La “fuga” de Leopoldo López, la libertad de Guaidó y los terroristas guarimberos

 

Guaidó libera al líder opositor Leopoldo López, con apoyo de grupo de militares; comienza cese de la usurpación - Noticias Principales de Colombia Radio Santa Fe 1070 am

"¿Qué quieren, que liberemos delincuentes y asesinos? No. Esos no pueden ser liberados". Hugo Chávez (*)

No sabemos si fue parte del simulacro, pero coincidió con el mismo. ¿Qué tipo de gobierno es este que denuncia al terrorismo, la corrupción, el bloqueo propiciado por los oposicionistas al tiempo que permite (por acción u omisión) que se "escapen", que los libera o que anden libres e impunemente desafiando al propio gobierno y generando daños terribles al pueblo venezolano?

Hemos presenciado desde hace años como se ha tratado con "guante de seda", con pétalos de rosa al terrorista Leopoldo López, auspiciador, propiciador y causante principal de las guarimbas en el 2014 y adicionalmente de los sucesos del 30 de abril de 2019 junto a Guaidó en la denominada "operación libertad" o intento de golpe de estado Ver: https://euskalpmdeushd-vh.akamaihd.net/multimediahd/videos/2019/04/30/2431747/20190430_12170209_0011974817_004_001_JGUAIDO_2019.mp4

También en una política de "temblequeo" se ha liberado, a través de amnistías, medidas humanitarias o indultos a una gran cantidad de opositores violentos como Antonio Ledezma. Iván Simonovis, Requesens, Freddy Guevara, Roberto Marrero, Gilber Caro, otros 110 indultados en septiembre de este año y se ha permitido que el Guaidó ande libre. Entonces el gobierno debe dejar el doble discurso y asumir que hay realmente negociaciones con la derecha extremista para que sigan libres y campantes, mientras el pueblo venezolano (en su enorme mayoría) sigue sufriendo los embates de la terrible crisis económica que les afecta en su calidad de vida cada vez más menguada.

¡Ah! Pero para que vean que si es un gobierno fuerte, se mantienen presos a Aryenis y Alfredo, en medio de las denuncias de camaradas revolucionarios de la violación de sus derechos. Y también se detiene (cual política cuartorrepublicana, donde quienes caen son los "pendejos", a un vigilante de la embajada española y a quien le suministraba la comida al fugado. Sea, los propios "chinitos de RECADI". (Quien quiera saber esta historia, les recomiendo esta crónica: https://www.aporrea.org/actualidad/a9009.html

Voy a parafrasear la opinión de un venezolano en las llamadas redes digitales o "sociales:

"Me parece que llegamos al colmo de la vergüenza y del desgobierno. Me refiero a los organismos de inteligencia y contrainteligencia que debieron prever esto y evitarlo a toda costa. Algo sí, tengo claro; no le aceptaré ni al gobierno ni a la nueva Asamblea que resulta electa, que me pidan más sacrificios a cuenta del chantaje de la lealtad.

La burla hacia las víctimas de las guarimbas, hacia sus familiares que hoy ven con asombro, como un criminal se larga impunemente en la "jeta babeante" de unos organismos efectivos para detener a los robagallinas, pero inútiles a la hora de evitar esta bochornosa fuga.

No hay explicación de ningún tipo para esto, ni acuerdos políticos porque se trata de un delincuente con sentencia firme y doblemente evadido, ni estrategia política porque se estaría violentando el estado de derecho, ni vale acusar ahora al gobierno español de actuar en contra de los convenios internacionales; cuando se trata con delincuentes hay que pensar como el delincuente para prevenir sus acciones.

O comienzan a gobernar en favor del pueblo, a legislar en favor de los trabajadores y los más necesitados, o se convertirán en una caterva de traidores y estafadores que habrán violentado la confianza y le lealtad que nos exigen casi hasta el cansancio.

Basta de defecarse en nuestras caras; lo primero es ver cuál será la nueva acción del gobierno después de este comunicado que, con todo lo procedente que pueda ser, no hace más que confirmar la realidad que hace que la arrechera aumente con cada respiración, con cada latido del corazón revolucionario que llevamos en el pecho.

¡¡Basta carajo!!, no vuelvan a presentarnos el video de nuestro Comandante Eterno hablando de cojones porque están dando señales inequívocas que a ustedes les falta lo que a Chávez y al Pueblo le sobra".

Cuando a Chávez se le plateó que otorgara la aminsitía de varios presos venezolanos que habían transgredido nuestras leyes penales, respondió en el mensaje anual ante la Asamblea Nacional en enero del 2008: "No puedo amnistiar (liberar) a alguien que está procesado por delitos contra los derechos humanos, porque debería entonces ir yo preso, debería ser destituido de la Presidencia de la República" (**)

Recordamos que hace 4 años cuando la oposición presentó un proyecto de Ley de Amnistía el presidente Maduro respondió contundentemente que no permitiría impunidad en el país con la Ley de Amnistía que proponía la derecha en el Parlamento y manifestó que todos los poderes del Estado deben subordinarse y cumplir de manera obligatoria este plan que se convertirá en Ley. "No va haber impunidad, mi único dictamen como presidente de la República es Justicia"

Poco tiempo después, en ese retruécano al que ya nos tiene acostumbrados decretó la amnistía de decenas de opositores participantes en delitos contra las personas e instituciones durante las guarimbas de 2014. Luego los indultos de septiembre de este año y ahora la fuga "facilitada" no sabemos desde qué instancias del gobierno de Leopoldo López. Y por cierto, al ministro Néstor Reverol, responsable de la seguridad del país, lo "castigaron" dándole otro cargo, ahora es ministro de Energía Eléctrica.

¡¡Que desfachatez!!

(*) y (**) Hugo Chávez. Presentación del mensaje anual ante la Asamblea Nacional. 11 de enero 2008. Nota: donde dice liberemos, debe leerse "amnistiemos"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1220 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición