A propósito del PSUV

¿Entonces qué? ¿Metemos la cabeza en un hueco como el avestruz?

Un sentimiento de impotencia sentimos muchos, cuando se nos ocurre opinar sobre el Partido Socialista Unido de Venezuela; o la revolución misma; la mayoría de las  observaciones quedan en el vació y las que no, pasan a engrosar las columnas de las observaciones tildadas de quinta columna, infiltrados y desubicados. 

¿Entonces cual es la solución camaradas? 

No hay ninguna, estamos ante un grupo de sordos y ciegos que se creen únicos en el derecho a opinar, no ven ni escuchan pero hablan, porque mudos no son, eso si es verdad, podrán ser cualquier cosa menos mudos. 

A nada que sientan a alguien criticar con la intención de corregir o por lo menos de participar, saltan a hablar de la quinta columna, de los infiltrados y a alertar a los que no leen, no opinan y no critican para que sigan sin opinar, sin leer, sin criticar y por supuesto sin escribir. 

Quieren una sociedad que los aplauda y los felicite, algunos se creen que de verdad están engañando y que los creemos los dueños del concepto y los dueños de la verdad; de ahí que nos miran a los demás desde el altar de la burocracia nueva, con la misma prepotencia (o algunos con una prepotencia nueva) con que nos miraron los que estuvieron ahí antes que ellos. 

Para estar a la altura de la revolución y ser tomados en cuenta la actitud a seguir es la de dar opiniones como la que voy a emitir a continuación; 

“El PSUV, es el partido socialista de mayor base ideológica de la América toda y quizás del mundo, esta conformado por unos cuadros donde se destila democracia por el mas mínimo de los poros, su militancia es de una calidad socialista excepcional, con unos conocimientos muy sólidos logrados, por supuesto, por un arduo trabajo de los cuadros superiores quienes, en una batalla sin iguales en la historia de la humanidad, educaron a una población netamente capitalista acostumbrada a ser explotada (la mayoría) y hoy la han convertido en una de las masa socialistas mas concientes y homogéneas del mundo. 

Todas las políticas empleadas por el Partido PSUV o respaldadas por el han sido de un éxito rotundo, lo cual le ha permitido al actual gobierno arrasar en todas las elecciones y le garantiza un triunfo sin parangón en las próximas, programadas para el venidero 2011. 

La estructura de organización del partido ha permitido que solo los socialistas de mayor madurez política y de una sólida convicción de que su trabajo es para el bien común, alcancen puestos de representación y relevancia dentro del mismo.

Las bases satisfechas por la manera de elección de los cuadros a los diferentes niveles, hacen de cada proceso una fiesta, emotiva donde todos con un gran sentido de desprendimiento o se postulan o apoyan de una manera consciente a los postulados con mejores cualidades, ese secreto es el que ha logrado una estructura partidista única en el mundo. 

Sin embargo los peligros nunca cesan, siempre hay quienes tratan de ocultar o manipular estas verdades y enfilan sus baterías a tratar de socavar las insocavables bases de la organización a través de panfletos tendenciosos, y opiniones malintencionadas sobre algunos camaradas, o aun peor sobre la organización misma. 

Es tal el grado de descomposición de la sociedad que estos quinta columna incluso insinúan que el partido debería revisarse o replantearse su organización y muchas veces incluso han insinuado que el camarada presidente se equivoca en alguna decisión (intentando compararlo con un ser humano normal) o atacan a algunos camaradas ministros acusándolos de incompetentes.” 

Bueno, eso es lo que pretenden los ciegos, sordos que no aceptan una critica del tenor que sea; eso es lo que nos piden los revolucionarios dueños de la revolución para aceptarnos como camaradas, de hacerlo estaremos como ellos; con la cabeza dentro de un hoyo para no asustarnos de nada. Solo que, camaradas cuando la saquemos será tarde y el mundo será de los que estuvieron alertas y se aprovecharon de nuestras debilidades, nuestra incapacidad para reconocerlas, nuestra desorganización y nuestra ceguera. 

oscarajimenezr@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2186 veces.



Oscar A. Jimenez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: