchos.

Hoy las mayorías del pueblo venezolano comprenden con mucha claridad los intereses políticos y económicos de fondo que se enfrentan en la batalla política que vive el país, la que muchas veces se ve ocultada por las retóricas y diatribas políticas domesticas y banales entre los individuos de los bandos en disputas.

Así como lo hizo en vida el Comandante Chávez, la mejor y más importante tarea de todos los revolucionarios es seguir dilucidando los intereses enfrentados, hacer ver y entender al pueblo venezolano que la Lucha de Clases es el fondo de todas nuestras batallas políticas; que la burguesía parásita venezolana y sus amos imperiales representan intereses profundamente antagónicos a los intereses del proletariado (entiéndase por este: la clase obrera y la mal llamada “clase media”, juntos). Que en el supuesto negado que la derecha retomara el poder del Estado, significaría la destrucción de la patria que nos legaran Bolívar y Chávez, y de todos los logros sociales alcanzados en los años de revolución; la sumisión de Venezuela a los intereses y la lógica del capital transnacional, el desmantelamiento y privatización de nuestras industrias y recursos estratégicos (PDVSA, Industrias Básicas y de Servicios), la guerra civil.

Las mayorías del pueblo venezolano han tomado conciencia de clase, de su deber social y su legado histórico. La actual dirección revolucionaria tiene el deber de seguir profundizando en esta batalla que significa la clave para el mantenimiento y la profundización de la Revolución Bolivariana.

La burguesía siempre acusó al camarada Chávez de polarizar a la sociedad y de dividir al pueblo de Venezuela cuando en realidad lo que hizo fue develar la Lucha de Clases que se gesta en el seno de nuestro país desde la formación de la burguesía parásita venezolana y el sometimiento del país al modelo neo-colonial dependiente de Estados Unidos. La división de Venezuela en clases sociales y la explotación del proletariado venezolano a manos de la burguesía parásita no fueron inventos de Chávez, sino la cruel y penosa realidad que él mismo quiso, cual Quijote, transformar.

Vale citar aquí al mismo Marx cuando dijo: "Por lo que a mí se refiere, no me cabe el mérito de haber descubierto la existencia de las clases en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas. Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habían expuesto ya el desarrollo histórico de esta lucha de clases y algunos economistas burgueses la anatomía económica de éstas. Lo que yo he aportado de nuevo ha sido demostrar: 1) que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases históricas de desarrollo de la producción; 2) que la lucha de clases conduce, necesariamente, a la dictadura del proletariado; 3) que esta misma dictadura no es de por sí más que el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases..."(Carta de Carlos Marx a Joseph Weydemeyer, 5 de marzo de 1852). Cuando Marx se refería a la dictadura proletariado lo decía precisamente para significar el sometimiento de la burguesía a los intereses del proletariado (de los trabajadores), en una etapa transitoria hacia una futura sociedad donde desaparecerían todas las clases sociales y, por ende, todas las divisiones e injusticias, la explotación del hombre por el hombre; una sociedad humanista donde imperará la verdadera democracia del pueblo.

La burguesía parásita venezolana y sus amos imperiales nunca le perdonó en vida al gigante y siempre Comandante Chávez haber rescatado la historia y enderezado conciencia del pueblo de Venezuela para hacerlo caminar lucido sobre sus propios pies. Ese fue y seguirá siendo su gran “pecado”.

basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2583 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas