Lo ocurrido en el acto de Capriles y la MUD

Allanamiento y agresión del recinto universitario de la UCLA

1.- Estuve todo el día viernes 20 de abril, en la sede del Decanato de Administración y Contaduría  ya que tengo clases de Sociología del Trabajo, tres horas de 8:45 a 11:10 en el turno de la mañana y tres horas de 2:00p.m. a 4:20 p.m en el turno de la tarde. Por tanto, a mí no me pueden dar versiones de lo  que ocurrió. Pues estuve allí desde el principio.

En horas de la mañana (8 a.m.), conversación con dirigentes de la FCU y del DAC, organizadores del “conversatorio”, incluyendo al Br. Oneiber Peraza, Presidente de la FCU. Bromeamos, me invitaron a asistir, les dije que no, pues es un acto de la oposición. Les pregunté quinen financiaba todos esos equipos que se habían instalado desde el día anterior, es decir, el 19 de abril estando el decanato cerrado para todo el mundo (tarima, tres pantallas gigantes, de alta tecnología, sonido digitalizado, gradas portátiles) y me respondieron que no sabían. Les dije que si se podían hacer preguntas (en una de mis clases, ellos habían pasado invitando a todos y expusieron que sería un foro donde los asistentes podían intervenir para preguntar al candidato acerca de su proyecto sobre la universidad). Respondieron con evasivas.

Les comenté que no estaba de acuerdo con ese acto en ese sitio, pues se interrumpirían las clases de la tarde y de la noche, ya que el ruido, la gente y el no poder acceder al estacionamiento impedirían que profesores y estudiantes ingresaran. Incluso les dije que por qué no habían hecho ese acto en la Flor de Venezuela, que es un sitio amplio, bien ubicado y controlado por la Gobernación de Lara, o en el Teatro Juáres, o en el decanato de Medicina, donde a esa hora no habría clases y había amplitud para el estacionamiento de vehículos. Los propios estudiantes me dijeron que era una decisión ya tomada y que estaban habilitando un estacionamiento al frente del decanato para que no hubiese ese problema. Allí tomé fotos de la tarima, de los afiches del partido  Primero Justicia pegados alrededor del cafetín promocionando a Capriles y luego de la cuadrilla de la gobernación de Lara que estaba limpiando el terreno  (camiones y trabajadores uniformados). Me retiré del DAC a las 12 del mediodía sin ningún inconveniente. Incluso, el ambiente era de camaradería entra los estudiantes de la FCU y los del centro de Estudiantes del DAC Las autoridades del DAC (decano y directores de programa) no estuvieron en dicho edificio. Era su deber estar allí. No estuvieron.

2.- En horas de la tarde (2p.m.) cuando regresé a mi otra clase, los vigilantes externos me dijeron que no podía ingresar al estacionamiento. Siempre llevo el carnet de identificación colgado, se los mostré, les dije que tenía clases y que ellos no podían impedir mi entrada. Me dijeron que el carro no podía ingresar por órdenes del rector, del decano y del “coronel”. Les pregunté que cuál coronel, que ningún coronel puede impedir el acceso de un docente a dar clases y me dijeron que era el jefe de la seguridad en la UCLA. Les dije amablemente que, por favor, me dejaran entrar, o se comunicaran con el decano, con el rector o con el coronel, pues yo tenía clase y lo académico es prioritario ante eventualidades político-partidistas. Al final, permitieron mi entrada al estacionamiento, pero luego me encontré con tres profesores muy molestos, pues los vigilantes no les permitieron entrar al estacionamiento, aun cuando éste se encontraba casi vacío. Pregunto: Si el acto estaba previsto para las 7 p.m. ¿Por qué impedir el acceso al estacionamiento de los profesores desde las 2 p.m.?

3.- PREGUNTAS QUE NO SE PUDIERON HACER PUES NO HUBO “CONVERSATORIO”

Lo  cierto es que luego conversé con los dirigentes del Centro de Estudiantes, a las 4 p.m. me preguntaron si yo iba a asistir al evento. Les dije que no, pues era un acto de la oposición, no era nada académico, pero acordamos que ellos si podían asistir como estudiantes y preguntar al candidato cosas propias de la universidad. Se le harían 4 preguntas: a saber:

  • ¿Qué opina usted del voto 1x1 para las elecciones de autoridades universitarias?
  • ¿Qué opina usted de que las autoridades de la UCLA tienen 2 años en sus cargos transitorios sin haber convocado a elecciones, sólo para impedir el voto en igualdad de condiciones de estudiantes, empleados, obreros y profesores?
  • ¿Qué opina usted de que la Dirección de Cultura de la UCLA tenga dos meses cerrada debido a la negligencia de las autoridades?
  • ¿Qué opina usted de que la Biblioteca del Decanato de Administración y Contaduría de la UCLA tenga un año cerrada por un techo dañado?

Esas preguntas no se pudieron hacer, pues el conversatorio fue un fraude, una estafa, una oferta engañosa. El “conversatorio”  consistió en una corta intervención del gobernador “Falsón” y 19 minutos (reseña del diaro “El Informador”) de un discurso fofo, lleno de lugares comunes, sin referirse en profundidad a su proyecto de universidad del candidato Capriles Radonsky. Allí se traicionó las expectativas de quienes asistieron a oír alguna idea de universidad de dicho candidato. De hecho, los propios estudiantes convocantes al acto, luego nos dijeron que las preguntas (si se daba la oportunidad) ya estaban seleccionadas pues se las habían pedido desde Caracas para evitar improvisaciones.

4.- HOMBRES ARMADOS DENTRO DE LA UNIVERSIDAD: (Allanamiento y agresión del recinto universitario de la UCLA) Retiré el vehículo del estacionamiento para llevarlo a un sitio más seguro (así me lo recomendaron los propios vigilantes externos, los de uniforme azul) y regresé al DAC. Allí observé como a las 5 p.m. que estaban ingresando personas ajenas a la comunidad universitaria con rasgos evidentes de pertenecer a cuerpos policiales: cabello corto estilo militar, fuerte contextura física, con camisas por fuera y/o “koalas”. Ví que dos de ellos andaban armados en el estacionamiento. Uno extrajo su arma de su cintura para colocarla dentro de un “koala” y al otro se le notaba la protuberancia del armamento en la parte trasera de su cintura. Les pregunté quiénes eran y porqué andaban armados dentro del recinto universitario. Ellos vieron mi credencial en el pecho y se escabulleron entre la gente que comenzaba a plenar el recinto. Subí a hablar con alguna autoridad del decanato para denunciarles el asunto, pero no encontré a nadie. Le dije a los compañeros del Centro de Estudiantes (quienes estaban solo observando los acontecimientos) que tuvieran mucho cuidado y evitaran caer en provocaciones y me dijeron que estaban observando mucha gente ajena a la comunidad universitaria que los vigilantes estaban dejando entrar sin revisarles nada. Me retiré del Decanato a las 5:30 p.m. cuando todos los alrededores estaban tomados por decenas de policías de la gobernación armados, en motocicletas, camionetas y a pie. Parecía un ambiente de guerra y no de “conversatorio” académico.

Unos estudiantes me llamaron a las 6 p.m. para informarme de que estaban siendo agredidos por policías vestidos de civil del Estado Miranda y de Lara. Como andaba con el vehículo y mi esposa, quien también trabaja en la UCLA, intentamos llegar al decanato, pero todos los accesos (carrera 23 con calle 10, calle 8 con carrera 23 , Av. Morán con carrera 22) estaban tomados por la policía uniformada de la Gobernación del Estado Lara, quienes impedían el tránsito vehicular hacia las adyacencias del Decanato de Administración y Contaduría.

5.- LO QUE OCURRIÓ EN LA TARDE: VERSIÓN DEL CENTRO DE ESTUDIANTES DEL DAC:

“Nuestro equipo estudiantil se molestó porque los de seguridad Interna (BLANQUITOS) a las 5pm se metieron a las aulas y mandaron a sacar a todos los estudiantes de clases y nos opusimos a que cerraran las santas marías de los pisos superiores, fuimos a la 108 (donde funciona LA Dirección de Programa) y no estaba ninguna AUTORIDAD COMO EL DECANO NI DIRECTORES DE PROGRAMAS! solo estaba la secretaria y le pedimos la información de la suspensión de las clases y nos dijo que habían mandado a paralizar las clases más sin embargo no tenían ningún DOCUMENTO OFICIAL. Un momento más tarde empezaron a subir personas extrañas a la universidad con armas y a darle vueltas al Centro y fuimos a decirle a encargado de la seguridad interna y nos comentó que él no podía hacer nada, que ellos solo estaban para proteger las instalaciones. Al momento se arma un forcejeo en la entrada porque los compañeros no querían dejar entrar a aquellos que no fuesen estudiantes , y segundos más tarde se arma otro en la planta baja como saliendo hacia el cafetín cuando los mismos Tipos con ARMAS pretendían entrar al edificio y empezó unos empujones y allí unos funcionarios de la POLICIA DE MIRANDA le metieron unos golpes a un compañero del DAC y la cosas se puso más tensa empezaron a amenazar que nos iban a caer a tiros y nos mostraban las pistolas y entramos en empujón y empujón se tomó la santa maría y unos hacían fuerza para cerrar y otros para abrir hasta que se logró cerrar más sin embargo la santa maría se salió del carril de las patadas que recibió de la parte de AFUERA HACIA ADENTRO”…

 “El día ayer fue violentado nuestro edificio de aulas, queremos reiterar que, funcionarios de POLIMIRANDA y del POLILARA, entraron a nuestra casa de estudio, VIOLANDO nuestro recinto universitario, con ARMAS DE FUEGO, y pretendieron amedrentar a un grupo de estudiantes que estaban discutiendo por como la SEGURIDAD INTERNA DE LA UCLA, estaba cerrando el edificio, cuando aún habían estudiantes  recibiendo clases, OBJETIVAMENTE cumplimos con informar a nuestra comunidad estudiantil que entendemos que el hecho político nos afecta a todos como ciudadanos de una República, mas categóricamente reconocemos que no pretendemos hacer vida política dentro o fuera de la UNIVERSIDAD, aprovechándonos de la confianza que ustedes han colocado en nosotros, insistimos en que nuestro fin es la reivindicación estudiantil, y no el PROSELITISMO POLITICO PARTIDISTA”. (Tomado textual del Facebook del centro de Estudiantes del DAC: “CEDAC-CONTIGO”)

6.- Todo ello nos revela que:

  • El sagrado recinto universitario de la UCLA fue violado por funcionarios armados de cuerpos de seguridad  externos.
  • Las autoridades que autorizaron un acto político partidista son responsables de lo ocurrido y de lo ha podido ocurrir (afortunadamente no hubo muertos ni heridos graves, cuestión que hipotéticamente se buscaba con este acto provocador a la comunidad universitaria).
  • Este acto, calificado como un “conversatorio” con estudiantes universitarios fue una burla, una estafa o un fraude, ya que sólo se trató de un acto de campaña electoral adelantada, ya que el Consejo Nacional Electoral determinó que la campaña electoral para las elecciones presidenciales comienza el 1ro. De julio de 2012.
  • Aparte de las agresiones a los estudiantes del DAC (quienes intentaron salvaguardar el derecho a la educación y las propias instalaciones del decanato, cosa que no hicieron las autoridades responsables de ello), también fueron agredidos reporteros de los medios de comunicación social, a quienes se les impidió antes y después del acto entrevistar al candidato. Incluso un camarógrafo fue golpeado por el equipo de seguridad de la Gobernación dentro del recinto universitario, por lo que se corrobora que este candidato no puede dar entrevistas que no sean previamente organizadas para evitar cometer los errores garrafales que cotidianamente comete cuando es interpelado por periodistas (ver reseña de prensa de “El Informador” de domingo 22 de abril sobre actividades del candidato en el oeste de la Barquisimeto.).
  • Una vez más se constata que a las autoridades trasn-jub de la UCLA no les interesa la academia, la universidad, ni la comunidad universitaria. No tienen escrúpulos. Sólo sus intereses político-partidistas.
  • Sólo exigimos respeto a los estudiantes, a la comunidad universitaria y a la propia universidad. El pasado no puede seguir determinando el presente y el futuro de la universidad. Francesco, Nelly y los decanos trans-jub son sólo eso. Son el pasado indolente, negligente e inepto demostrado una y otra vez.
  • Hasta el mismo representante profesoral Héctor Núñez, con quien tenemos profundas diferencias en lo político y universitario, emitió un pronunciamiento rechazando el uso de la universidad para actos de carácter proselitista, específicamente el del DAC. (adjunto)

Prof. Cécil Gerardo Pérez Torres

Decanato de Administración y Contaduría de la UCLA

Representante del MPPEU ante la UCLA

cegepeto2@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2986 veces.



Cécil Gerardo Pérez Torres


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Regionales