¿Los mismos errores, ahora con Kellogg's?

A propósito del cierre de la empresa Kellogg's, escribimos en esta oportunidad, preocupados por las declaraciones que han emitido algunos sindicalistas, ministros y hasta el mismísimo presidente Maduro.
De ellas, cualquiera podría deducir que van a cometer los mismos errores que hasta ahora se han cometido en la dirección de las empresas del Estado y algunas otras que fueron nacionalizadas.
 
No somos anti obreros, ni tecnócratas y mucho menos pro capitalistas, pero estamos muy claros en que el Estado Venezolano es un pésimo administrador. Lo fue en IV, lo es en la V y lo ha sido siempre. Sin embargo, en los últimos años esta realidad se ha hecho mucho más evidente y grave por la tendencia a creer que cualquiera puede ser gerente.
El compadrazgo, la militancia en el partido, el grado de consanguinidad, la amistad y ahora el grado de coronel o general son los principales requisitos para ser colocado al frente de una empresa o institución. 
Ahora, cuando se trata de un caso como el de Kellogg's surge con fuerza otro elemento: la tesis del "control obrero" y la clase obrera al poder.
 
No intentamos decir que los obreros no pueden tomar parte en las decisiones de las empresas y mucho menos que no deben ser consultados e informados de las cosas que les atañen, pero es un enorme error, decidir en función de que el gerente general, el presidente o los cargos superviso ríos de una institución deban ser ocupados por los obreros, simplemente porque son obreros.
 
Claro que hay excepciones, pero eso no puede ser argumento para desechar la formación ideológica, la educación, la experiencia, el conocimiento técnico y administrativo, el liderazgo y la identificación con la empresa. Estos son elementos (si se quiere obtener buenos resultados) que deben pesar más que el hecho de ser miembro de la clase obrera, cuando de dirigir una empresa se trata.
 
Algunos, para oponerse a lo aquí expuesto,  argumentan que Chávez era sólo un teniente Coronel y Maduro un simple obrero y llegaron a presidente... Burda manipulación.
Chávez era un fenómeno. Fue la excepción dentro de las Fuerzas Armadas.
Maduro, por su parte, fue un obrero en un tiempo, pero tenía formación política desde muy joven, se hizo sindicalista, fue constituyente, luego diputado, presidente de la Asamblea Nacional, Presidente del Grupo de Países no Alineados, Presidente de Mercosur,  Presidente de Unasur, Canciller de la Republica, Vicepresidente de Venezuela y luego, por decisión de Chávez y el pueblo Presidente de la república. 
Engaña quien pretende mostrarlo como un simple obrero, para intentar, a partir de ello, impulsar una propuesta.
 
Allí dejamos expuesta nuestra preocupación, por seguir recorriendo el mismo camino, no reconocer errores y no rectificar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4586 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a263303.htmlCd0NV CAC = Y co = US