Se desmoronó “El Carmonazo” contra sector eléctrico

La conspiración contra el proceso a través de la ola de las dificultades del sector eléctrico se ha ido cayendo poco a poco. Es evidente que como reza el refrán criollo: “Donde ronca tigre no hay burro con reumatismo”. Esta axiomática sentencia popular se aplica a cuando alguien que sabe donde está parado acaba con el bochinche y pone las cosas en orden.

Cuando el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, decidió nombrar al doctor Alí Rodríguez Araque, Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, escribimos que tenemos un ministro “Cuarto Bate”, y dimos las razones por las cuales esgrimimos ese calificativo.

Ciertamente el tiempo nos ha dado la razón. El anuncio de nombramiento del vice ministro por voceros de Fetraelec, en Ciudad Bolívar, rodó como jinete en hipódromo cuando el caballo se enreda. La mentira tiene patas cortas. Allí quedó demostrado. Ya no pueden manipular más a los trabajadores para sus inconfesables fines.

Ahora el sector eléctrico no es río revuelto para generar ganancia a pescadores aventureros. El barco está en manos de un capitán de altura. De un especialista en temas energéticos y además de eso, con una experiencia política sobre la cual resbalan los trapos rojos del enemigo.

El Ministro Alí Rodríguez Araque apagó la candelita que estaban prendiendo en el sector eléctrico. Sin mucho alboroto, se dedicó al trabajo encomendado y tal como lo hizo en la Cancillería, en la OPEP y en PDVSA, está poniendo las cosas en su lugar. A la calladita y en llave con el Comandante presidente está desmontando “El Carmonazo” que venían incubando contra el sector eléctrico y en el cual Elebol, era un fosforito, bien aderezado y bien cuidado, para llegado el momento rastrillarlo en la caja y el mandado estaba hecho. Para eso han venido haciendo el trabajo de sapa, sembrando odios, potenciando la anarquía y fomentando el terrorismo de grupos muchos de cuyos integrante han sido manipulados, por quienes tienen rabos de paja y pretenden utilizarlos como escudo a la hora de rendir cuentas ante las instancias pertinentes. Para alcanzar sus fines necesitaban sembrar la incertidumbre y la anarquía que en algún grado muy exiguo han alcanzado.

Fuimos agredidos verbal y físicamente de manera artera y cobarde por destapar la olla que se cocinaba el 15 de enero en contra del proceso y contra los intereses de lo República, como era propiciar la violencia y la ingobernabilidad en Elebol, para que el Estado se viera obligado a expropiar y así asumir todas las responsabilidades que frente al país, los trabajadores y la sociedad en generar tienen quienes chatarrizaron a la Electricidad de Ciudad Bolívar.

Evidentemente era una jugada maestra. Escudados detrás de los intereses de la clase trabajadora, amparaban los intereses de quienes los patrocinan como desestabilizadores.

Eso es tan claro como que 2 + 2 son 4. Si el Estado expropia o nacionaliza, por Ley tiene que indemnizar, o sea comprar; al comprar unos activos, automáticamente adquiere los pasivos, que los depredadores de Elebol, dejaron con Cadafe, con el SENIAT, con los trabajadores y con quienes tienen acciones minoritarias en esta empresa, los cuales ascienden a más de 700 millones de BF . De hecho esto amén de ampararles los cobres les liberaba también de los ganchos de la justicia, que les caerán, una vez que Elebol sea liquidada y queden al descubierto los estafadores. Por esas razones juegan fuerte a la desestabilización y la anarquía en la empresa y el sector en general.

Una vez más estos voceros del oposicionismo quedaron como plantaciones en otoño, al desnudo caballero. Dieron una rueda de prensa para descalificar a CORPOLEC, en el Estado Bolívar, aseverando los sesudos “Técnicos”, que en esta región había fracasado el plan de ahorro energético, que no había alcanzado ni siquiera el 7%, porque la conducción de la industria no sirve. Sorpresa, el jueves 25 de febrero de 2010, la autoridad del sector, el Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, a través de una declaración a la prensa nacional, felicita al Estado Bolívar, por ser la región, que en el Plan de Ahorro Energético, estructurado por el Gobierno Revolucionario, aportó más de 20%. Es decir, resulta la región bandera en esta exigencia del gobierno del Comandante Hugo Chávez. El estado Bolívar y la ciudadanía haciendo honor a su nombre, dio ejemplo de disciplina y compromiso revolucionario.

Una vez más los lobos disfrazados de Caperucita quedan al descubierto y la nariz les sigue creciendo. La Guarimba contrarrevolucionaria, ya no tiene cabida en el sector eléctrico. Los bolivareros tendrán que buscar otro vericueto para continuar con sus tretas fascistas disfrazadas de rojo. En cuanto al mensaje a los trabajadores es avanzar en el fortalecimiento de la unidad, apoyar la propuesta de crear y fortalecer los consejos de trabajadores para la participación directa y organizada,libre de mafias, con clara conciencia y mucha fortaleza ideológica para evitar ser manipulados por inescrupulosos que solo buscan beneficios individuales. Frente a esto es necesario avanzar en la formación ideológica, fortalecer la la identidad de clase, mediante la alianza con los consejos comunales, misiones, estudiantes, sectores profesionales, Consejos campesinos, Frente Francisco de Miranda y demás organizaciones sociales para templar el acero de la Revolución Bolivariana, la conciencia de clase. Cerrar filas al lado de quienes propician la liquidación de Elebol y rechazar a quienes propician el odio, la desestabilización de la empresa, para servir a intereses, que ya no pertenecen a esta casa distribuidora de energía que fue saqueada por quienes ahora patrocinan mediática y en todas las formas la campaña contra Elebol y sus defensores. No se resignan a perder los espacios ganados por la revolución.

Los trabajadores organizados, teniendo como premisa que todos los asalariados somos trabajadores, estamos llamados a dar el mayor impulso a la lucha por la construcción del socialismo a través de la participación y control en las cadenas de producción y de distribución para desmontar la práctica capitalista de todo convertirlo en mercancía para obtener ganancias y olvidarse de satisfacer las necesidades de la colectividad. Mientras tanto continuemos fortaleciendo el trabajo, el sentido de pertenencia y la responsabilidad en el sector eléctrico, donde se está desmoronando “El Carmonazo”.

Periodista*

CNP 2414 cd2620@gmail.como cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3799 veces.



Cástor Diaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: