PDVSA y aumentar la producción. ¿Quién se atreve ponerle el cascabel al gato?

Es obvio que nosotros poco sabemos de los asuntos técnicos de la actividad petrolera, como los relativos a lo tecnológico propiamente dicho y lo financiero. Para eso hay voces especializadas que mucho escriben por este y otros medios; no quisiera nombrar ninguno, porque parece, como decimos los cumaneses, "cosa de chanza", hay uno en particular que quisiera hacerlo pero me he olvidado su nombre. Ponerme a buscar la información me resultaría complicado, quizás al final me acuerde y opte modificar este texto inicial. Sólo nombraré uno sólo más adelante para fortalecer lo que diré. Pero si sé, eso lo digo con certeza, que siendo en fin de cuentas todo eso un problema también político, me siento con pertinencia para inmiscuirme y dejar sentada mi opinión. Si en algo creo ser especializado, pese sé que la especialización es una debilidad, es en el tema educativo. Me lo gané no hablando paja, ni ocupando puestos burocráticos sin mérito alguno, sino estando en el aula casi cuarenta años.

Comenzaré por recordar como el General Quevedo, presidente de PDVSA, meses atrás, cuando apenas tenía un mes y unos pocos días en el cargo, anunció al país que habían aumentado la producción en un millón de barriles diarios y dijo algo que fue como un desmentirse así mismo, que esperaban en los próximos dos años aumentar la cifra en 200 mil. Para quien de eso poco sabe, la relación entre el tiempo y las cifras parecieron ser algo incongruente, por decir lo menos. En esa oportunidad pusimos tal afirmación en duda y hubo técnicos, que no hemos sabido qué buscaban, nos descalificaron porque ellos "si sabían de eso" y aquel anuncio oficial era absolutamente cierto. La incoherencia entre un millón recuperado en un mes y la oferta de 200 mil para dos años, la justificaron en unos argumentos "técnicos" que aun así nos dejaron dudas. Pero, no tardó la OPEP en desmentir al ministro y al técnico, afirmando que en el lapso referido y los dos meses posteriores, la producción venezolana seguió cayendo en cifras alarmantes. Hasta el último informe del cartel petrolero, la disminución de nuestra producción continuó cayendo y en cifras mayores.

Hoy sábado, el Ing. Einsten Millán Arcia, sobre el asunto de la producción ha dicho: "De acuerdo a PDVSA durante el mes de Mayo se registró un aumento en la producción de 28.000 B/D, respecto al mes anterior cuando se reportaron 1.503.000 B/D, cuando en realidad luego de 7 meses desde el arribo de Manuel Quevedo, la producción ha sufrido un derrumbe real y sostenido de alrededor de 500.000 B/D y el país aun espera ese 1.000.000 B/D por el ofrecido para 2018. No ha habido tal aumento de 28.000 B/D; ni tan siquiera puntual, sino más bien un intento fallido más de manipulación de la verdadera y complicada situación interna."

https://www.aporrea.org/energia/a265312.html

Cuando uno habla con técnicos de la industria que suelen ser, y son como les corresponde, discretos al opinar sobre eso, quienes admiten las dificultades productivas de la FPO (Faja Petrolífera del Orinoco) y lo relacionado reactivación de los pozos "marginales", o antes cerrados por distintas razones, en función de recursos tecnológicos, descubre muchos "secretos" . Como de inconvenientes que tienen significado obvio, pero del cual ellos procuran no hablar, que el gobierno no dispone de los capitales necesarios para invertir como demandan las circunstancias. En buena medida, la situación está bien diagnosticada, también los planes parecen existir; pero de allí a poner todo eso en acción para los fines deseados, media un serio inconveniente, falta de capacidad para invertir. Dicho de manera simplista, no se dispone de dólares para adquirir los recursos tecnológicos y tampoco hay país samaritano alguno dispuesto a prestarnos sin las necesarias garantías y porque quienes pudieran hacerlo, aspiran le aseguremos una buena parte de la torta, más por lo tanto endeudados como estamos. Llegado aquí, caemos en los terrenos de la política. El balón pasó del campo de los técnicos, rebasó la línea media, para hablar el lenguaje del fútbol, y entró en donde cohabitan los políticos y la política.

La propuesta y aspiración de Chávez fue siempre que Venezuela mantuviese el control del negocio petrolero en todas sus fases. Los inversionistas, nuestros socios en las empresas mixtas, capitalistas al fin, entraron en negocios bajo esas condiciones. No era el momento para otra opción. Pero sería infantil no pensar que ellos mantuviesen viva la esperanza de asumir el control por distintas razones. Y la razón fundamental del capital es ganar cada vez más y darle toda la seguridad posible a sus inversiones. Por esto, no es descartable que entre ellos hubiese prendido la idea o la estrategia de distraernos o estimularnos a hacer lo indebido para lograr sus fines. Hasta pudieron estimular contradicciones y de alguna manera ganar adeptos dentro de la industria petrolera, ¡vaya usted a saber a ciencia cierta de quién hablamos! Pudieron engendrar acciones y planes absurdos e inconvenientes y hasta aconsejar o estimular el no hacer nada. Alimentar controversias hasta paralizantes. Todo eso es posible y cabe dentro del campo de lo político.

Lo cierto, lo real es que estamos como estamos. ¡Cómo la chiva de Nenene!". "Desvestidos y sin velas". Hay que hacer algo, bien sea para hacer más productiva la Faja o reactivar pozos antes abandonados, pero en los cuales todavía hay abundante petróleo liviano, y hasta los dos cosas, para lo que según un experto consultado, habría que apelar a recursos que demandan abundante capital.

¿Cómo lograr la meta ahora anunciada por Quevedo, suponiéndola de buena fe, dándole suficiente crédito, más tomando en cuenta se comprometió ante la OPEP a subir la producción en un millón de barriles diarios en lo que queda de año? ¿Cómo conseguir esos reales? ¿Qué hacer para mantener la fe de los venezolanos, cuando el asunto de los bonos pareciera un círculo que cierra?

Volvemos a lo de antes. Estamos en el terreno de la política. Dos meses atrás, el presidente Maduro promulgó un decreto, de eso hemos hablado antes, pero vale la pena volver, por el valor y significado que tiene, mediante el cual autoriza al presidente PDVSA negociar con los socios de Venezuela en su área para modificar las relaciones con ellos. Eso pudiera permitir que perdamos el control accionario sobre parte de esas empresas, si no todas. Dicho de otra manera, deshacer lo que Chávez quiso sucediese y los venezolanos de buena fe también. Pero una cosa es lo que uno desea y otra la que imponen los hechos. Además, los culpables deben asumir sus culpas. Somos en suficiente nivel conscientes para saber quiénes las cargan y deben pagar por ellas. Lo de dejar atrás el rentismo es asunto de otro costal y muy grande. Pero no es de eso que hablamos.

Pero hay otro nudo político, aparte del reconocer culpas o por lo menos los errores cometidos. ¿Hay en el PSUV, para no hablar del GPP donde quienes allí creen estar no cuentan, suficiente disposición para asumir no sólo las culpas, de lo que ya hablamos, sino la responsabilidad que comporta la decisión que pareciera se avecina e impone la realidad? ¿Acaso ya hasta a la misma Cuba no le entregamos unas instalaciones petroleras en la isla a cambio de una deuda? ¿Es factible que aquella organización política pueda convenir en paz y sin sufrir graves desgarramientos por lo que haya qué hacer? ¿O hay en todos ellos la disposición a suicidarse?

Por lo que decretó Maduro, y lo que viene anunciando Quevedo, pareciera ser que se acerca la hora de las grandes decisiones, porque la suerte está echada y la carreta no puede seguir andando al garete, pues se avecina una muy inclinada pendiente. Corren o se encaraman. ¡En esto no hay hadas ni hermanitas de la caridad que valgan! Además, en el mundo de los negocios, ellas no aparecen ni en sueños, ni habrá libreto alguno que sea creíble. Los dogmas de repente pueden ser tal como los rezos, que pudieran producir un milagro, pero nunca es bueno dejar todo "a la buena de Dios", porque éste nos dio facultades para el hacer por nuestra propia cuenta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1799 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a265363.htmlCd0NV CAC = Y co = US