Ciencias de la Tierra y del Universo: Nueva Asignatura para la Educación Media

La escuela hasta ahora no ha podido ir al ritmo de los cambios que ocurren o en las ciencias o en la sociedad. La escuela se ha caracterizado hasta ahora de quedarse permanentemente rezagada respecto al avance de la humanidad. La escuela venezolana no ha sido excepción. En lo que respecta a reformas curriculares tenemos un retrazo enorme. Durante la gestión del profesor Aristóbulo Isturiz se realizaron importantes cambios en nuestro sistema educativo, se oficializaron por el ejemplo las propuestas de los liceos bolivarianos y de las escuelas técnicas robinsonianas. No podemos dejar de mencionar la reforma curricular que se realizó en la Educación Inicial. Sin embargo, no se llegó a presentarle al país una propuesta curricular para todo el sistema educativo. Tuvimos que esperar hasta el año 2008, después de diez años en el gobierno, cuando el entonces Ministro de Educación Adán Chávez presentó la primera reforma curricular de todo el sistema escolar desde el Primer Año de la Educación Primaria hasta el último año del Bachillerato. Está propuesta fue atacada duramente por la oposición y criticada incluso por educadores revolucionarios. Tal fue la magnitud de la reacción política en contra de esta propuesta que el propio Presidente Comandante Chávez mandó a para la reforma, a los pocos meses destituyó a su hermano del cargo de ministro. Es una lástima que la discusión en torno al currículo entrara en el congelador para no salir más de allí por un largo tiempo. Pienso que es necesario reactivar esa discusión en el ámbito nacional.

Desde hace unas décadas se introdujo entre las asignaturas en el nivel de Educación Media Diversificada la denominada Ciencias de la Tierra. Esa asignatura vino a sustituir, con un enfoque más moderno, la antigua Geología. En el momento actual, esta disciplina recobra su importancia para la formación general de todo ciudadano y de los futuros estudiantes de carreras científicas en el subsistema de educación universitaria. En las últimas décadas las ciencias que se encargan de estudiar nuestro planeta y el espacio, el universo, han desarrollado teorías y han logrado resultados importantes. Nuestro conocimiento del Universo no es el mismo de hace veinte años. Esos desarrollos no se han incorporado a los programas de estudio de las asignaturas que forman los planes de estudio de la escuela venezolana. En otros países latinoamericanos, con los cuales tenemos importantes relaciones, se ha comenzado a introducir algunos de esos contenidos en diversos programas de formación. Por ejemplo, en Uruguay se ha ofrecido el curso Ciencias de la Tierra y el Espacio, el cual ha tenido como motivación:

“Una visión integradora de la naturaleza donde se relacionan los conocimientos planetarios con los fenómenos que acontecen en la Tierra.

Los avances en Astrofísica,Geología, Geografía Física, Climatología, Biología, Física y Química se integran en un enfoque multidisciplinario para buscar una respuesta a las grandes interrogantes sobre la evolución del Universo, de la Tierra y de sus seres vivos.” (Fuente: http://www.cte.edu.uy/curso_cte2006.htm).

Dado el enorme esfuerzo por la integración latinoamericana que se ha hecho en los últimos diez años, tenemos que avanzar para su realización lo cual incluye el campo de la educación. Tenemos que poner nuestros programas de estudio a la par de los de nuestros vecinos del continente. En especial, deberíamos ver atentamente la enseñanza de las ciencias en aquellos países que logran puestos de importancia en los estudios hechos por el LLECE. Nuestra integración al Mercosur nos obliga a considerar la materia de movilidad educativa entre los países. La integración latinoamericana sería estonces una fuerza que debería movilizar la reforma curricular que urgentemente necesitamos. En esta reforma debería incluirse una asignatura que incluya las teorías y resultados de las investigaciones en los campos científicos que se agrupan bajo el término paraguas de ciencias de la Tierra y del espacio, o del universo.

Otra razón para incluir una asignatura como la antes señalada es la importancia del petróleo y su estudio para nuestro pueblo. Seguimos sin conocer el petróleo. Digo esto, en el sentido de que no se han incluido contenidos suficientes relacionados con el petróleo en nuestra escuela, en nuestra Educación Básica. Nuestros estudiantes de Educación Media ignoran muchos aspectos del petróleo, de su explotación y uso. Con el lanzamiento de esta nueva asignatura se revalorizaría el estudio del petróleo por parte de la mayoría de la población.

Venezuela entró en la era espacial con el lanzamiento del satélite Simón Bolívar. Estamos dando un primer paso, de nuevo, en la era de la energía atómica. La apropiación y desarrollo de estas ciencias y tecnologías requiere de personas muy bien educadas en los diversos campos científicos. En especial se hace necesario educar a nuestra población en las ciencias de Tierra y del universo. No podemos seguir esperando, no podemos seguir ni un día más sin poner manos a la obra de la reforma curricular. Propongo que se considere la inclusión de una nueva asignatura donde se incluyan contenidos de las teorías y resultados de las investigaciones de las ciencias de la Tierra y del espacio.



julio_mosquera@hotmail.com

Twitter: @mosqueraj


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6436 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a111036.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO