La crisis eléctrica: Causas y soluciones

Quienes conocemos cómo opera el sistema eléctrico venezolano estamos claros que SÍ hay otras medidas distintas a los cortes masivos del servicio que pueden solventar la situación grave del embalse de Guri, mas aun cuando sabemos que ya han ocurrido situaciones similares con peores condiciones, en el pasado reciente. En los años 2003 y 2004 dichos eventos fueron enfrentados y solucionados sin provocar escándalos innecesarios.

En 2003 el nivel llegó a 245 mts. un nivel de emergencia que ameritaba racionamientos compulsivos que hubieran podido exigir cortes importantes de servicio, sin embargo nadie puede decir que en aquellos momentos se hayan producido esos cortes compulsivos como los ocurridos actualmente y ni tampoco tanta bulla que en definitiva lo que provoca es un sensacionalismo conveniente para el oposicionismo. En 2004 el nivel llegó a 253 Mts. nivel de alarma y tampoco hubo sensacionalismo. Nótese que en ambos eventos la situación fue mas crítica que lo que esta ocurriendo actualmente.

Al respecto es importar observar que la demanda de electricidad venezolana ha tenido un incremento acorde con el crecimiento de la economía del país en los últimos 6 años. La demanda máxima de potencia registró en el período 2004-2009 un crecimiento promedio interanual de 4,3% al pasar de 13.807 MW a 17.600 MW al final del período. Mientras tanto, la Capacidad nominal del Servicio Eléctrico Nacional (SEN) experimentó, durante el período 2004-2009, un crecimiento promedio interanual de 2,2%, incrementándose en mas de 1380 MW. Sin duda durante ese periodo hubo un déficit de Incremento de capacidad Vs Crecimiento de demanda.

Sin embargo, es fundamental recordar que en el año 2004 la capacidad instalada fue de 21.198 MW, mientras que al final del año 2009 de 23.154 MW. Eso significa que el problema que tenemos no es de potencia (capacidad), lo que hay es un déficit de energia. De hecho, técnicamente, desde Guri pudieran suplirse los picos de demanda diaria mediante la incorporación estratégica de unidades, ya que en esa zona de la curva se requiere mas potencia que energía, por lo tanto menos caudal de agua, pero para ese tipo de maniobras hay que tener voluntad de hacerlo, en el 2003-2004 la hubo y se hizo.

En suma, la situacion de los años 2003-2004 fue mucho peor que la que vivimos hoy. En aquel momento el parque termoeléctrico estaba muy deteriorado y el embalse de Guri llegó a niveles de verdadera emergencia de acuerdo al protocolo, pero en ese momento la oposición venia de un fracaso reciente en el sabotaje petrolero, así que dejaron esa carta de sabotaje eléctrico para usarla en el futuro, hoy ya es el futuro. Repito, aquella situación se solucionó con los mismos técnicos que tenemos hoy, los mismos que hoy recomiendan cortes masivos de la electricidad. Recuerdo bien porque por esos tiempos hice una breve pasantia por Cadafe y obviamente yo estaba muy pendiente de las maniobras operativas.

Pero todo esto no signfica que la crisis no existe. Si existe y es grave, sin embargo puedo afirmar sin pasiones de tipo político que la misma es producto de la desinversión exagerada en las empresas estatales del sector durante el periodo 1990-1999. La privatizacion estaba de moda por lo que no habia intención de invertir para luego vender a precio de gallina flaca.

En efecto, durante el período 2004-2009 se reanudó el programa de inversiones, gracias a la decisiva voluntad política del Comandante Presidente Chávez, algo muy poco difundido por los actores involucrados del sector eléctrico. De hecho ya hay mas de 1.384 MW adicionales a la capacidad instalada de generación; de ellos, 340 corresponden a nuevas infraestructuras: las centrales Argimiro Gabaldón (Lara), Termozulia II (Zulia) y Josefa Camejo (Falcón). Otros 640 MW provienen de proyectos de modernización y rehabilitación de Planta Centro (Carabobo), Peña Larga (Barinas), Pedro Camejo (Carabobo) y Ramón Laguna (Zulia). En cuanto a Generación Distribuida, las 25 plantas instaladas en todo el país gracias al convenio Cuba-Venezuela, han aportado 404 MW de capacidad de generación al Sistema Eléctrico Nacional, sin embargo es bien sabido que aun hace falta incorporar al sistema unos 4.000 MW para lograr cumplir totalmente con las condiciones óptimas de diseño del sistema eléctrico nacional.

Mis propuestas están orientadas a racionalizar el consumo de energía en los sectores industrial, comercial y oficial, no mediante cortes de servicio que afectan a ricos y pobres por igual, mas bien hay que impulsar los racionamientos negociados, especialmente en la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Lo mas aconsejable sería cerrarlas al menos hasta junio de 2010 y aprovecharía para llevar adelante un proceso de reingeniería de las empresas básicas para proyectar transformaciones hacia el uso de tecnologías que hagan más eficiente el consumo energético.

El 25% de la energía que se genera en el país se consume en las industrias básicas de Guayana, por ello la necesidad de revisar los parques tecnológicos que se adquirirán en adelante. A esto se suma que más del 66% de los equipos de generación de energía térmica tiene más de 20 años operando y la vida útil es de 25, lo que indica que deberán ser reemplazados a corto plazo. Por un lado no se hicieron las inversiones respectivas y por el otro, se ha despreciado la cantidad de energía que consumen los procesos tecnológicos que se han instalado en las industrias.

marcanoomarj@gmail.com

(*) Ingeniero Eléctrico USB, Caracas, Enero 1976.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13354 veces.



Omar Marcano (*)

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: