La encrucijada del capitalismo mundial

Generalmente los tramposos caen en su propia trampa, eso le está ocurriendo al mundo capitalista, levantado sobre creaciones materiales, donde el hombre a su favor juega un papel solo de número, la artificialidad sobre la que actúan sus ejecutantes sin importarles para nada lo que ocurre sobre el resto de mortales, los ha convertido en traficantes de la muerte, por cualquier lado o extremo por donde se trate de intervenir encontramos soledad, miseria, exclusión y un pequeño grupo de privilegiados que hacen fiesta sobre el estiércol que ellos mismos van dejando en su nefasto paso por todos y cada uno de los países que como ovejas siguen sus dictados y reglas del mercado.

Donde hay ausencia de justicia social, comienzan a romperse las cadenas de lo inmemorial , donde el juego es solo para un lado, comienzan a verse las costuras de las heridas producidas y las reacciones comienzan a hacerse patéticas en todas partes, los reformistas muchos de ellos llamados socialistas aplican las soluciones que les son dictadas por los organismos internacionales manejados por el imperialismo en su más clara definición, el paso de barro que están dando está minando la esperanza de los pueblos y estos cada vez más, se han dado cuenta o han conocido la verdadera estirpe del mundo capitalista.

Lo ocurrido con el subsidio a los bancos más grandes en Norteamérica, ha abierto las venas anglosajonas en buena parte de la sociedad, sencillamente porque han visto como el descaro se convierte en acción de un gobierno que hace todo lo posible por rescatar el famoso “sueño americano”, que las masas se vayan olvidando, más nunca volverán esos engaños hechos ideología y fuerza sistémica capitalista. Tan solo en el primer trimestre de 2010, luego de recibidos los subsidios, los bancos han obtenido mayores dividendos que en igual períodos de años anteriores y sus directivos obtenidos dividendos personales jamás vistos, semejante calaña de gestión gubernamental ha impactado negativamente en la sociedad norteamericana, cada día hay más pobres, gente que ha perdido sus casas y con ella sus vidas y esperanzas, el emblema de la tarjeta de crédito se hizo más importante que el mismo documento de identidad nacional, eso se ha venido perdiendo y más grave aún, el problema de la falta de puestos de trabajo ha incentivado la rabia del ciudadano común, al punto que factores como el actual derrame petrolero tratan de ocultarlo y de una vez, tienden un manto de perdón a los responsables.

Son muchos los elementos que ponen al desnudo la verdad que acompaña a esta crisis, que, aunque no podemos asegurar que es terminal, anuncia debilidades intrínsecas del sistema de dominación militar, económica y financiera que se ha cernido sobre el mundo, y es tal la magnitud que se ha extendido como verdolaga hacia los confines europeos, afectando directamente a gobiernos y pueblos, con enormes dificultades para


su solución, a la Unión Europea como entidad de integración y a países miembros de esta comunidad de naciones. Si hacemos un poco de historia, esta comunidad comenzó el proceso de integración en aras de alcanzar la unidad necesaria para enfrentar juntos a Japón y porque no a los EEUU, lograron metas importantes como el establecimiento del Euro como moneda única en los países miembros, este se convierte en una referencia de primer orden frente al dólar norteamericano y ha jugado buen papel en el intercambio comercial a los fines de los Estados, no obstante, comienzan a aparecer desajustes en ese intercambio fundamentalmente en cuanto la agricultura y las desventajas por ejemplo de España frente a Francia, que han originado quiebras en muchas comarcas hacia el interior de España, por no poder competir.

La actual crisis del capitalismo, indudable, que ellos no la llaman de esta manera, a pesar que de cierto así lo es, está produciendo efectos negativos dado el concepto del liberalismo en cuanto al papel del Estado en la sociedad, a la no intervención en el mercado. La reciente lluvia de subsidios a empresas y bancos con clara intervención del Estado norteamericano a través del gobierno de Obama, ha levantado ronchas en el mundo conservador norteamericano, en la derecha siempre retrógada de ese país, alegando el quiebre de la filosofía ahora neoliberal de más mercado y menos o ningún Estado en materia económica y financiera; al quebrarse esta “conducta” mal habida en cuanto el papel del Estado, se erosiona el capitalismo en sus esencia más pura, lo que convierte a la situación misma en un circulo viciosos, porque si no es el Estado, quien lo hace, que sería la pregunta pertinente.

Todo lo anterior nos dibuja un cuadro de alteración del orden capitalista que debe ser apuntalado y profundizado por las fuerzas del socialismo verdadero mundial, como la única solución a los ingentes problemas que el mismo no puede resolver, porque se le está acabando el margen de maniobra sistémica, lo único que les queda es la fuerza militar y el dominio de medios de comunicación. Sencillamente porque el resto de países en Latinoamérica, Centro América y el Caribe están mirando a otras soluciones fuera de la órbita imperialista, lo que es altamente positivo en la lucha de los pueblos y gobiernos que adelantan cambios sustanciales y transformadores con miras a solucionar asuntos como la pobreza, desnutrición, analfabetismo, exclusión, asistencia médica gratuita, entre otros elementos que deben acompañar a los procesos de cambios y revolucionarios.

En cuanto a Europa y países asiáticos, la situación comienza a evidenciar cambios significativos en la forma de mirar el futuro económico, financiero y social, el golpe que aún no han asimilado los gobiernos de derecha, se ha convertido en un boomerang y los pueblos han comenzado a reaccionar, lo que ha conmovido al mundo capitalista y ha ocasionado la oscuridad de un túnel que la salida se encuentra cada vez más lejos e inalcanzable y que quizás sea una encrucijada de la que nunca podrán salir, no obstante ello, el capitalismo así de secas, inventará otras trastadas, pero el camino que les queda está más cerca de la represión y el ocultamiento hasta donde puedan de la realidad de la crisis, lo demás dependerá de las luchas que los pueblos, hombres y mujeres, estén dispuestos a realizar para ofrecerle al mundo la alternativa socialista frente al capitalismo en decadencia.


rafaelfebles@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1722 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a101039.htmlCd0NV CAC = Y co = US