Refinerías


Para muchos países productores de petróleo la nafta ha sido un problema para producirla y a esta realidad técnica no escapa Venezuela. Durante décadas se hizo un modelo para importarla haciendo para algunos países su control y privilegio. Hasta ahora Venezuela no la produce en niveles de autonomía.

La nafta aditivo importante para la elaboración de gasolina es utilizada en más de un 60% luego se hace un proceso para recuperarla. Este complejo proceso va amarrado a muchas variables, aristas y algunas de ellas en fase de recuperación dentro de las refinerías.

Una refinería es una maquina y es normal que sus sistemas tengan fallas y necesiten sustitución de equipos, adecuación, mantenimientos normales, constantes, diarios. Sus principales obstáculos son los inventarios y disponibilidad, ya que muchos repuestos son importados; también cumplen estándares y exigencias en sus reposiciones para el cumplimiento y seguimiento de aseguradoras y reaseguradoras.

Los protocolos son extensos ya que la fabricación de gasolinas y de otros derivados son volátiles. Quizás lo menos importante para la refinería pudiese ser la gasolina frente a los muchos derivados que se obtienen. Del petróleo hay muchos elementos importantes que pueden extraerse tras el procesamiento del barril.

La compleja red de las torres catalíticas, fraccionamiento, destilación, recuperación, cabrias, balancines, perforadoras, tener todo esto optimo en su conjunto es complejo y complicado. Cada uno de estos procesos ingenieriles forma parte de un gran conglomerado los cuales están muy comprometidos con marcas internacionales.

Sin embargo, el personal de todas estas refinerías ha tratado de salir adelante. Diariamente hay anuncios de reactivación en Puerto la Cruz (Anzoátegui), CRP, Cardón, Amuay (Falcón) El Palito (Carabobo). Pero como todas las cosas también hay fallas las cuales conllevan a detener su funcionamiento.
Este mantenimiento correctivo se denomina La Parada. Todas son programadas con dos años de anticipación y los ingenieros responsables de estas actividades deben aprovisionar durante este tiempo todos los repuestos necesarios para sustituir cada una de sus partes, componentes y piezas.

Algunos de estos equipos quedaron desarmados a la espera de nuevos componentes los cuales se alargaron para su recuperación por parte del bloqueo. En Estados Unidos e Italia quedaron aquellos repuestos represados. La reincorporación de pertrechos por fatiga en su tiempo de uso por mantenimiento más todos los procesos correctivos, aparte de fallas diarias quedaron a la espera de ser sustituidos.

Las Refinerías venezolanas fueron construidas a partir de 1940. La mayoría de estas son gigantescas porque la ingeniería en aquel momento las planificó así, igual que se hizo con Gurí en el cual descansa más del 70% del sistema hidroeléctrico del país. Casi toda la energía del país depende completamente de esta central y si se paraliza afecta a todo el país, por eso es necesario en una nueva etapa montar otras empresas pequeñas.

Pero todo lo que se hace en la industria petrolera amerita grandes inversiones y con este un nuevo liderazgo y con esta una cultura ingenieril. Sin dejar por fuera los Mejoradores ubicados en La Faja Petrolífera del Orinoco ubicada entre los estados venezolanos de Guárico, Anzoátegui y Monagas.

PDVSA busca elevar la densidad API del crudo. Llevarlo a partir de crudo liviano de 16.5°. así es más fácil su manipulación y no necesita de tanta energía obteniendo mejor cantidad y calidad de nafta catalítica a través del llamado craqueo catalítico.

El craqueo catalítico es el proceso de la refinación del petróleo mediante la descomposición térmica de sus componentes. Esto se logra alcanzando los 360° centígrados e incluso superior a esta temperatura. Con esto se craquean los hidrocarburos llevándolos al estándar de livianos pasándolos hacia una cadena corta conocido como punto de ebullición el cual se logra bajándolos posteriormente a una temperatura hacia los 221° centígrados.

De un barril de petróleo —un barril de petróleo son 158,80 litros— se saca un poco más de una cuarta parte sólo de gasolina quedando un alto porcentaje del conocido “Residual” el cual se utiliza para otros usos. Cuando de un nuevo liderazgo y cultura ingenieril hacia el petróleo debemos lograr “Diversificar” producto. Es decir, no seguir vendiendo petróleo crudo, convertir el mismo en muchos de los cientos de productos que se utilizan como materia prima para la elaboración de la industria mundial.

Hasta más pronto…

Dr. Miguel A. Jaimes N.
Director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo.
https://www.geopoliticapetrolera.com
venezuela01@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.



Miguel Jaimes

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Director del Diplomado en Geopolítica del Petróleo. Sitios webs; https://www.geopoliticapetrolera.com y https://www.lamucuy.com.ve

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes

Miguel Jaimes

Más artículos de este autor