Lo más significativo del atentado a Maduro

Si se acepta que, efectivamente, sí hubo un atentado contra la vida de Nicolás Maduro, y que el mismo fue abortado en pleno vuelo por los equipos tecnológicos inhibidores que forman parte del sistema de seguridad del Presidente de la República, vale la pena entonces tomarse algunos minutos para hacer una interpretación de este acontecimiento.

A primera mano lo más significativo de este hecho es que, sectores de la población venezolana han visto con simpatía el intento de asesinato del Presidente de la República, por lo que se desprende de opiniones que se escuchan, tales como: "lo pelaron", "a buen susto le echaron", "en la próxima lo cocinan", etc. Esa simpatía puede deberse a un deseo que tienen esos sectores de la población, bien porque Nicolás Maduro no les agrada, o lo odian, o simplemente por desespero, dada la grave crisis que atraviesa la sociedad venezolana.

Lo cierto de todo esto es que la idea del asesinato del Presidente de la República ya es materia de opinión pública, por lo que es una buena oportunidad para que las encuestadoras ausculten y formulen preguntas como: ¿Está usted de acuerdo con el atentado contra el Presidente de la República?; ¿Está usted de acuerdo con que lo vuelvan a intentar?; ¿Está usted en desacuerdo con que después que lo maten, le saquen los ojos y lo destripen?

Lo interesante de este caso es que, si se acepta la idea de que vale la pena asesinar al Presidente de la República, pues simplemente se acepta la idea del asesinato de cualquier persona, como para quitársela de encima. Y es que esa idea se pasea a menudo por la mente de las personas, especialmente en momentos de rabia o de ira. Puede ser el esposo con relación a su esposa, o viceversa, o el hermano con relación a su otro hermano o a su padre, o el vecino con relación a otro vecino, etc. No por casualidad a diario ocurren asesinatos.

Ahora bien, algunas personas pudieran estar viendo eso de asesinar al Presidente de la República como algo sencillo y rápido, y luego todo el mundo para su casa. A lo mejor es así, pero también pudiera darse el escenario de una reacción en cadena, en tanto que mucha gente seguramente tiene cuentas pendientes por cobrar, y tendrá en su mente a más de un Nicolás, sea su esposa, su esposo, su hermana, su padre, su compañera de trabajo, o su vecino. Tan simple como eso.

· alportillo@ula.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2125 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Portillo

Alfredo Portillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a267487.htmlCd0NV CAC = Y co = US