La flecha en reversa

En algunos momentos de los finales de los años ochenta (80) se llego a decir y se sostenía con certeza que; los años noventa (90) sería como volver a los o regresar a los años sesenta (60) y muy coincidencialmente en 1989 se desataron los gases que prendió el gran peo que encendió las praderas de los últimos años de la época de los ochenta (80) y comenzó el gran y enorme que mantiene la llama encendida de las ideologías en pleno siglo XXI en toda sur América, y entre ellas las praderas de Venezuela que, por algunas muchas traiciones, un buen día dejaron de flamear, para convertirse en cenizas chisporroteantes y ahogadas por falta de oxigeno de lealtad, sabiduría y mucha conciencia patria, para poder flamear nuevamente como una vez lo hicieron en aquellos años 60, 70, y buena parte de los 80, aunque débiles, por tantas infiltraciones que se presentaban en los movimientos revolucionarios que una vez constituidos, intentaban consolidarse y a la final solo resultaban un intento más por volver a nacer, porque no estaba la llama.

Pues bien aquellos años de glorias, algunas veces, y de tantos mártires en su peores etapas, sobre todo entre los años de 1962 a 1976 cuando en ese ínterin de catorce años, hubo una gran cantidad de víctimas, producto de una sistematizada estrategia de violaciones de los DERECHOS HUMANOS y en donde las ejecuciones, asesinatos, violaciones y las desapariciones, formaban parte de la ORDEN DEL DÍA, es decir, en lenguaje del argot militar las violaciones a los DERECHO HUMANOS para esa época, era un P.O.V (Procedimiento Operativo Vigente) ósea Disparen Primero y Averigüen después (D.P.A.D) frase funesta del grandísimo HIDEPU, mal llamado padre de la democracia en Venezuela Rómulo Betancourt. Vaya usted a saber de semejante y tamaña contradicción ideológica, para los teóricos e historiadores.

Luego entonces cuando hacemos uso de los recuerdos y enfocamos los conocimientos en conocer el pasado y entender sus acciones y contenidos en cuanto a la política se refiere, podemos recordar que, los que gobernaron para aquellas épocas, que antes fueron víctimas, de las persecuciones; luego ellos, se convirtieron en las figuras que ellos combatieron, es decir, los muy HIDEPU se convirtieron, en los perseguidores y torturadores y con las mismas características de la dictadura de PEREZ JIMENEZ, pero, con un ingrediente adicional en lo que a delito se refiere, con ellos empezó la era de los desaparecidos en AMERICA DEL SUR y las ejecuciones en fuga y una de las cosa más comunes para la época, la muerte en prisión.

Entonces cuando extrapolamos algunos hechos del pasado, con las debidas complejidades históricas, y hacemos las comparaciones de aquellos tiempos, con los que estamos viviendo en plena “REVOLUCIÓN SOCIALISTA” y “DEMOCRACIA BOLIVARIANA” (en comillas porque esto lo dijo el jefe ayer en Aragua) nos enteramos y nos damos cuenta que; los perseguidos, los torturados y los estigmatizados de la dictadura de Pérez Jiménez, que luego se convirtieron en; los desaparecedores, torturadores, asesinos y estigmatizadores, con las mismas técnicas que aplicaban en su época de gobierno de la CUARTA REPUBLICA, ahora resulta que nos están acosando, es decir, siendo nosotros gobierno, resulta que; estamos siendo perseguidos, torturados, asesinados, estigmatizados, vilipendiados, acorralados, violados y escoñetados, por los que ayer eran gobierno, que hoy son oposición y contrarrevolucionarios al gobierno de HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS; pareciera una vaina como de locos, pero nos están aplicando, dentro de nuestro proceso político de cambios profundos, las políticas de terror que aplicaron ellos en sus gobiernos cuando lo fueron.

Aunque no logro entender ¿Cómo es que vamos a entender esta situación? Tan extraña para muchos, porque no se puede entender que siendo nosotros gobierno, seamos perseguidos, acosados, torturados y asesinados por la oposición, Y EN ESTA GUEBONADA no siga pasando nada.

Sin coba ninguna que no entiendo la vaina, por favor explíquenme.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá b ¡Patria! ni Revolución

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2436 veces.



Jesus Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición