Femicidio de Kalinina Ortega duerme el sueño de los justos

Hace seis años se denunció su "desaparición". Hace ocho meses la hallaron muerta y enterrada en el patio de su casa. La familia ya solo espera por la "justicia divina".

Este 4 de octubre se cumplieron seis años de la "desaparición" de la periodista Kalinina Ortega, un caso que sigue en el limbo de la justicia venezolana.

La insigne comunicadora, reportera del diario El Nacional por más de 20 años, fue vista por última vez el 20 de septiembre de 2016, cuando estuvo en casa de su hermana Karelia Ortega. La denuncia de su presunta desaparición, a cargo de una abogada amiga de Kalinina de nombre Gerxy Dávila, se supo días después, el 4 de octubre de ese año. Los hermanos de Ortega se enteraron de lo ocurrido por los periódicos. De Kalinina no se supo más, hasta que el 27 de febrero de 2022, hace ocho meses, su cadáver fue localizado en el patio de la casa donde habitó por más de 40 años, en San Bernardino.

El triste final de Kalinina duerme "el sueño de los justos", y quizás su expediente estará olvidado en alguna gaveta, en algún cajón de la Fiscalía General de la República o del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), o en el maletín de algún funcionario. La familia, al menos, pudo darle cristiana sepultura luego de seis años de incertidumbre. Cerró un doloroso ciclo, pero sigue abierto otro: castigo a los responsables, saber qué ocurrió y por qué.

Kalinina, entonces, nunca salió de la casa. No fue a cobrar la pensión como se dijo. Su cartera y documentos personales estaban intactos cuando el CICPC llegó al sitio para documentar la denuncia aunque nunca buscaron en la casa.

Ella murió a causa de fuertes golpes en la cabeza y luego la enterraron en el patio de su residencia. También mataron a su perro, localizado por las autoridades en el lugar. El macabro hallazgo de la fosa escandalizó a los medios y las redes sociales pero ya fue olvidado.

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, anunció el suceso con su acostumbrado histrionismo y designó al Fiscal Noveno Nacional Regino Cova (el mismo que llevó la causa del obrero de Ferrominera, Rodney Álvarez) para investigar pero hasta ahora no se ha avanzado.

La familia de Kalinina Ortega no se cansa de pedir justicia. Sus hermanos advierten el poco interés que el Fiscal Cova ha puesto en el crimen de «Kali». "Esperaremos por la justicia divina, esa sí que no falla" dicen…

Para ellos, la periodista pudo haber sido asesinada el 20 de septiembre de 2016, pues al momento de encontrar sus restos vestía la ropa que su hermana le había dado ese día, tal como nos informó en su oportunidad.

Es muy duro para los hermanos de la periodista Kalinina Ortega revivir los hechos y enfrentar día a día, con absoluta decepción e impotencia, que las autoridades no sean más diligentes. ¿Acaso sí existe el crimen perfecto?

Por cierto, el CICPC, según fuentes cercanas a la investigación, acumula contundentes pruebas sobre los autores del hecho, cercanos al entorno de Kalinina y relacionados con una fundación que ella creó, pero no actúa a la espera de la Fiscalía…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1058 veces.



Luisana Colomine

Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Comunista.

 @LuisanaC16

Visite el perfil de Luisana Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luisana Colomine

Luisana Colomine

Más artículos de este autor


Notas relacionadas