Los trabajadores y trabajadoras, los invitados incómodos a hacer revolución socialista

En pleno año electoral, nuestra Revolución Bolivariana ha entrado en una fase que bien pudiéramos llamarla de regresión, los astrólogos les gusta llamarla como “martes retrógrado”, es una fase en que las cosas no caminan siguiendo la lógica que se supone debieran seguir, todo se retrasa, camina como el cangrejo, pa`tras. Una Revolución que se proclama como Socialista, suponíamos, tenía como sujeto histórico a los trabajadores/trabajadoras, aquellos/aquellas que explota el capital, sea privado o estatal, no son sino la fuente de donde saldrá la nueva clase de trabajadoras/trabajadores asociados que realizarán los cambios sociales correspondientes. Si los trabajadores/trabajadoras no cumplen sus tareas con “gusto, entusiasmo y alegría”, es simplemente porque no son los sujetos del proceso de producción, no se sienten, ni son dueños de los medios de producción, están separados de ellos, no satisfacen sus necesidades básicas y, por ser asalariados y no participar de la propiedad, las decisiones y la repartición de las ganancias, se sienten explotados por los verdaderos dueños del capital, sean privados o estatales, empresarios o burócratas.

  Si entendemos la Revolución Socialista, no como la acción momentánea de la toma del poder político, sino como el proceso de transformación de las viejas relaciones capitalistas asalariadas de producción en las nuevas relaciones de producción asociadas en el socialismo, las/los encargados de llevar adelante el cambio, el sujeto revolucionario, no serían otros que los trabajadores mismos, como señalaban Marx y Engels en el Manifiesto Comunista, sólo que lo lograrían cuando tomen conciencia de “clase para sí”, se apropien de los medios de producción, tomen el control político y conscientemente se propongan organizar el trabajo sobre nuevas formas cooperativas-autogestionarias y se conviertan en trabajadores asociados. Esa es la Ley que nos han enseñado los maestros, por llamarlos de alguna forma, que le dieron connotación científica a las ideas socialistas.

  Pues bien, la Revolución Bolivariana se ha proclamado primero anti imperialista y luego Socialista, concepto que encarna en sí mismo valores y principios altamente humanistas, definidos por el Camarada Hugo Chávez sintéticamente mediante la frase: “nuestro gobierno es obrerista”, con ello resume todo. Esa connotación clasista, como nos viene demostrando el proceso en curso, solo es compartida por el Camarada Presidente, por debajo de él, es difícil encontrar alguno de sus colaboradores consustanciado con esa idea principista que debería caracterizar su gobierno. Cuando entramos a estudiar la forma en que se está desarrollando la relación obrero-patronal en las empresas y ministerios públicos, lo que estamos evidenciando son las formas más brutales de explotación, típicas del capitalismo neoliberal, sobre cuya derrota nuestro pueblo decidió otorgarles el poder del Estado a los Revolucionarios/Revolucionarias Bolivarianas.

  La Únete, la mayor central de trabajadores/trabajadoras del país, ha sido testigo de la mayor persecución que sobre movimiento alguno, de trabajadores/trabajadoras se haya desatado en nuestra Patria en estos 11 años de Revolución Bolivariana. Camaradas trabajadores detenidos, despedidos y hasta asesinados, es la receta que se viene instrumentando por parte de la burguesía y sectores aristocráticos de la burocracia sindical que coaligados a burócratas, con posiciones de poder dentro del aparato del Estado, presionan la dirigencia de esa Central Sindical, que no se pliega de manera incondicional a sus dictámenes, intentando someterlos. Con lo que se evidencia aquella conseja que siempre empleamos: “los extremos se unen”.

  La conflictividad actual que vive nuestra Patria, no es un hecho fortuito, tanto la burguesía apátrida como la pequeña burguesía que hoy dirige los destinos del Estado Bolivariano, aún burgués, ven en los trabajadores y trabajadoras un enemigo potencialmente temible, que podría dar al traste con la hegemonía que hoy día tienen en la conducción del Estado. Por eso atacan sin clemencia a los trabajadores/trabajadoras, en sus distintas posiciones de poder. La tercerización, la flexibilización laboral, el incumplimiento de los contratos colectivos y su negación a discutirlos, pese a ser un derecho constitucional, los despidos masivos, la informalidad del trabajo en organismos públicos y privados, no son más que la expresión de la violenta lucha de clases que vivimos en nuestra sociedad en transición, hacia dónde?, el Camarada Chávez, propone hacia el Socialismo, pero fuerzas internas luchan por retrotraernos hacia el capitalismo, y la burguesía nos espera más abajo, con su propuesta de implantarnos el fascismo, como alternativa de acabar con las conquistas sociales que nos ha dado la Revolución Bolivariana.

  El ejemplo más resaltante de esta notable confrontación inter clases, lo es, sin duda, la ministra de educación universitaria, Yadira Córdova, quien en alianza con sectores de la oligarquía profesoral, autoridades universitarias, se ha propuesto borrar las reivindicaciones laborales que trabajadores y trabajadoras han alcanzado en sus luchas, entre ellas, la más importante: el derecho a discutir y decidir su contratación colectiva. Propone la ministra Córdova: "Pensamos que las mesas de diálogo por parte del CNU eran suficiente pero producto de esta reunión y de algunos argumentos planteados hemos decidido activar mesas técnicas con los rectores y el establecimiento de una agenda de trabajo sobre la cual vamos a ir avanzando con los aportes de cada uno de los sectores que intervienen", expresó Córdova. Indicó que entre los temas que serán abordados están, "la deuda del 2010, las insuficiencias del 2011, el tema de los pasivos laborales, los aumentos salariales, las providencias estudiantiles y el tema de las prestaciones sociales y todo lo que tiene que ver con las estructuras científico técnicas". (El Universal, 14/03/2011).

  Es curiosa la actitud de la ministra, mientras a los líderes sindicales les expresa que el aumento salarial es potestad del Camarada Presidente Hugo Chávez, y no se discute con ella; ahora, manifiesta que esa materia la va a discutir sí, pero con los rectores/rectoras. Con razón, su mentor  político, Luis Fuenmayor, se da el caché de acusar a este gobierno en los siguientes términos: “El gobierno de Chávez también se caracteriza por su política antiobrera, que se expresa en el paralelismo sindical, el control y manipulación de las elecciones sindicales a través del CNE, la intromisión patronal gubernamental en estos procesos electorales, la criminalización de las protestas obreras con el enjuiciamiento y detención de sus dirigentes y la permisividad ante las acciones de sicariato contra líderes obreros. Chávez, al contrario que Betancourt, no está tan interesado en el control de los sindicatos, ya que prefiere la inexistencia del movimiento sindical organizado. El mismo es enemigo de sus planes hegemónicos…” (Parecen Gemelos, Luis Fuenmayor, Soberania.org - 08/12/10). ¿No será que se trabaja en función de hacer realidad esa premisa fuenmayorista, desde adentro? Pero tarde piasteis pajarito, no recordará que cuando fue rector era un enemigo acérrimo de los sindicatos, quienes se cansaron de hacerle huelgas a su gestión, tantas que utilizó como mecanismo para debilitarlos, la división de los mismos, así creó la apufat, sindicato patronal que desde su creación se ha mantenido apegado a las políticas de los consecuentes rectores que han dirigido la UCV.

  Los Contratos Colectivos, constituyen una reivindicación histórica obtenida por los trabajadores/trabajadoras, que nuestra Revolución Bolivariana ha consagrado dándole rango Constitucional: “Todos los trabajadores y las trabajadoras del sector público y del privado tienen derecho a la negociación colectiva voluntaria y a celebrar convenciones colectivas de trabajo, sin más requisitos que los que establezca la ley. El Estado garantizará su desarrollo y establecerá lo conducente para favorecer las relaciones colectivas y la solución de los conflictos laborales…” (Artículo 96). La tentativa de eliminar este derecho constitucional por parte de la ministra universitaria, en estrecha alianza con las oligarquías universitarias, rectores y rectoras, debe sonar las alarmas de alerta al conjunto de la clase trabajadora, su sola posibilidad de concreción, ha sido factible solo en regímenes fascistas y dictatoriales, como el de Pinochet, Pérez Jiménez, Hitler o Mussolini; sin dejar de mencionar, la reciente tentativa que lleva a cabo en el seno del imperio norteamericano, el gobernador republicano Walker en el Estado de Winconsin, “El Senado de Wisconsin se pronunció este miércoles, por 18 votos contra uno, en favor de eliminar el derecho a la negociación colectiva para los funcionarios estatales, en el último episodio de una disputa sobre derechos sindicales que ha paralizado al estado… La medida de Walker se ha contagiado a otros estados donde los gobernadores republicanos también manejan presupuestos con abultados déficits, como Ohio, cuyo Senado ha aprobado una propuesta de ley que recortará los derechos de unos 300.000 empleados públicos. La propuesta de ley en Wisconsin motivó manifestaciones en apoyo de los funcionarios en todo Estados Unidos. Según los empleados públicos, la motivación de los republicanos es, con la excusa de los déficit fiscales, despojar de sus "derechos laborales a los trabajadores estadounidenses…” (El Universal, 09-03-2011).

   El despertar de los trabajadores/trabajadoras universitarias, al igual que las trabajadoras/trabajadores norteamericanos, es indicativo de que esta tentativa contrarrevolucionaria va a tener una fuerte resistencia de quien debiera ser el sujeto histórico de esta revolución que se ha proclamado como Socialista, su unidad es la única garantía que tiene el conjunto de la clase trabajadora para frenar esta tentativa, es ahora o nunca…


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2021 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a119686.htmlCd0NV CAC = Y co = US