Sierra Maestra en los Andes del Sur

En una revolución el marxismo no debe ser un infiltrado no solo por ser la única teoría que tenemos sino porque hay que presentar modelos sugestivos de recambio económico-social; tampoco basta con proponer pistas de la teoría marxista si lo que se pretende es, establecer un socialismo práctico.

El verdadero problema es saber si el socialismo existirá mañana habitado por revolucionarios con convicción ideológica para que no haya tantas invitaciones a conciliaciones imposibles entre izquierdas enfrentadas, única manera de que caigan las barreras sicológicas respecto a temas económicos y socio-políticos entre el gobierno el pueblo y el marxismo.

La política no se renueva su gestión es pesimista, fatalista, porque el crecimiento macroeconómico no soluciona los males sociales. Los gobiernos de 4-8-12-42 años en el poder erosionan la autoridad política-socio-económica, las masas no diferencian entre gobiernos socialistas y capitalistas simplemente los pueblos están cansados, los gobiernos no tienen credibilidad con excepción de los simples seguidores que se amoldan a todo.

La región vive una revolución que no está siendo bien aprovechada por los gobiernos ¿Por qué es tan difícil? La iniciativa que empezó en Venezuela, sin duda, es positiva y alivia la amenaza de aniquilamiento total por parte del capitalismo ante el desgaste casi total del sistema por la incompetencia política del centro hacia la derecha.

 La incapacidad de las derechas políticas provoca desde hace décadas repetidos fracasos o crisis económicos por sostener al G8 y sus clases privilegiadas con el poder militar, llevo a sus sistemas al colapso o simplemente el capitalismo no puede sostener a 7000 millones de personas peor a 9000 o 12000 millones como pronostico el Instituto Tecnológico de Massachusetts (ITM) después de la segunda guerra mundial a la casa blanca

No es una cuestión de densidad demográfica, el capitalismo no está diseñado para un funcionamiento colectivo en la economía política, es un sistema que funciona en base a la expansión territorial de un grupo pequeño de países y de gente contra la mayoría. Según la ONU en el mundo hay más de 2500 millones de personas que sobreviven con menos de 2 dólares diarios y otros 1500 a 2000 millones más sin vivienda, agua potable o alcantarillado, es decir, el sistema capitalista nunca dio resultado.

Entonces, ¿Por qué el socialismo no se consolida? Por la manera en que fuimos criados y educados, pocos fuimos inducidos a pensar en la colectividad eligiendo valores ideológicos sociales capaces de cuestionar dogmas e intolerancias familiares como educacionales desde la niñez cuando nos decían ¡quítate esa idea de la cabeza! O ¡de donde sacaste esa estupidez! En el sistema educativo fuimos objeto de proselitismo, adoctrinamiento e intolerancia, castigando la discrepancia y el pensamiento socialista tan común en la niñez.

En la juventud es poca la conciencia sobre los paradigmas para reexaminarlos y cambiar por decisión explicita del conocimiento o el determinismo cultural para que una nueva Sierra Maestra transforme los pueblos que habitan los Andes Sudamericanos.  Y, somos responsables por no reversar los malos hábitos impuestos y adquiridos por una educación y crianza autoritaria de un sistema egoísta, consumista y derrochador, políticas llenas de prejuicios lejos de la ética social; males culturales indispensables para la estrategia de izquierda, sin embargo, en los procesos esta conciencia no se da y se pasa como oportunistas llevando  las revoluciones al abismo.

Las izquierdas de base como las del gobierno requieren una seria reflexión que analice el camino recorrido y programen el que resta por recorrer coordinando la cultura para reformar las costumbres y judicializar la moral religiosa cambiando la conciencia con un mejor conocimiento, hay que hacerlo por los subsidios, por la naturaleza, por la economía, por el derroche, capaces de valorar la tolerancia con otra moral básica para una nueva convivencia y como razón de ser del socialismo.

La gente distingue con mejor claridad lo que hace el capitalismo, la gente aprendió mas en lo que va de este siglo las consecuencias ambientales, sociales de la economía política del sistema capitalista, en ese sentido la sociedad esta presta para los socialismos aunque no esté consciente porque los comportamientos no son fáciles de dejar  aun cuando sean inaceptables. Los latinos, con incuestionables dimensiones culturales, arte, arquitectura, economía, deporte, religión, están penetrados de creencias extranjeras difíciles de negar.

Otra parte de esta política cultural tiene que ver con la oposición que no se sostiene en los hechos y solo opera dentro de una alternativa de poder sin proponer proyectos sustitutivos que impacten a la sociedad, solo tratan de derrocar al presidente mediante conspiraciones e individualizados como están no tienen la mas mínima oportunidad de acceder al poder aun dentro de los partidos incapaces de canalizar esfuerzos de agrupación para terciar con dignidad en los procesos electorales, es que la gente no les cree aun con alianzas nacionales, no pasan de ser deseos por no tener candidatos ecuánimes y un programa social con un mínimo común superior al que quieren superar.

En este contexto, cuanto se añora una Sierra Maestra por estos lados.


rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1762 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: