La guarimba eléctrica o el nuevo Caballo de Troya

La oposición venezolana ha puesto en práctica diversos métodos para dar al traste con nuestra revolución bolivariana. Comenzaron, al inicio de la revolución, llenar de estigmas a los seguidores de este proceso llamándonos chusma, tierruos, marginales, buscando que el pueblo abandonará las banderas de la liberación para evitar ser tildado o señalado de chavistas. Luego fue la plaza Altamira, el golpe, el paro petrolero, etc, etc. En todos estos intentos ha estado presente la quinta columna mimetizada y tratando de pasar como revolucionario, de ganar confianza para ir ocupando cargos de poder y luego tener la oportunidad y facilidad de implosionar el proceso revolucionario.

El último intento que está realizando la oposición es con la guarimba eléctrica. Aprovechando la coyuntura originada por los fenómenos ambientales que inciden en la producción y distribución de la energía eléctrica, la oposición, a través de los Caballos de Troya, colocados en puestos y cargos estratégicos, ha iniciado un proceso de saboteo al horario de cortes racionales y los ha convertidos en cortes irracionales. Ya no se sabe en qué momento se queda uno sin luz. Ayer, en Maracay, hubo más de cinco cortes en el día hasta llegar a la noche en oscuras. Algo que nunca pensé que ocurriría aquí fue el escuchar las cacerolas. Sí, hubo cacerolazo en Maracay. Precisamente ese es el trabajo de los Caballos de Troya: lograr que el pueblo se arreche y culpe al Comandante Presidente Hugo Chávez de éstos cortes irracionales y le pasé la factura en los próximos comicios electorales.

Por todos lados, encuentras un Caballo de Troya colocando bombas bajo la sombra de que es personal de confianza, que no se puede denunciar por no hacerle daño al proceso. Eso lo han vendido ellos mismos para actuar impunemente y a la vista de todos con la mayor naturalidad.

Si no logramos expulsar y eliminar estos quinta columnas lamentablemente ocurrirá lo que el Padre de la Patria dijo una vez “He arado en el mar”.

Algo tenemos que hacer para rescatar y enrumbar hacia el socialismo del siglo XXI nuestra revolución. Tenemos que evitar que las órdenes del Comandante Presidente Hugo Chávez sean interferidas y tergiversadas y puestas al servicio de la contrarrevolución.

Desde que el Comandante inicio su mandato hasta este momento se han realizado miles de convenios internacionales y cuántos están en ejecútese. Saquemos la cuenta. Cuántas giras, cumbres y encuentros ha llevado a cabo el Presidente en busca de aportar a la revolución y cuánto de todo eso se ha concretado. La contrarrevolución apátrida se ha encargado de torpedear solapadamente todos estos convenios. Sus quinta columnas han perpetrado su labor eficientemente, a la sombra de la confianza que les ha brindado el Comandante.

El Presidente no puede solo llevar a cabo este proceso revolucionario, montarse en hombros todo un país mientras un grupo le mete zancadillas y otro exige dádivas a cuenta de votos. Compatriotas tenemos que meter el hombro nosotros también. Cada quien en su trinchera, luchando contra los aprovechados, los corruptos, los apátridas y explotando los Caballos de Troya.

No podemos permitir que se repliquen las cacerolas que ayer sonaron en Maracay.

Tenemos que explotar desde adentro todos los Caballos de Troya que pretenden implosionar nuestra revolución bonita.

No a los traidores.

Patria Socialista o muerte.


salinas.ys@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Ysrael Salinas


Visite el perfil de Ysrael Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social