ANC su inminente instalación y la rentable Impunidad

Los prolegómenos de una Nueva Patria sólo para patriotas..

De entrada, más que empresas venezolanas, se ha tratado de tinglados lujosos, a los que se les registró como empresas privadas, y asimismo algunas públicas. Papeles, sólo vacuos papeles.

En toda sociedad burguesa la rentabilidad mueve a los empresarios, empresarias, trabajadoras y trabajadores, empleados o no, y de allí que sus acciones diversas queden condicionadas a la obtención o no de ventajas de diversa índole, principalmente la ventaja económica. El amor y el interés fueron al campo un día, y más pudo el interés que el amor que le tenía. Proverbio de vieja data.

Es así como el empresariado de nuestro país, petrolero por excelencia, fue saturándose de empresarios y empresarias que no sólo vieron más rentable obtener beneficios-ayudas "keynesianas"-del Estado sin pasar por gestiones productivas de bienes para el desarrollo general de aquel, sino que optaron por medir la rentabilidad entre el posible beneficio directo obtenible de la comisión de acciones ilícitas y delictuales, y el precio del soborno a la burocracia (Ministerio Público en sentido lato responsable de aplicar oportunamente las leyes penales violadas o costo de la corrupción. Su personal, con raras excepciones, consecuentemente, ha estado en consonancia con dicha morbosa rentabilidad)

Aritméticamente, 1.- el monto en dinero obtenido por corrupción burocrática (especulación, vacunas, sobreprecios de las cotizaciones por concepto de obras públicas o de los presupuestos ministeriales mediado por burócratas corruptos heredados, atávicos y prejuiciados), y 2.- el costo del soborno exigido por la cadena "justiciera" correspondientes.

Es decir, la cultura inyectada desde países como México-años perezjimenistas) y por extranjeros inescrupulosos con toda su carga de experiencias malsanas cultivadas por colegas de la misma Antigüedad y novísimos fabricantes deseosos de riqueza fácil y a quienes jamás[1] antes se les hizo seguimiento sobre sus actividades dentro del país que les dio cobijo, y a quienes, corruptor y corrupto, los hermanó con todos sus perversos efectos de desmoralización del funcionario público nacional.

En los actuales momentos que marcan los prolegómenos inmediatos de una nueva Historia Patria, la ANC sabrá legislar sobre tan importantes y vitales pilares del progreso económico y el permanente saneamiento de la Administración Pública.


[1] Los gobernantes de la 4ta. República estuvieron muy ocupados robando, matando, desapareciendo a la gente políticamente protestante. Los Planes Socioeconómicos que hacían los Ministros no pasaron de ser meras formalidades protocolarias. Igual suerte corrieron las vistosas y enlazaditas Memorias de Cuentas Ministeriales que presentaban al Congreso Nacional. Nadie o sólo poquísimos curiosos los desataron para enterarse de sus vacuos y maquillados contenidos. Las decisiones legislativas salidas en Gaceta Oficial estuvieron preñadas de yerros garrafales, y sus correspondientes fe de erratas también adolecieron de sus propias imprecisiones varias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1168 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas