De las cuotas petroleras

De donde venimos y no pensamos regresar (I)

QUIEN NO SABE DE DÓNDE VIENE, PUEDE HASTA CREER QUE ANTES ERA MEJOR QUE AHORA.

Lo que muchas personas menores de 60 años no saben, es que cada día primero de cada año, salía una Comisión de altos funcionarios del gobierno venezolano a Washington DC, a pedirle al gobierno norteamericano que, por favor les aumentará la cuota de petróleo crudo que se llevarían ese año para el norte y así el gobierno nacional poder calcular el monto del presupuesto nacional para ese año. Por el ejemplo el gobierno norteamericano necesitaba dos millones de barriles diarios del petróleo venezolano y lo iban a pagar a cuatro dólares, ya el gobierno venezolano sabía que el presupuesto de ese año sería de ocho millones diarios, que multiplicado por trescientos sesenta y cinco días, daba un total de (365 x 8)= 2.920. MILLONES DE DÓLARES O sea que ese año el presupuesto nacional sería ese. Eso es lo que se llama un país que vivía de la renta petrolera. Las demás actividades económicas eran marginales.

Además de las cuotas que ellos fijaban, las compañías petroleras no decían cuánto petróleo sacaban después de los dos millones y nadie les pedía cuenta. Para nosotros ellos eran las personas más honradas del mundo y además se llevaban esa cosa negra del suelo, que impedía sembrar yuca y plátano para comer. Nuestro pueblo sentía una inmensa admiración por esos catirotes ojos azules y pelo amarillo. Campesino que recibía el saludo de un gringo se lo contaba a todo el mundo.

Fue después de la creación de la OPEP, con la amenaza de los países petroleros que iban a ser ellos quienes fijarían las cuotas que vendieron a los países consumidores, que estos por la incertidumbre comenzaron a fluctuar los precios que pagarían por cada barril. Otro factor que influyó en las Cuotas Petroleras, fue el desarrollo del Sindicalismo en las Empresas Petroleras que cada día pedían y obtenían más beneficios a través de las contrataciones colectivas. Era el sector laboral mejor pagado del país y se creó lo que luego se llamó LA MERITOCRACIA. Era el sueño de todo trabajador. Además, crearon los COMISARIATOS, que eran Supermercados en el cual los trabajadores podían adquirir los productos norteamericanos a más bajo precio que en los comercios locales.

Las cuotas petroleras también estaban muy relacionadas con el TRATADO COMERCIAL RECÍPROCO entre ambas Naciones, en el cual Venezuela estaba obligado a comprar todo lo que viniera de USA y se restringía y controlaba todo lo que saliera de aquí para allá. Denunciar lo injusto de este tratado, fue la obra máxima del Dr. Rafael Caldera cuando ejerció la presidencia del país en el periodo 1969-1974.

Llegó un momento que las instalaciones y equipos usados por las compañías petroleras norteamericanas, inglesas y holandesas comenzaron a ser obsoletos por el deterioro sufrido durante más de 50 años de explotación y había que hacer grandes inversiones para renovarlas. Entonces inventaron la NACIONALIZACIÓN PETROLERA y colocaron de héroes a CARLOS ANDRES PEREZ para hacer tremenda hazaña. Resulta que según los contratos de Concesiones firmados entre estas empresas y El Estado Venezolano tenían un tiempo de duración; las empresas tenían que revertir al Estado Venezolano todas las instalaciones y equipos que usaron para extraer el petróleo, sin que El Estado tuviera que pagarles nada. En dos palabras, convirtieron en obligación nuestra, recoger la chatarra que ellos iban a dejar, después de 50 años de estar extrayendo nuestro petróleo y esas Concesiones se vencían en el año 1983. ¿Qué hicieron?. 10 años antes de que se vencieron las Concesiones apareció CAP nacionalizando a las industrias petroleras y como hizo eso fuera del tiempo que estaba establecido, hubo que pagarle a las "empresas nacionalizadas" un monto de 10 mil millones de dólares y además incluirlas como accionistas en la nueva empresa creada, ahora propiedad del Estado Venezolano, PDVSA, la cual se encargaría de la extracción y transporte del combustible a todos los mercados del mundo.

Con la nacionalización de la industria petrolera y la creación de PDVSA, el imperio hizo su mejor negocio del siglo. Se quitó el problema de tener que invertir recursos para renovar las instalaciones y equipos, de discutir con los sindicatos contratos de trabajo y además de eso les pagaban por asesoramiento y ganaban por ser accionistas de la nueva empresa creada por El Gobierno. ¡Mejor imposible!

De allí veníamos, hasta que apareció Chávez en escena y se encontró que el precio que nos pagaban los gringos, por cada barril de petróleo extraído por PDVSA y llevado hasta la puerta del comprador, era de $7 dólares. Además, que un 80% de nuestra población sufría de pobreza extrema con altos índices de analfabetismo y sin acceso a sistemas de salud. Entonces se fue a convencer a los otros gobiernos de países que producían petróleo y se los trajo para Caracas y aquí acordaron ellos, fijar los precios de ventas para obtener los recursos que les permitieran favorecer las condiciones de vida de sus pueblos y llegamos hasta obtener más de 100 dólares por cada barril de petróleo. Y viendo que podíamos contar con esos recursos, nacieron las Misiones Sociales, las cuales hicieron posible cumplir las METAS DEL MILENIO en cuanto a reducir la pobreza de nuestro pueblo… De allí venimos y continuamos en la próxima entrega.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 694 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: