Eduardo Samán y la Corriente Radical

Por la propuesta de Eduardo Samán sobre la necesidad de constituir una Corriente Radical dentro del partido de la revolución PSUV, algunos, los amigos de la cizaña y las calumnias, no dejaron escapar una nueva oportunidad para seguir desprestigiando al firme Samán. Siempre han creído ocultar los problemas de los que son responsables. Ahora insultan la inteligencia de todos diciendo "que los resultados del 26-S fueron sólo producto de las fallas eléctricas" (palabras de Aristóbulo Isturiz). Con ello pretenden evitar lo inevitable. Más bien, diríamos, lo necesario: propiciar las sanas críticas que coadyuven, como lo dijo un filósofo “a mejorar todo lo que ha de ser mejorado y a cambiar todo lo que ha de ser cambiado”, y no a contemplar nuestros errores.  

Hoy, nuevamente, los cizañeros de siempre se lanzan contra el camarada Samán con una sarta de acusaciones absurdas y estúpidas que pretenden tildarlo, esta vez, de "divisionista y resentido". Ellos olvidan que Samán no está sólo; que lo acompañamos muchos militantes de la revolución; cuadros políticos e intelectuales quienes, junto a él, no podemos explicarnos los errores que se siguen repitiendo, y que atentan contra la revolución misma y el liderazgo del Comandante Chávez. Aquellos quienes se confabularon en el pasado contra Samán con el conocido apoyo de la burguesía parásita "venezolana", creen poder incidir nuevamente para descalificar sus ideas y aportes. Pero se estrellan contra el muro de su moral y verdades.  

Hoy, los reformistas y los derivados en burócratas acomodados; los endiosados por el poder y los privilegios del Estado burgués no pueden advertir lo gran equivocado que están en sus posiciones prepotentes y sectarias. De hecho, una corriente radical dentro de la revolución siempre ha existido. Es una realidad que nunca han querido ver. Dentro del partido militamos un importante número de revolucionarios que siempre hemos sido críticos pero profundamente respetuosos del liderazgo del Comandante. La propuesta de Eduardo Samán no es caída del cielo. No es nueva. Ni mucho menos es apología al divisionismo. La entendemos como un llamado a todas esas corrientes críticas que hacen vida dentro del partido de la revolución (PSUV) para organizarnos y así podamos levantar con fuerza nuestras propuestas e ideas en respaldo del Comandante Chávez y en pro de la profundización de la Revolución Bolivariana.   

Es inevitable el deslinde entre los reformistas, oportunistas y los revolucionarios. Como también es inevitable la rectificación en la revolución. Capitalizar el descontento hacia adentro -y no hacia la derecha-; generar ideas que contribuyan a resolver nuestros problemas es único y verdadero objetivo que persigue la propuesta del camarada Eduardo Samán. 

basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3921 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad