¿Que hacer ante los enemigos del Control Obrero?

En un artículo anterior, referente a los enemigos del control obrero exprese que ellos eran el burocratismo, en si he debido decir “la cultura de la burocracia burguesa”· porque aunque el burocratismo tiene un mismo efecto, el cual es frenar el desarrollo dinámico y la operatividad ágil y pronta de una política determinada, en nuestro caso, de una política revolucionaria de transformación socialista de los medios de producción, pero el burocratismo como tara o vicio puede ser también de “izquierda”, no es exclusivamente burgués. Siguiendo con los enemigos del control obrero y qué hacer con ante ellos; el otro enemigo del control obrero que denuncie fue el sindicalerismo, el tercero fue la corrupción y el ultimo fue el estado burocrático burgués, que no identifique con pelos y señales, he debido decir “El Estado Burocrático Burgués que un Pervive dentro del Gobierno Bolivariano”, pasemos a estudiar qué hacer con cada uno de ellos.

¿QUE HACER ANTE EL BUROCRATISMO BURGUES?:
Primero que todo debe existir un marco jurídico favorable a la nueva forma de producir, inmersa en el control obrero, es por ello que se está pidiendo en la reforma de la LOT, la inclusión del control obrero (Autogestión y cogestión) y los Consejos de Trabajadores.

Ahora bien, dentro del marco normativo propiciatorio para el control obrero, debería regularse un proceso de reestructuración, en donde al control obrero se le de cierta libertad de acción para quitar gerentes y directivos de la administración burguesa y colocar los propios. Esto acorde a nuestra legislación, pudieran estar excluidos de la estabilidad laboral el personal de confianza y de dirección, cosa que ya se ha venido haciendo acertadamente con los decretos tanto de aumento de sueldo como de estabilidad laboral.

Dentro del proceso de reestructuración o reorganización (El nombre es lo de menos, importa la idea) debiera establecerse la conformación de los consejos de delgados departamentales o consejos de producción por procesos (CPP), cual es la experiencia de CVG-ALCASA, que sería una especie de junta de dirección operativa o de gerencia ampliada; y establecerse las mesas de trabajo por departamento o gerencias o según como este organizada la empresa, que sería la expresión de las direcciones ampliadas por las áreas de base. Igualmente deben establecerse los distintos tipos de asamblea, tanto las generales como las departamentales o por gerencias, en un principio serian de corte informativo y/o consultivo más no decisorias. Aparte de implementar mecanismos agiles de información y consulta, por ejemplo en ALCASA existe un informador permanente como es “La Hoja del Aluminio”, en donde la presidencia obrera informa o rinde cuenta casi a diario de su gestión e internamente existe una intranet.

¿QUÉ HACER ANTE EL SINDICALERISMO?

Otro enemigo acérrimo, en específico en las empresas básicas de Guayana, ha sido la fuerza de choque de las transnacionales y el estado burgués puntofijista y la corrupción y la burocracia burguesa “bolivariana”, y estamos hablando aquí del sindicalerismo, que es la desviación burguesa oportunista y maniquea de una de las formas de expresión de la lucha de clases como lo es la lucha sindical.

El sindicalerismo, cuando para la factoría, y le exige al control obrero que le pague sus pasivos laborales, aparentemente estaría demostrando defensa consecuente de los intereses de los trabajadores, en la mayoría de los casos nada mas falaz que ello, independientemente que dentro de esos reclamos hay sindicalistas honestos que sienten de verdad esa lucha, así como muchos trabajadores que actúan de buena, aparte de que el reclamo es legitimo, pero en un 80%, sobretodo en Guayana, donde los sindicalistas son “zorros viejos” con un promedio de más de 20 años en las factorías, estos reclamos buscan separar o desencantar al trabajador común con el control obrero, que viene a liberarlo del yugo burgués y transnacional y de la corrupción existente en estas empresas, que muchas veces son las verdaderas causas del no pago de su pasivos laborales y nuevos aumentos y mejoras; pero el reclamo sindical, repito, busca desprestigiar y colapsar al control obrero para que continúe el estado de cosas existente, en donde existen clientes privilegiados, que no le aportan nada a la fabrica ni al país, existen contratos de adquisición de bienes, prestaciones de servicios y ejecución de obras, en donde a mucha gente le “mojan la mano”, y en este asunto, muchos sindicalistas no están exento de esas dadivas, por lo que ellos mismos forman parte del viejo andamiaje de la burocracia burguesa y de la corrupción.

Ahora lo que si debemos estar claro, que esos pasivos laborales son una realidad y compromisos que se deben honrar; por ello, la experiencia incipiente y saboteada y obstruida de mil maneras pero sobreviviente del control obrero en Guayana, aconseja, que conjuntamente con la declaratoria de reorganización, como lo vimos arriba, se declare la paz laboral, consistente, en hacer un corte de todos los pasivos laborales y establecer un cronograma de pago, en base a la producción futura e igualmente mejoras económicas y socio económicas, en base a un plan de producción. Pudiera concluirse que el 20% de las utilidades son para pago de personal y el estado pudiera donar o prestar (Créditos blandos con la banca pública) una cantidad de dinero a fin de pagar todo o parte de la deuda laboral y lograr una paz laboral, indispensable, para el desarrollo de la productividad que es congénita con la toma del poder de la fabrica por los trabajadores.

¿QUÉ HACER ANTE LA CORRUPCION?

La corrupción es congénita con el sistema capitalista, y más en la etapa imperialista, y en la etapa neoliberal, no solo es congénita sino que forma parte del presupuesto o gastos de operación, toda empresa transnacional que viene por Sur-América (O cualquier parte del mundo), dentro de su presupuesto hay una partida para corromper funcionarios y lograr la “buena pro” del contrato; pero si esto es así en los grandotes, “los chiquitos” también siguen el mismo ejemplo, desde la empresa que surten de lápices y papel a las oficinas administrativas hasta el vendedor de la materia prima o el comprador del producto fabricado, siempre es generoso con los funcionarios o gerentes con quien le toca discutir el contrato. Este estado de cosas, hace que en las fábricas se formen macollas o mafias, que se enquistan y se apropian de una parte o de toda la factoría, estas macollas a veces llegan a tener tanto poder que condicionan a Presidentes o gerentes que al llegar, ellos “le leen la cartilla”, en vez de ser al revés, como debería ser.

La mejor vacuna en contra la corrupción es la democracia, hacer todo transparente, en la fábrica, no debe haber secreto para los trabajadores, quienes deben participar y tener información de todos los estados de cuenta y los contratos que se están firmando dentro de la factoría. Se deben crear, aparte de las mesas de trabajo o comisiones por departamentos o gerencias, las mesas de trabajo en específico, para el otorgamiento de contratos y ventas, etc. Aquí aplica el dicho “cuentas claras conservan amistades”; el mejor amigo de los trabajadores es el control obrero, por ello para sus amigos los trabajadores, el control obrero, no debe tener ningún secreto.

¿QUÉ HACER ANTE EL ESTADO BUROCRÁTICO BURGUES (“BOLIVARIANO”)?

Si en países en donde se ha tomado el poder por la vía armada y la revolución triunfante ha desplazado a todos los funcionarios del régimen depuesto, en algunos casos los ha fusilado, y ha impuesto a sus afines, no obstante estos han caído en prevaricato, que quedará para una revolución que llego por la vía electoral, sin tener un personal técnico adoctrinado y con experticia en la cosa pública y la gerencia, y por una desviación sindicalera o un humanismo mal entendido o por desconfianza en su propia gente y ante el temor de perder el control de la revolución, se dejó a los mismos funcionarios, en su mayoría mala conducta e incompetentes del puntofijismo porque se pensaba que eran más fáciles de controlar, por supuesto un aparato estatal bajo esas características, por más de rojo, rojito que se pinte y por más que use la palabra socialismo y revolución hasta en la sopa, siempre va a ser un enemigo jurado del proceso de cambios bolivariano, siempre va a retardar o impedir, cuando tenga la oportunidad de hacerlo todo lo que implique cambio o tan solo huela a revolución.

Este es el más peligroso de todos los enemigos, puesto que este es un enemigo que está adentro. Contra este enemigo no existe una receta, por ejemplo una ley sería una buena vacuna en contra de este enemigo, ya que la ley pautaría los procedimientos del control obrero bien claros. La crítica y autocritica también es una forma de combatir esta peligrosa tara, por eso es que la derecha endógena, y muchas veces encuentra apoyo irrestricto en el comandante, por todos los medios trata que el PSUV sea un partido acrítico y de cómplices, como lo eran los de la IV Republica.

Otra vacuna en contra de la burocracia bolivariana o derecha endógena seria, al igual que la existencia del capitalismo en el resto de la sociedad, la conformación de una tendencia de izquierda revolucionaria o bolivariana revolucionaria, vanguardia que sería fuerza de choque en contra del pumalaquismo.
 
Francisco Sierra Corrales
franciscosierracorrales@yahoo.com.ar


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2092 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: