¿Cuál es la Salida a la actual crisis económica venezolana?

Ante el terrible posibilidad de anunciar otra devaluación del bolívar para unificar el cambio, planteamos un escenario posible de soluciones que constituirían la verdadera SALIDA que salvaría las finanzas venezolanas, aumentaría el poder adquisitivo del ciudadano, aumentaría el precio de la gasolina sin trauma colectivo, bajaría el costo de las importaciones y estimularía el ahorro nacional de manera importante.  Venezuela está muy lejos de un default o bancarrota que preconizan voces agoreras enemigas de nuestro país.

La propaganda extranjera de un profesor del IE Business School acerca de la revaluación del dólar y las consecuencias para Venezuela que recibe el 97% de sus ingresos por exportaciones de crudo, las pueden ver en: https://www.youtube.com/watch?v=qMQaf6mrwbw   También CNN Dinero ha hecho fiesta por el fortalecimiento del dólar, a pesar de la caída de las bolsas estadounidenses y europeas.

Pero ellos no dicen que esa revaluación o fortalecimiento del dólar no es por el incremento del PIB de los EEUU.  El fortalecimiento del dólar es debido a la baja abrupta del precio petróleo por incremento estadounidense de producción de petróleo por fracking de esquisto, cuyo costo es mayor de $80 por barril, que lo hace temporal en el tiempo porque las empresas se endeudan acogiéndose a las facilidades y subsidios que dan los grandes bancos estadounidenses para ese propósito.  Además este llamado shale oil  o petróleo de fracking de esquisto ocasiona serias consecuencias ambientales (contaminación de agua y terremotos) dentro del territorio de EEUU.   Lean como comenzaron a quebrar esas empresas o morir de éxito las primeras empresas del fracking según Wall Street Journal por la caída de los precios del crudo.

http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/6374311/01/15/wbh-energy-se-convierte-en-la-primera-victima-del-boom-del-esquisto-y-la-caida-del-crudo-en-eeuu.html#.Kku8rgnRBNwrH5U

Jose Vicente Rangel en su último programa de Diciembre de 2014 comentó con su entrevistado sobre la economía venezolana en 2015. https://www.youtube.com/watch?v=kBHDFi0G9ZA   Luis Vicente León dijo en esa entrevista que el riesgo mayor del presidente  Maduro no  es un golpe, sino es el riesgo electoral para las próximas elecciones parlamentarias de finales de este 2015.  Señala que la crisis actual de Venezuela está marcada por la inflación y el desabastecimiento.  Y por supuesto la economía toma prevalencia en esta crisis. 

Hemos dicho que las causas principales de la inflación y del desabastecimiento son las fugas de capitales en grandes cantidades a pesar del control de cambio, y las macro devaluaciones de nuestro signo monetario.  El bolivar cada día vale menos y tiene varios cambios: el oficial a 6,30 por dólar, Sicad I (12 Bs por dólar), Sicad II (52 Bs por dólar) y cambio paralelo especulativo (187,19 Bs por dólar) que parte desde Cúcuta con Dólar Today.   Ahora bien, esta crisis de inflación y desabastecimiento se acentúa ahora más por la caída de los ingresos petroleros a Venezuela que constituyen el 97% del ingreso total por exportaciones del país. Esta caída es muy significativa, desde 100 dólares por barril hace unos meses a 42 dólares por barril en la actualidad.  Esto representa casi un 60% de reducción de los ingresos petroleros para el 2015.  Por eso la urgencia de buscar esa SALIDA a la crisis actual.

Para conocer algo de la especulación del dólar paralelo, el Banco Central de la República de Colombia fija un bolívar en 195 pesos. En Cúcuta lo recibe el comerciante en 15 pesos por bolívar. El salario mínimo en Colombia es 616 mil pesos igual $ 256. . Comparado con el salario mínimo en Venezuela, da como respuesta la razón de la fuga de sus ciudadanos a nuestro país para alcanzar también los beneficios de las Misiones, que allá no  tienen. La razón de que venezolano alguno cruce la frontera al oeste es nula, a menos que no sea huyendo por persecución de la Fiscalía venezolana por delincuente en investigación o imputado en vías de sentencia. En resumen ese valor del bolívar es arbitrario y constituye el soporte especulativo para el bachaqueo y contrabando de extracción de productos venezolanos hacia el vecino país.

La crisis venezolana actual es inflacionaria y desabastecimiento más que otra cosa.  Estas variables causan un gran malestar en el ciudadano, que capitaliza la oposición política nacional y extranjera con anuncios de catástrofe nacional por bancarrota del país y pare de contar.  A nuestro modo de ver Venezuela está muy lejos de esas profecías del desastre financiero, a pesar de lo crítico de la crisis actual.  Por eso hemos propuesto una verdadera SALIDA para la crisis financiera actual de Venezuela, que hemos publicado y comentado por los medios hasta la saciedad lamentablemente sin respuesta gubernamental.

De manera esquemática y resumiendo lo publicado en numerosos artículos y entrevistas por los medios, describimos LA  SALIDA a esta crisis inflacionaria y de desabastecimiento.  Mencionaremos algunas medidas sugeridas muy duras en su aplicación por los fuertes cambios que involucra, pero que resolverían con eficiencia y eficacia la crisis actual de inflación y desabastecimiento.  Por supuesto, las consecuencias para las próximas elecciones parlamentarias de Septiembre o Diciembre de 2015 serían muy positivas para el gobierno  por el incremento de popularidad del Presidente Maduro que ha caído a menos del 22% en la actualidad.  Dichas medidas serían las siguientes:

1.- Revaluar por Decreto Presidencial el bolivar, de 52,01 (Sicad II) a 6,30 por dólar como cambio único, a razón de 0,50 Bs diarios de revaluación.  Al llegar a este cambio único de 6,30 por dólar, inmediatamente respaldar la liquidez actual según BCV, de aproximadamente 14 millones de millones de bolívares actuales, que cambiados a 6,30 Bs por dólar, equivaldrían a 2,22 millones de millones de dólares.  Dicho respaldo se haría con las siguientes cantidades de dólares según los siguientes conceptos:

7,50 millones de millones de dólares producto de las reservas no operativas del BCV constituidas por Bonos intransferibles a crear por el BCV, a 30 años de vencimiento.  Los 300 mil millones de barriles de petróleo de las reservas certificadas, valorados al precio mínimo de mercado en su peor escenario ($25      por barril) menos el costo de extracción por barril, equivaldría a esos 7,5 millones de millones de dólares de reservas no operativas del BCV.  Es menester indicar que según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés) ellos estimaron que en la Faja del Orinoco existen más del doble de las reservas certificadas de petróleo actuales.

360 mil millones de dólares producto de valuar parte de las reservas certificadas de oro existentes en las minas de Las Cristinas, El Callao y otras más, que conservadoramente estimamos en 10 mil toneladas de oro que podrían ser refinadas a oro 999 (24k) con planta refinadora de oro monetario ad hoc a ser construida en Guayana.  Esas 10 mil toneladas de oro, con valor actual de $1200 por onza troy equivalen a más de 320 millones de oz troy de oro monetario. Es menester señalar que las reservas reales de oro de Venezuela son las segundas del mundo y son superiores a las 20 mil toneladas de oro. También es importante indicar que el precio mundial del oro está frenado por las instituciones financieras internacionales BM, FMI y BPI. Quizás el valor real se acerca a los $2000 por oz troy de oro 999 y no el valor actual controlado de $1200 dólares  por oz troy. 

14,18 mil millones de dólares producto de las reservas actuales en lingotes 999 de oro monetario depositadas en las bóvedas del BCV.           

La suma de estos tres ítems montarían la cantidad de 7,87 millones de millones de dólares que significarían 3,54 veces la liquidez actual venezolana, calculada al cambio único de 6,30 bolívares por dólar.

2.- Instaurar simultáneamente por Decreto Presidencial la venta de petróleo venezolano en bolívares oro. Cada bolivar oro tendría 3,11 gramos de oro 999,9 o de 24 quilates, o su equivalente en oro 10k de 6,61 gramos.  Sería una moneda bimetálica con centro de oro (1/10 oz troy) y periferia en metal plateado (al revés del actual bolivar), cuyo valor sería de US $ 120,00. La equivalencia a los bolívares del cambio único de 6,30 por dólar sería de:

1,00 Bs.Oro = US$ 120,00 = 756.00 Bs.  Evidentemente el valor del oro es fluctuante según el mercado mundial. 

3.- También simultáneamente para validar los bolívares oro en otras divisas se deben firmar convenios entre el BCV con Banco Central de Rusia y Banco Central de China. Para validar los bolívares oro en otras divisas como yuanes, rublos, euros, yenes se realizaría con el sistema de validación MER ruso recientemente creado  el cual es alternativo de validación de pagos al sistema de validación SWIFT del Banco de Pagos Internacionales de Basilea. Esto supone una intranet y sistema informático de validación ruso entre los Bancos Centrales de los países del BRICS, el cual es independiente del Bank for International Settlements BIS,  que es el Banco Central de Bancos Centrales con sede en Basilea (Suiza), y que son socios del Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional. Estos tres organismos internacionales nunca validarían el bolivar oro como divisa, como tampoco lo han hecho con el yuan chino que tiene mucha más fortaleza. 

4.- Prohibir la salida de capitales externos que lleguen a Venezuela por mínimo 3 años, y solo permitir salir las utilidades que producen esos capitales después de impuestos.  Así se evitan que los capitales golondrinas intoxiquen y arruinen el sistema financiero venezolano.

5.- Modificar la Ley de ISLR para declarar los impuestos a pagar a diferencia de ingresos menos egresos de todas las cuentas bancarias por cada RIF sea persona natural o persona jurídica.  Esto significaría el cruce de las bases de datos del sistema bancario nacional y la base de datos del Seniat. La única manera de evadir el ISLR sería hacer operaciones en efectivo, lo cual sería un mínimo de evasión fiscal. 

6.- Liberar el cambio modificando la Ley de Mercados de Capitales.  Permitir la inversión extranjera con seguridad jurídica, con control de impuestos de la intermediación de la compra-venta de acciones.  Todas las operaciones de Bolsa de Caracas deberán realizarse en bolívares-oro y no en otras divisas.  El valor del bolivar oro fluctuará según el valor de la onza troy en el mercado mundial.

7.- Acuñar 50 toneladas de oro monetario de las 367 ton de reservas de oro monetario en lingotes del BCV, en monedas bimetálicas de 1/10 de oz troy.  Imprimir en billetes de 1,00 Bs.Oro para la circulación, las 367 toneladas de oro de las reservas no operativas existentes en el BCV.  Solo se permitirá vender bolívares oro en billetes y cheques de la banca privada nacional.  Las monedas solo se venderían no para circular sino para coleccionistas en cantidades pequeñas.

8.- Exigir la Declaración jurada de bienes a todos los funcionarios públicos y contratistas del gobierno, que directa o indirectamente reciba contrataciones y emolumentos del erario público.  Esa declaración de bienes jurada debe incluir los bienes en Venezuela y los bienes fuera de Venezuela, todos expresados en bolívares oro.  Quien evada o falsifique datos de esas Declaraciones Juradas Obligatorias, se convierte en delincuente tributario por evasión de impuestos con penas de cárcel y multas por evasión del pago de los impuestos correspondientes según lo estipulan las leyes y reglamentos vigentes. Ningún país del mundo protegería a un delincuente tributario y se acabaría el epígrafe de auto calificación de  perseguidos políticos sino serían perseguidos por evasores tributarios.

9.- Asegurar en la banca nacional privada hasta un 51% de las acciones para el Estado venezolano, para así controlar y evitar las corridas bancarias y salida de capitales como ha ocurrido aún con los 11 años de control cambiario vigente y los otros muchos años de fugas de capitales ocurridas desde 1958 al termino de la dictadura de Marcos Perez Jimenez.

La SALIDA a esta crisis inflacionaria y de desabastecimiento actual, está integrada como hemos descrito por estas medidas sugeridas en este artículo, que deben ser analizadas por las autoridades gubernamentales y requieren para su implementación un consenso de varias instituciones públicas y privadas. Vender el petróleo en bolívares oro significaría para Venezuela deslindarse del patrón dólar en la venta de los hidrocarburos venezolanos. Como consecuencia se establecería un precio marcador (benchmarker) del barril de crudo venezolano expresado en bolívares oro. Esto representaría la máxima expresión de nuestra soberanía financiera y petrolera al implantar una divisa oro para la venta de nuestro petróleo. Se fomentaría el ahorro nacional en bolívares oro y ante la caída inexorable del dólar, estimularía la repatriación de ingentes capitales de venezolanos buscando seguridad y rentabilidad mayor.  Estos capitales venezolanos en los EEUU algunos estiman superiores a tres cientos mil millones de dólares.

Las consecuencias de la implantación de la venta del petróleo venezolano en bolívares oro frente a los intereses        hegemónicos de los EEUU serían terribles, porque ellos no aceptarían que Venezuela con las mayores reservas petroleras        certificadas del mundo, venda su petróleo deslindados totalmente del dólar.  El respaldo de Rusia y China para esta        SALIDA propuesta sería total, porque abriría camino para la implantación el BRICS de oro con el mismo valor de 1/10 de onza troy.

 El BRICS de oro sería el jaque mate al dólar, como lo escribí en: http://www.aporrea.org/internacionales/a199452.html y fue difundido también por RT Rusia Today en http://actualidad.rt.com/economia/view/150266-divisa-brics-jaque-mate-dolar  Esperemos que esta propuesta sea considerada con la seriedad y urgencia que demanda nuestra actual crisis inflacionaria y de desabastecimiento. Finalmente recomiendo a los lectores leer el siguiente artículo publicado el 28-12-2014 titulado “El dólar está más fuerte que nunca? Veamos por qué no es así”.

http://elrepublicanoliberal.blogspot.com/2014/12/jairo-larotta-el-dolar-esta-mas-fuerte.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 18276 veces.



Jairo Larotta

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a200905.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO