La Constituyente podría ser la gran oportunidad del agro venezolano

Quienes con regularidad leen nuestras notas, seguramente dirán al ver el título de ésta: ya viene esta gente con el mismo tema del agro.
Sí, volvemos con el tema y lo haremos una y otra vez, sin importar si fracasamos en cada intento. Estamos convencidos de que en el futuro de la patria, esta propuesta puede ser de gran utilidad, por ello soñamos conque algunos de los miembros de la Constituyente lea esta nota, se interese en el tema y por lo menos nos invite a discutir la factibilidad de implantación

Comencemos por decir que más allá de los discursos, estamos lejos de ser un Estado Socialista, mas eso no nos impide dar pasos en la construcción de lo que el comandante definió como el Socialismo del Siglo XXI. Para ello es imprescindible evitar el dogmatismo aquel que tanto daño le hizo a la Unión Soviética y según el cual hasta un puesto de perros calientes tenía que ser propiedad del Estado.
Estamos convencidos de que hoy Marx diría que un Estado Socialista tiene que ser dueño de los medios de producción COMUNES A LA POBLACIÓN (petróleo, TIERRAS, oro, hiero, gas, etc.) y los ESTRATÉGICOS (petroquímicas, telefonía, refinerías, aeropuertos, etc.).

Toda esta larga introducción tiene como objetivo hacer una propuesta a nuestro gobierno sobre el uso de la tierra como MEDIO DE PRODUCCIÓN COMÚN A TODOS LOS VENEZOLANOS.
A Venezuela le costará muchas décadas desarrollar y diversificar su economía a partir de procesos tecnológicos y constructivos, pues es demasiada la ventaja que nos llevan las grandes corporaciones para intentar competir con ellas en el mercado internacional (somos un mercado muy pequeño). Sin embargo, Venezuela tiene una enorme posibilidad de generar empleo, obtener independencia alimentaria, crecer económicamente, generar divisas y darle a los ingresos petroleros un uso más racional, si aprovecha las ventajas competitivas que le brinda su posición geográfica para desarrollar, desde el punto de vista SOCIALISTA, el agro y la agro industria.

Todo pasa por entender que el actual modelo de entregar tierras, créditos y asistencia técnica a particulares no es más que:
* Un modelo sostenido por más de un siglo, con resultados deplorables.
* Un modo de fortalecer la economía capitalista
* Una entrega de los recursos de todos a particulares para que hagan negocio
* Una manera errada de planificar la producción agropecuaria de un país (la inmensa mayoría termina usando la tierra de acuerdo a su propio criterio y conveniencia y no al de la nación).
* Una vía para desvincular la producción de alimentos del desarrollo de las condiciones de vida del campo y los campesinos.
* Una vía para facilitar a las cadenas especulativas la apropiación de la mayoría de las ganancias de la comercialización y procesamiento de la producción agrícola.

En resumen, ese modelo de darle 10 hectáreas aquí a un campesino para que siembre papas, otras 10 hectáreas más allá a otro para que siembre yuca y si es posible 10 hectáreas más a otro para que siempre tomates, es el responsable de que tengamos un campo con una producción risible, condiciones de vida lamentables, sin desarrollo tecnológico, sin escuelas, sin universidades, sin hospitales y pare de contar.

¿Qué proponemos?

* Crear una gran empresa agropecuaria con 5 millones de hectáreas y de composición mixta. 49% Estado (más una acción dorada) y 51% privada (dueños actuales de las tierras y una empresa internacional con capital, experiencia y tecnología). Esto podrá no ser una propuesta socialista pura, pero es 49% más socialista que lo que hoy tenemos.

* Copiar, en el área asignada a la empresa, el modelo implantado por las empresas petroleras para sus trabajadores (campamentos con casas, clubes, escuelas, clínicas, canchas deportivas, pequeños centros comerciales, bancos, etc.). Nótese que en esto pueden participar varias misiones (Vivienda, Barrio Adentro, etc.)

* Crear fábricas de procesamiento y empaquetado de alimentos (aceite, salsa de tomate, mayonesa, leche en polvo, etc.).

* Crear los canales de comercialización de productos y alimentos para evitar la especulación a través de esa cadena.

De esta manera convertiremos al campesino humilde en un empleado y accionista de una corporación, mejoraremos la calidad de vida del campo, generaremos empleo y planificaremos en gran medida la producción nacional (estamos hablando de millones de hectáreas y Venezuela hoy no tiene 3 millones de hectáreas sembradas)

¿Es rentable este proyecto?

Saque usted amigo lector sus propias conclusiones.

* Un barril de petróleo tiene un valor en el mercado internacional de 46 dólares.

* Un barril de leche cuesta 190 dólares

* Un barril de salsa de tomate 300 dólares

* Un barril de aceite de maíz 400 dólares



Esta nota ha sido leída aproximadamente 438 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /economia/a252222.htmlCd0NV CAC = Y co = US