Justicia para las universidades tradicionales, injusticia para la Misión Sucre

Realmente, este es el gobierno de las paradojas o las contradicciones. El año pasado le incrementó los sueldos a los profesores y personal administrativo y docente de las universidades tradicionales y estos siguieron, en su gran mayoría formando parte de la comparsa de críticos destructivos, generaron paros, movilizaciones contra la Reforma Constitucional, y expresando que tenían déficit presupuestarios y sueldo muy bajos. La hora promedio de un profesor universitario que estaba por el orden de los Bs 35 mil de los de antes, se les aumentó a 45 mil. En tanto, los docentes de Misión Sucre se restearon con el gobierno, difundieron la propuesta de reforma constitucional, hicieron movilizaciones a favor del Presidente y del Socialismo del Siglo XXI, tienen un trabajo permanente con las comunidades, a través de los Proyectos socio-comunitarios. Su hora estaba por los Bs. 12.500 de los viejos.

La semana pasada las universidades tradicionales volvieron con la misma cantaleta: tenían déficit presupuestario, la FAPUV generó paros y protestas, descalificaciones contra el gobierno y contra Chávez, criticaron la viajadera de Chávez, la maleta de Antonini como un delito del gobierno, amenazaron y siguen con los paros y el gobierno les incrementa el sueldo a los trabajadores y profesores en un 30% y les aprueba un presupuesto mil millonario. Se burlan del Presidente, de sus ministros y torpedean cualquier política del gobierno hacia el pueblo. La hora promedio de un docente de las universidades tradicionales llegó ahora a Bs. 60 mil. Muy bien, vamos a asumir que lo merecen. Pero, los docentes de la Misión Sucre siguen teniendo un “estipendio” miserable de  Bs.12.500. Siguen comprometidos con la Revolución, siguen en las aldeas universitarias y en las comunidades populares, llevando la universidad al pueblo, compartiendo saberes académicos con saberes populares, siguen demostrando que el socialismo se construye desde abajo, desde las bases, en un proceso de construcción donde el pueblo es protagonista. PEEEEEEERO.

La pregunta es simple ¿PORQUÉ?. ¿Porqué este desdén, esta desidia, este menosprecio hacia el personal de las misiones?. ¿Porqué esta enorme injusticia? ¿Se merecen los docentes de Misión Sucre ser tratados como parias de la educación superior venezolana?. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece en su artículo 91 lo siguiente: “Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo…“. Pues bien, los docentes de la Misión Sucre son tan universitarios como los de las universidades tradicionales, por tanto, sus ingresos deben ser los mismos. Es lo que se solicita para hacer justicia. ¿O será necesario construir un gremio de trabajadores de Misión Sucre que comience a exigir lo que en dignidad les pertenece?. El Presidente Hugo Chávez, la Presidenta de Misión Sucre, Socorro Hernández, y el Ministro Acuña, tiene la palabra. Cumplan con los docentes y el personal administrativo, supervisores y enlaces de la Misión Sucre, porque como dice Chávez, Amor con Amor se paga.

Esperamos respuesta

percecil@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5077 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Misiones Sociales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social