¿Por donde empezar la transformación democrática de la ULA?

La decisión del Tribunal Supremo de Justicia del 4 de Mayo de 2010 marcó un hito en la historia de la UCLA que podemos analizar desde varios puntos de vista. Una perspectiva del análisis la asumimos desde el significado que tiene la protección a los derechos de los miembros de la Comunidad Universitaria en cuanto a su participación en la elección de las Autoridades Universitarias, ésto representa un avance en la profundización de la democracia universitaria y nos ubica en sintonía con los procesos civilizatorios que en el mundo colocan a la participación ciudadana como el eje fundamental en la construcción de sistemas organizacionales y sociales más justos y menos conflictivos, siendo las elecciones universitarias un ejercicio de ciudadanía y no un acto académico como afirman quienes se resisten a los cambios democráticos en la institución.

Otro punto de vista que debemos considerar es precisamente el impulso que representa tal decisión para convertirla en una gran oportunidad para implementar planes que aceleren la transformación democrática de la UCLA, que ha estado aletargada por quienes no ven más allá del interés grupal y clientelar como si nuestra universidad no necesitara cambios para potenciar todas las fortalezas que tiene y convertirla en una institución de alta calidad académica , involucrada y comprometida con el contexto social, cultural y económico de la región y el país.

Una condición objetiva que tiene nuestra institución es que la gran mayoría de la Comunidad Universitaria desea participar y ser protagonista en los cambios por venir. Los obreros, empleados, docentes instructores, estudiantes y egresados han manifestado su firme intención de hacer valer su derecho a la participación, pero también cumplir con su deber de hacer de la UCLA una institución de grandes logros.

Estos elementos considerados, nos abren un claro camino por donde empezar. En esa dirección, el FRENTE DE INTEGRACIÓN UNIVERSITARIA “LISANDRO ALVARADO”, impulsará el siguiente plan de acción inmediata:

1.- Solicitar con carácter de urgencia al ciudadano Ministro de Educación Universitaria la constitución de la Comisión encargada de elaborar el Reglamento Electoral para realizar las elecciones de Autoridades Universitarias y Decanos con la participación de todos los miembros de la Comunidad Universitaria, respetando así la decisión del TSJ y cumplir con lo establecido en la Ley Orgánica de Educación.

2.- Realizar la Asamblea Universitaria de carácter permanente para iniciar el análisis de los diferentes temas inherentes a la vida institucional y construir en colectivo el modelo de universidad que necesitamos y queremos. Las mesas de trabajo para el intercambio democrático de ideas constituirá la metodología fundamental donde los obreros, los empleados, los estudiantes, los docentes y los egresados en diálogo creador diseñarán las líneas estratégicas de desarrollo de la UCLA para el futuro inmediato. La organización de este evento de gran importancia para el futuro inmediato de la UCLA está en plena organización y muy pronto será publicado el programa correspondiente.

3.- Fortalecer la vinculación con las diferentes comunidades e instituciones de Barquisimeto, la región y el país con la finalidad de crear un espacio y formas de participación e intercambio de ideas que contribuyan a ampliar la base de sustento social de la UCLA, en tanto que es una universidad pública que debe estar al servicio del pueblo y del desarrollo local, regional y nacional. La convocatoria a un CONSEJO SOCIAL para debatir sobre las expectativas que tienen las comunidades organizadas y las instituciones sobre su universidad, es una de las acciones que de inmediato realizaremos para enriquecer el contenido de las propuestas de cambio a implementar.

4.- Elaborar un compendio de información generada por comisiones de trabajo en diferentes épocas, así como resoluciones de jornadas y reuniones, propuestas y recomendaciones de trabajos y tesis de grado, proyectos útiles engavetados y demás documentos producidos que no han sido considerados que constituyen parte del acervo intelectual de la universidad que no ha encontrado eco en las gestiones rectorales.

El Frente de Integración Universitaria “Lisandro Alvarado” reitera su compromiso de lucha por la democracia universitaria y convoca a la comunidad universitaria y al pueblo en general a defender el derecho a una educación humanista, socialmente pertinente, de calidad, innovadora e impulsora del desarrollo sustentable y de la justicia social.

FRENTE DE INTEGRACIÓN UNIVERSITARIA “LISANDRO ALVARADO”


cecilperez@ucla.edu.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Cécil Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social