Unas camisetas con la frase 'Poder Femenino' en Reino Unido han sido puestas bajo la lupa por reportarse explotación laboral de sus trabajadoras

Trabajadoras de la confección protestan por una mejora en los salarios en Daca, Bangladés, el 9 de enero de 2019.

Trabajadoras de la confección protestan por una mejora en los salarios en Daca, Bangladés, el 9 de enero de 2019.

Credito: Agencias

Unas camisetas estampadas con la frase 'Girl Power' ('Poder Femenino') que se han popularizado en Reino Unido han sido puestas bajo la lupa luego de que se reportara que las mujeres que las fabrican en Bangladés denuncian explotación laboral y abusos.

En el centro de la polémica se encuentra la marca F=, que ha logrado el apoyo publicitario de algunas celebridades británicas para vender las camisetas a 28 libras esterlinas (37 dólares) garantizando que el 35 % de las ventas se destinen a una organización que ayuda a los niños en África.

Sin embargo, un reporte de The Guardian afirma que la compañía proveedora de esas camisetas, DIRD Composite Textiles, paga por hora a sus trabajadores cerca de 0,56 dólares, un salario ligeramente superior al mínimo establecido por la ley en Bangladés pero que los empleados denuncian como insuficiente para cubrir las necesidades básicas.

Representantes de la marca F= aseguran que ese proveedor es regularmente "examinado en cuanto a buenas condiciones de trabajo y salarios justos", pero el medio británico señala que los empleados han denunciado abusos, entre ellos el de una mujer que presuntamente fue golpeada y amenazada a muerte por parte de la gerencia.

Anunciando el cese de las ventas hasta que se aclare la situación, Danielle Newnham, cofundadora de F=, señaló este jueves que los estampados son realizados en Reino Unido, pero admitió que previo a este reporte nunca había hablado ni con la fábrica ni con los distribuidores. Aseguró además que la situación ha sido muy dura para ella: "Tengo el corazón roto. Ayer fue el día más difícil de mi vida laboral".Adicionalmente, se reporta que varios maquinistas de DIRD recientemente perdieron su empleo en medio de una ola de despidos que ha afectado a 7.500 trabajadores de la industria textil en Bangladés, un sector que representa el 80% de las exportaciones de ese país. Trascendió que en las últimas semanas el personal de 27 fábricas se ha movilizado en protesta para exigir que el salario mínimo de 95 dólares mensuales sea aumentado al doble.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5822 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise noticias similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n339002.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO