Plomo fascista de la ULA deja 4 estudiantes unefistas heridos, uno por bala de 9 mm y otros 3 por pedradas

Como a las 9 de la noche me llamó Juan Veroes para reportarme que al fin había terminado el asedio que un grupo de malandros de la derecha mantenía contra la sede de la UNEFA, desde por la mañana. Los malditos fascistas de este país, llamados “estudiantes” pueden hacer lo que les dé la gana contra la ciudadanía, contra el pueblo, contra el que quieran porque si no se ponen a dar alaridos de párvulas mariquitas, a hacer juergas de hambre, a llamar a la OEA, a pedir que los visite Insulza, que los medios lleven sus chilladeras a la SIP, CNN, a la mierda de “El País” de España, a su rey y al Papa.

Pues bien, hoy la sede de la UNEFA de Mérida se encuentra destrozada a balas y a pedradas por parte de esos canallas que son pagados (para delinquir todos los días trancando las calles) por las autoridades de la ULA y de la Alcaldía Libertador.

El Gobierno de Mérida ante estos hechos lo que hace es pagar vacuos y costosísimos remitidos por la prensa escuálida. Mérida lleva dos semanas bajo el terror de la derecha, exactamente como lo está el Táchira. Táchira y Mérida se parecen como dos gotas de agua en muchas cosas: paramilitarismo, sicariato por carajazo y multitud de metro-sexuales como Julito Rivas, de la derecha, echando plomo, quemando cauchos y trancando a toda la ciudad. Ayer el profesor de la Facultad de Arquitectura Miguel Salvatierra, en relación con el acoso a la UNEFA, decía: “Es lamentable que los profesores de la ULA no podamos dar nuestra versión de los acontecimientos ocurridos a lo largo de la Avenida Las Américas, especialmente con la nota informativa sesgada con la cual trata la Oficina de Prensa de la ULA la informacion sobre lo ocurrido en las inmediaciones del nucleo de la Liria donde un grupo de estudiantes de algunos de los grupos anárquicos que hacen vida política en la facultad de Ciencias Económicas, pretendió tomar la calle e iniciar un guarimbeo cuya intensión final era lograr la suspencion de clases hasta el mes de Enero. Pues bien un grupo de estudiantes (los cuales son mas adultos y maduros que los púber de la ULA) de la UNEFA, se pusieron las pilas y lograron expulsar a los chamos, para garantizarse terminar el semestre antes del 18 de Diciembre. Lo que pasa es que los revoltosos de la ULA no aguantan un apretón de bolas y menos un alambre metido en las uñas de los pies.

Ayer, el asqueroso diario “Frontera”, golpista, amarillista y guarimbero, tituló a ocho columnas: “Incendiada Corpoelec Mérida por los vecinos”. Ellos muy bien saben que eso no lo hicieron vecinos sino cuatro malandros, los mismos que todos los días están incendiando a la ciudad bajo cualquier pretexto miserable. La inmunda lacra de “Frontera”, sabiendo que el problema de los apagones tiene una razón fundamentalmente climática y de un consumo que se ga duplicado en relación con lo que aquí se consumía hace diez años; pero este gobierno pendejo no sabe explicar estas cosas, y el mismo nuevo ministro Rodríguez parece que no da pie con bola; el Presidente Chávez además ha explicado muchas veces esta situación, pero este inmundo diario se presta para contribuir con la inestabilidad, con la confusión y el desorden, y se regodea incluso con los hechos guarimberos presentándolos como casi de gesta popular. He aquí el por qué hay que hacer que estos medios cumplan con la ley. Por allí andan sus reporteros como sabuesos rabiosos buscando cuando hecho trágico o grave se presente en la ciudad para tergiversarlo y endosárselo al gobierno. El día lunes en las guarimbas de Mérida hirieron de bala a dos policías, y en la noche del 6, en una técnica muy similar en la que se le dio muerte al estudiante en el Táchira, se hirió de bala a una dama en el centro comercial incendiado, que la prensa escuálida lo coloca como protesta por los apagones y en solidaridad con el estudiante Tachirense muerto este martes. Los medios como Noticias24, hacer ver esta protesta como organizada por la sociedad civil.

El Táchira, lo sabemos, se encuentra bajo las hordas del paramilitarismo colombiano, sometida a las bandas fascistas que controlan al núcleo de la ULA y todo el entramado de una red que maneja el narcotráfico, el contrabando y los secuestros, y que suspira por muertes, caos, sabotajes y guarimbas permanentes. Todas esas lacras poco a poco nos la han estado importando a Mérida. En la reciente muerte de un estudiante en el Táchira, de inmediato los medios de la derecha se lo atribuyeron a chavistas. Apenas se supo lo de la muerte aparecieron en las pantallas Globovisión, los carroñeros nacionales de Primero Justicia como Yon Goicochea, lamentando la muerte del estudiante, con el discursito idéntico al que usa Baltazar Porras: “Rechazamos en nombre de Primero Justicia y de los jóvenes de Venezuela (…) la violencia política que mató a nuestro compañero el día de hoy, queremos rechazar el odio que se pretende sembrar entre los venezolanos”. Ricardo Sánchez indicó que estos sucesos constituyen un llamado a la movilización de la sociedad e informó que el movimiento estudiantil se pronunciará en breve.

jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3516 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a91510.htmlCd0NV CAC = Y co = US