MPPEU y Universidad Simón Rodríguez: Retórica antimperialista inútil

El recién nombrado Ministro de Educación Universitaria, César Trómpiz, quien también es director de FUNDAYACUCHO y rector de la Universidad Bolivariana de Venezuela, denuncia sin ruborizarse que la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR) es víctima de los ataques del imperio. Resulta y acontece que el sistema de control de estudios de la UNESR está en manos desde hace 20 años en manos de una empresa transnacional y que dicha empresa suspendió los servicios que presta a esa universidad argumentando el cumplimiento de las sanciones impuestas por EE.UU. contra Venezuela. Ante situaciones como estas, uno realmente queda desconcertado, uno no entiende cómo un funcionario puede dar esas declaraciones y permanecer un segundo más en el cargo. En un país donde la política se ejerce con seriedad, el Sr Trompiz ya hubiera sido removido de su cargo, bueno de los tres cargos. La misma suerte correría el ciudadano Rector de la UNESR. Pero aquí nada sucede. Tampoco pareciera alarmar a las autoridades del PSUV declaraciones de este tipo. Al parecer no les importa que un alto funcionario del Gobierno reconozca públicamente el fracaso de 20 años de políticas en educación universitaria, ciencia y tecnología.

Se equivoca el ciudadano Rector de la UNESR cuando declara que: "Las medidas unilaterales del gobierno de los EEUU agreden a 120.000 estudiantes de pre y post grado de la Universidad Simón Rodríguez, que se verán afectados precisamente en su regreso a clases, y a los que se les retardará el proceso de inscripciones, verificación de notas y graduaciones" (Fuente: https://www.aporrea.org/actualidad/n347059.html). Yo dudo que la UNESR tenga 120.000 estudiantes al día de hoy, pero eso es otro asunro. Volvamos a lo que nos ocupa aquí. No, querido Rector, quienes agreden a las y los estudiantes de la UNESR son las autoridades que contrataron los servicios de esa empresa multinacional y las autoridades que mantuvieron ese contrato. Por un lado, porque hemos oído muchos discursos rimbombantes antimperialistas de parte de voceros de esa universidad. Mientras por el otro lado contratan con empresas del imperio y renuncian al desarrollo propio de tecnologías tan sencillas como la necesaria para administrar un control de estudios. El MPPEU también tiene una alta responsabilidad en este asunto. Las leyes venezolanas de adopción de software libre obligan a las instituciones públicas a abandonar el software propietario. Como es posible que en más de 20 años la UNESR haya sido incapaz de desarrollar un sistema propio de control de estudios. Esa es una muestra clara del fracaso de las políticas en educación universitaria, en ciencias y en tecnología en cuanto a la independencia tecnológica. Una muestra de que la retórica antimperialista es inútil.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1129 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a282692.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO