Grano de Mostaza

El clamor de Caracas por Chávez, es el gemido de amor de un pueblo

Caracas es cimiento virtuoso de grandes acontecimientos históricos que marcan la patria venezolana. En sus veredas se han vertidos lágrimas y anhelos inspirados en la emancipación suprema de nuestro pueblo mestizo. Son tantas escenas de apresto por la libertad y la dignidad de seres decididos a ser libres e iguales ante Dios y los hombres; que siguen sin dudar en ofrendar sus vidas por ese ideal acrisolado de sueños y actitudes heroicas. La rebelión popular y patriota del 27F de 1989 es considerada como la antorcha que iluminó el cambio en la sociedad venezolana del futuro. Junto a las tormentas bolivarianas huracanadas del 92 son las rebeliones más significativas de la historia del siglo XX. Fueron rebeliones cruentas que conmocionaron la estructura decadente del orden político que se inicio con el liderazgo de la generación del 28, en las otrora vías de la capital.

A finales de los 80, el pueblo venezolano se sintió traicionado en su afán de construir una nación independiente, soberana, profundamente democrática, igualitaria y de justicia social. Las elites dominantes del gobierno, la economía y la milicia utilizaron todas sus fuerzas para amedrentar y asesinar a un pueblo heroico que conoció y siguió el liderazgo de gigantes como Guaicaipuro, José Leonardo Chirinos, Simón Bolívar, Francisco de Miranda Antonio José de Sucre, José Antonio Páez y Ezequiel Zamora entre tanto capitanes y heroínas. Hay suficientes testimonios para afirmar que la rebelión patriota del 27F se interno en el umbral revolucionario de un hijo de Bolívar, natural de Sabaneta de Barinas: Hugo Chávez. El Comandante patriota vivió ese lamentable holocausto de una masacre a un pueblo indefenso que protesto irascible la dominación impuesta desde los imperios. Como venido de tiempos del pasado glorioso de mil batallas, asumió la responsabilidad revolucionaria de continuar la senda de los libertadores; marcando los designios de universo con su moral y amor infinito que profesan los ángeles por la humanidad.

El pasado 5 de marzo 2013, el pueblo de Caracas se lanzó a sus calles como aquel 27F; en esta oportunidad lleno de amor, le lloro y canto dolorosamente ante la inesperada partida y nuevas misiones que el Creador le ha asignado como ser elegido de otro mundo. Han pasados centurias de tantas leyendas del espíritu libertario que la capital de la republica y su gente sigue trepidando los tiempos del ahora. El pueblo sabio en su amor y humildad infinita pide a sus dirigentes que la entidad del Comandante Bolivariano, repose junto a su Padre libertador. Dicen desde sus fibras: Junto a Simón, Chávez al Panteón. Viviremos y venceremos.


arizaidaarcia1@gmail.com
@williamfarinas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1043 veces.



William Fariñas

Diputado a la Asamblea Nacional


Visite el perfil de William Fariñas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas