Parte II o final

¿Socialismo, niega el chavismo?

Pero, el proceso Revolucionario Chavista no quedo en estas actividades, si no, que todas las actividades e ideas que conformaron hasta el 2006 el Chavismo Original, se empezaron a mezclar con ideas del Marxismo; Chavismo y Marxismo con interpretes del siglo XIX y con nuevos aplicadores teóricos de sus teorías ( Hanecker, Dieterich, entre otros), del siglo XXI.

¿Estas inclusiones serán para IDEAS DE SUSTITUCIÓN, COMPLEMENTARIEDAD  O SUPLETORIAS?.

 Extractos de la parte I. publicada en - http://aporrea.org/ideologia/a107044.html

A esto le sigue -PARTE II-¿SOCIALISMO, NIEGA EL CHAVISMO?.   

Aproximación  según algunos principios  marxistas y Hegelianos.

LA REALIDAD  Y EL FENÓMENO:

Como es obvio, al querer unificar dos elementos disimiles. Disimiles, entre otras cosas, por las siguientes; El Chavismo nace a principios del siglo XXI y el Marxismo a principios del siglo XIX; Disimiles puesto que, el Chavismo es producto de una época llamada de  la “pos modernidad”  y el Marxismo es de la época de la incipiente industrialización. ;  Disimiles porque el Chavismo es de la época de la globalización y Marx es de la época del estado autárquico; Disimiles, porque el Chavismo  es de la época del Know-How, en el que el conocimiento es un factor de producción y en el marxismo solo se consideraban el Capital, Tierra y Trabajo.

La disimilitud, hace incuestionable la  incapacidad de hacer un modelo, que contenga sin  fricciones,  ideas del marxismo y el manifiesto del partido Comunista con ideas de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  y su modelo de Democracia participativa. Que mantengan sin crisis, ideas del Estado Democrático social de derecho Y de Justicia, con las ideas del marxismo sobre el Estado Construido como producto de la  “ Dictadura del Proletariado”.

El resultado, puede ser un hibrido heterogéneo, que puede verse en un cuerpo, pero que no es monolítico,  si no, obligada junción.

Hasta ahora, todo esto ha hecho que la idea del PSUV, sobre socialismo del siglo XXI no llegue a una homogenización de ideas político, sociales y económicas. Al contrario, las intenciones y razones de empujar un socialismo, utilizando al  PSUV, parecen una amalgama u emulsión de principios y no una ideología u proyecto monolítico.

 A esta conclusión se llega, observando los siguientes razonamientos;

  1. Deriva de la interpretación de la única derrota sucedida o propinada al chavismo, el referendo por “Reforma Constitucional del 2007”. Mas del cincuenta por ciento (50%) rechazó al abandono de la democracia participativa y las garantías y derechos  Constitucionales de la constitución vigente.
  2. El nivel de alta abstención, en procesos electorales internos del PSUV, de quienes se habían  manifestado como chavistas,  hasta la elección presidencial del 2006.
  3. De  la ausencia del caudal máximo de votos chavistas, que se expresaron ante el referendo revocatorio contra el gobierno de Hugo Chávez en el 2004, alta participación, de las actividades de  recenso y actualización de los militantes del PSUV, baja participación.
  4. De la poca participación (en comparación con los 7millones de inscritos en el PSUV) en las elecciones internas, para elegir a las autoridades del partido.
  5. De la participación de Psuvista para elegir a los candidatos a la AN.
  6. Por ultimo, del análisis, si se quiere, hasta superficial de las bases de la teoría  Marxista  y del Manifiesto Del Partido Comunista, que se antojan contrapuestas a un “Estado de Derecho”, como el contenido en la Constitución de La República Bolivariana De Venezuela y a unas elecciones con pluralidad de ideologías partidistas.
  7. Por ultimo a un gobierno, que divide su poder con otros cuatro poderes públicos y es una Democracia Participativa ( una verdadera “Revolución Pacifica”, en la forma de relacionar el poder publico, con los administrados). Y NO UNA DICTADURA DEL PROLETARIADO ( como lo sostiene el manifiesto del PC).

    El Chavismo original y el proyecto socialista del siglo XXI, tienen una tarea por cumplir. Está tarea, se consume en  hacer acoplar algunas ideas básicas, que son INMANENTES AL CONCEPTO SOCIALISTA, como serian (citare algunos en un esfuerzo de simplificación extrema), la dictadura del proletariado, el partido único y eliminación de plusvalía que si no están  contenidas en él, no es socialista y  algunas ideas básicas de Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, democracia participativa, sujeción del gobierno y el resto del estado a la constitución y las leyes, poder publico con división, elecciones pluripartidistas y libertad económica.

    En lo económico los retos de acoplamiento y sincronía entre socialismo del siglo XXI y democracia representativa también son ciclópeos. Nada más y nada menos que economía de planificación centralizada o economía del socialismo, con lo propuesto por la Constitución De La República Bolivariana De Venezuela, de una economía libre para las iniciativas de los actores económicos y propiedad privada.

    En el socialismo, es obvio, que no se acepta la propiedad privada, la propiedad es del Estado o es Social, nadie puede disponer de un bien, gozarlo o enajenarlo.  Y en el Estado Venezolano se estipula constitucionalmente que si hay propiedad privada y esta se puede usar, gozar y disponer. De hecho todo el estado Venezolano es rentista, se sostiene de la renta del bien petrolero.

    No se puede entonces ser socialista, de ningún siglo y a la vez ser propietario privado de ningún bien. Vale a estas alturas recordar a administradores y administrados, que el dinero es un bien…

    CONSECUENCIAS DE LA TESIS  ANTÍTESIS Y SIMULTANEIDAD DE ELLAS:

    Así las cosas. Resolver lo comentado hasta aquí es el reto de los revolucionarios.

    Se hace impostergable para la integridad de la nación dilucidar todas estos conceptos esenciales en lo político social y económico, para que el proceso pacifico revolucionario y Chavista no se desvirtúe y se convierta en una emulsión político ideológica, que terminaría como una intolerancia metabólica a propósito de la idea d  István Mészáros, conduciendo en definitiva una emesis de las políticas  o en sincope del organismo social, dicho de otra manera  un desahucio de los logros del Chavismo Primario, del Estado Revolucionario actual.

    Por ultimo se hace  imperativo resolver las contradicciones ya mencionadas, para lo cual se debe iniciar con ACEPTAR tales realidades. Lo que causará el conocimiento de con cuantos contamos y que estamos dispuestos a hacer por la Revolución. Sí la revolución seguirá su  modelo Pacifista e Inclusivo o será obligatorio otro modelo  menos cándido.

    Ergo, dilucidar lo anterior es condición sin ecua non, para que pueda continuar el transito  la República Bolivariana De Venezuela por la senda del desarrollo económico, político- social, hasta llegar a la potencia regional con la que soñamos, Chávez y muchos Venezolanos.

    Parafraseando a Simón Bolívar “potencia, mas por lo de solidaria y culta, que por lo de sojuzgadora de pueblos y por su fuerza bruta”.

    Pido perdón, de ante mano,  a los ultra revolucionarios, especialista en marxismo leninismo, luxemburgismo, estalinismo, trokismo, bolcheviquismo y menchevequismo. Solo quiero aportar mi humilde apreciación, muy garantizada en la constitución de la República Bolivariana de  Venezuela, sobre algo que parece, tiene relación con los destinos de las elecciones venideras y el destino del “proceso revolucionario llamado Chavismo”. Y  espero que los otros súper chavistas, especialistas en etiquetismo, no me vayan a dar una etiqueta muy dura, como revisionista, pequeño burgués, traidor, salta talanquera o quinta columna.

(*)Alfredo Mourad Naime- Psuvista  

alfredomourad@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2397 veces.



Alfredo Mourad Naime (*)


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: