Joropo bien zapateado

La verdad camaradas es que este espacio para la dialéctica acaba de adquirir una sazón que hacía tiempo le faltaba. Las más variadas opiniones plasman los sentimientos de quienes aportan su granito en procura de dilucidar incógnitas y vueltas del proceso revolucionario. Parece que se cumple ese adagio marxista de que a la revolución le hace falta el látigo de la contrarrevolución. Que restalle pues en nuestros lomos.

Las psicodélicas matemáticas de la pandillita no son más que un argumento que se les quedó frio en la mano para cantar fraude, pero en vista de que obtuvieron unos curules más de lo estimado, apelaron a la matriz de opinión “plebiscitaria”. Es decir, convenientemente olvidan que estas elecciones fueron circuitales, bajo una metodología universalmente aceptada y no pueden por lo tanto meter todos los votos en un mismo saco para suponer- como rastreramente pretendió Andreína Flores- que un voto nuestro vale el doble de uno opositor. Es lamentable leer artículos donde se asume como cierto que asistimos a un plebiscito. No nos defiendan, compadres. Por eso el Líder Comandante lanzó el reto: Vengan pues. La respuesta de los MUD-os, un oxímoron clásico: Silencio ensordecedor. No son más compa, lo que están es hinchados de fascismo.

Hay una frase dicha por un camarada, que sin ser exegesis del proceso eleccionario recién ocurrido, se me antoja como un ideograma del resultado:” Fuimos por el record mundial y solo logramos oro”. La meta propuesta, aunque ambiciosa se asumió como posible, pero el hecho de no haberla logrado no es una derrota.

Obtuvimos la mayor cantidad de diputados a la AN desde que la Revolución accedió al poder. La actual, completamente nuestra por su tirada de toalla, debe legislar con rapidez y eficiencia para que cuando se instale la próxima el 5 de enero de 2011, nos consiga fortalecidos. Allí estará la pandillita necrófila y nuestros diputados tendrán que andar en bicicleta entre sus ladridos y dentelladas sin caerse ni desviar el rumbo. Eso se lo demandaremos y seremos implacables si alguno nos traiciona. Sería bueno que nuestros medios saquen una lista de lo que podemos hacer en materia legislativa con nuestra mayoría absoluta.

Su comportamiento y actitud luego de la jornada denotan sin equívocos su verdadero plan. La matriz plebiscitaria, la amenaza de legislar desde ya, celebrar en Plaza Altamira su vuelta a la Asamblea Nacional y las declaraciones de sus voceros sobre desmontar la revolución e ir por nuestro Líder los coloca una vez más en una agenda golpista. Recuerden qué hicieron inmediatamente después de ganar algunas gobernaciones y alcaldías. Nadie puede ni debe abrigar dudas al respecto.

Los medios de la oligarquía serán caja de resonancia de sus desmanes y pretenderán erigirse en AN paralela. Desde allí la pandillita, engrosada por infames y matones tratará de arremeter contra nuestros diputados, asistidos por sus huestes. Los golpistas regresan al hemiciclo, trayendo de la mano al narco paramilitarismo.

El plan es, hay que repetirlo, entorpecer el proceso para evitar a toda costa enfrentar a Chávez en el 2012 y de no ser posible, desgastar su liderazgo. Para ello echarán mano a todos los medios a su alcance: sabotajes, calumnias, chantajes, paros patronales, compra de conciencias, obstaculización de misiones, manipulación mediática, atentados, asesinatos selectivos de dirigentes, así como adoctrinamiento y formación de cuadros contrarrevolucionarios. La razón, la hidra imperial necesita nuestros recursos para mantenerse.

Ante sus maniobras, habrá un contra ataque formidable, con fundamento en el discurso del Comandante Fidel Castro a propósito del 50 aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución

Ahora bien, los distintos análisis que surgen al calor de estas elecciones parlamentarias deben ser tomados en cuenta por nuestra dirigencia de acuerdo a genuinas preocupaciones sobre el proceso. Siempre he opinado que las Escuelas de Formación de Cuadros deben ir a las bases, mediante un sistema que no debe ser alterado por las circunstancias, producto de un estudio que permita conjugar elementos de profundización ideológica que están dispersos. Lamentablemente, aun tenemos dirigentes que solo ven en las bases un sustrato para fomentar maquinarias electorales, obviando rasgos que le son propios y la hacen invencible: ideas y milicias

Por otro lado, la actual estructura de la Asamblea Nacional hay que desmenuzarla, reinventarla, para dinamizar aun más los cambios que determinen el desmontaje del estado burgués. Es necesario que empiece a promoverse y desarrollarse una estrategia que vaya mucho más allá del llamado “parlamentarismo de calle”. Solo poniendo en práctica nuevas ideas se propiciará tal desmontaje.

Por último añado un elemento que debe ser evaluado por el partido: Perdimos garrafalmente en los dos estados petroleros por excelencia, Zulia y Anzoátegui. El primero, digerible por ser bastión opositor; el segundo, intragable por ser bastión nuestro. Es obligatorio dar una explicación clara.

¡Somos mayoría! Patria, Socialismo y Comités de Defensa de la Revolución.


pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3192 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109089.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO