El valor trabajo en Marx (II)

Venimos trabajando la economía global representada por 2 sectores complementarios, cada uno abastece al otro en condiciones de equilibrio estable. El I produce medios de producción, y el II, bienes de consumo final. Hemos ampliado y mejorado la composición de las ecuaciones en cuestión.

 

 Pongamos las siguientes ecuaciones modulares del fenómeno macroeconómico de la producción global:

 

I) 80c+20v+20pl = 120V, para g’ = 20%

II) 40c+60v+60pl = 160V, para g’ = 60%

 

Como esos capitales operan con tasas de ganancia desiguales, durante la transformación de esos valores en precios de producción se arriba a una tasa media de ganancia, g’ = 40%, lo que significa que los sectores I y II se conformarán con esa tasa media.

 

 Las ecuaciones adoptan las siguientes configuraciones:

 

I) 80+20+ (20+20) = 140

II) (60-20)+ ((60+ (60-20)) = 140.  Aquí corregimos el primer sumando de la II.

 

Allí se conserva los valores iniciales sobre los cuales se calcula la g’ = 40%, aunque algunos datos (paréntesis) aparezcan a precios de producción diferentes al valor del primer juego de ecuaciones.

 

Los paréntesis recogen las transformaciones de los valores en precios de producción, pero eso no significa que las sumas involucradas hayan dejado de ser valores. Cuando un comerciante vende el valor de cambio de una mercancía aspira recibir un monto de dinero contentivo de tanto valor como marque ese precio especulativo ya que de otra manera pierde justificación el sobreprecio. En esos casos, el comerciante obtiene un sobrevalor y el comprador una pérdida parcial de su dinero, exactamente igual a cuando sufre un robo callejero.

 

Los negadores de Marx han malinterpretado esos precios de producción, e inferido que estos no son valores; nada más falso.

 

Todos los datos de esas dos ecuaciones representan valores, valor trabajo, pero se les llama precios de producción porque sencillamente, al valor de cambio se le llama precio.

 

Repetimos: Cuando los valores se intercambian, se habla de precios, y de allí que Marx los haya llamado "precios de producción" para diferenciarlos de los valores adquiridos durante la producción, y con la finalidad de acabar con la aparente diferencia de valor que sufren los valores, cuando a los valores de las mercancías se les respeta como tales antes de pasar a la circulación.

 

Así, los datos del segundo juego de ecuaciones:

 

80+20+ (20+20) = 140 = 120 +20

(60-20) + ((60+ (60-20)) = 160 – 20 =140

 

son todos sumandos representativos de valores, y prueba de ello es que su suma total = 280, tal como montan los valores representados en el primer juego de ecuaciones:

 

80c+20v+20pl = 120V,

40c+60v+60pl = 160V.

 

Los sumandos negativo (± 20) de los segundos miembros de ambas ecuaciones, I y II, terminan anulados y la suma global de valores = 280.

 

Yendo a los paréntesis: El valor del valor agregado en el primer sector = 40, es agrandado con la venta al sector II como precio de producción = 60, y así se transforma en ambos sectores.

 

 Igualmente, el valor agregado por el sector II, = 120 = 60 +60, queda reducido al precio de producción = 100 = 60+ (60-20), y su valor del capital constante = 40 se transforma en precio de producción pagado = 60 = 40+20. Digamos que I y II venden en 140; respectivamente, en 140 lo que vale 100, y en 140 lo que vale 160.

 

Espero haber mejorado la exposición numérica de la transformación de los valores en precios de producción que todavía ha seguido pendiente para marxistas y no marxistas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 803 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: