”Deben ser los maduristas, deben ser los maduristas, deben ser los maduristas”

Esta es mi opinión.

NOTA PRELIMINAR: Aquí no estoy acusando a nadie de nada, estoy simplemente exponiendo hechos, pensamientos, incluso pensamientos paranoicos, y posibilidades, entonces que nadie me venga a acusar de nada, aparte de acusarme de compartir mis pensamientos abiertamente, los cuales, como siempre, podrían estar equivocados.

Durante muchos años, específicamente entre noviembre del 2002 y junio del 2011 cuando escribía en inglés y divulgaba información "sensible" relacionada con el gobierno de EEUU, la CIA, la NSA, la NED, Republican Institute, y otros organismos de espionaje y/o financiamiento subversivo, fui hackeado una y otra vez.

Durantes ese periodo perdí el contenido de decenas de cuentas de correos electrónicos (existen maneras de hacer eso que cualquier persona puede hacer, de tener la paciencia para hacerlo), perdí tres computadoras por ser hackeadas, y toda la información, recibí cientos de amenazas de muerte, me trataron de desaparecerme y/o matarme cinco veces.

Además amenazaron a mi padre y a mi hijo, quienes no tienen nada que ver con lo que hago, hasta que me fui de Canadá por siempre y me mudé de manera permanente a Venezuela, donde ya no soy una amenaza para "ellos."

Pero …

¿Quiénes son "ellos?"

No lo sé, no tengo las pruebas, pero lo que sí sé es que les molesté muchísimo a la CIA y a la NSA en particular, y por extensión a la MOSSAD (Israel), MI6 (Inglaterra), y CSIS (Canadá), tanto así que también me mandaron tres agentes (que pude confirmar), y posiblemente cuatro, para indagar sobre quien soy y mis posibles asociaciones con grupos subversivos.

Jamás pudieron asociarme a nadie ni a ningún grupo ya que trabajo solo, no formo parte de ningún grupo, ni tampoco me interesa … ni tampoco soy miembro de algún partido político, gremio, ONG, movimiento social, o agencia de inteligencia, ni nada así, es decir, nada de lo que yo investigo y expongo tiene nada que ver con nadie más excepto con aquellos que yo expongo, y yo mismo, pero personalmente.

Nadie puede acusarme de ser servil o de ser subyugado a nadie, ni a ningún movimiento de ningún tipo.

Es más, lo que investigo no lo hago con algún interés oculto.

Nadie me paga para hacerlo, excepto cinco lectores que me ayudaron cuando necesitaba dinero, gracias eternas, siempre, jamás lo olvidaré.

Bueno, eso dicho …

Desde junio del 2011, cuando paré de escribir en inglés, "ellos" jamás me han molestado otra vez, probablemente porque cuando escribía en inglés tenia alrededor de 100.000 lectores en 22 países, pero ahora, escribiendo en español solamente --- gracias a Aporrea, siempre muy agradecido ---, solo tengo unos 1500 a 3000 lectores regulares en relativamente pocos países, y principalmente, supongo, la mayoría de los lectores son de Venezuela, y la mayoría me imagino no tienen conexiones con intereses externos o a nivel de grupos subversivos que pudieran poner en riesgo sus intereses.

Creo que por eso ya no soy ninguna amenaza para "ellos."

Pero …

¿Por qué les cuento esto?

Porque desde el 1 de enero del 2018, unos siete años después de que "ellos" decidieron dejarme tranquilo, de repente he estado siendo hackeado otra vez, pero no de manera tan profesional como lo hacían "ellos."

La tecnología ha cambiado mucho y los sistemas de protección son mucho mejores hoy, pero aun así es posible de destruir las cuentas electrónicas de las victimas, pero, muy extrañamente, estos nuevos hackeadores no lo están haciendo.

¿Por qué?

Bueno, para mí esto significa que aquellos que me están hackeando ahora --- y aparentemente a otros escritores de Aporrea y a Aporrea --- son unos idiotas, o sea, tal vez se creen fantásticos y capaces, pero no lo son, son unos amateurs, y nada más.

Son unos infantes en este ámbito, lo cual me indica a mí que no son de la CIA o de la NSA, ni nada así, porque si lo fueran, ya hubieran destruido mi computadora.

Bueno …

Entonces …

¿Quiénes son estos "ellos" de hoy?

Desde finales del 2017 he escrito cosas que solamente les pudieran molestar a Maduro, a sus asesores, a sus familiares, amigos, y colaboradores, y posiblemente a algunos ministros, altos funcionarios, y altos miembros del PSUV, pero a nadie más, creo.

Ahora, si hago un paralelo entre la eficiencia, capacidad, y eficacia del entorno de Maduro con la eficiencia, capacidad, y eficacia de aquellos que me están hacheando, bueno, la conclusión es obvia, o así pareciera, para mí.

¿Verdad?

Solo estoy especulando, y también tomo en consideración el hecho de que soy bastante paranoico --- por haber vivido tantos acosos y tres secuestros ---, entonces por eso digo que estoy especulando …

Pero …

Creo que todos sabemos que una de las tácticas más comunes de Maduro y de su entorno ha sido de sacar del camino a los detractores, soplones, y disidentes, a los periodistas que no les convienen, a los chavistas que quieren exponer la corrupción, o a cualquiera que se les meta en el camino.

¿Verdad?

Entonces, no sé si sea mi paranoia o las circunstancias que me indican que posiblemente sea el entorno de Maduro que está detrás de estas miserables tácticas, no sé, pero …

También ocurre otro fenómeno ahora que ocurría simultáneamente con los hackeos anteriores, y eso es el hecho de que ahora, de repente, he estado recibiendo amenazas (no de muerte, todavía) por parte de varios seguidores de Maduro, algo que jamás ocurrió antes (solo ocurría, mucho, cuando escribía contra los opositores, el gobierno de EEUU, la CIA, la NED, etc.).

Jamás había recibido amenazas de supuestos chavistas.

Todo esto es como una repetición de la misma película, pero esta vez es una copia barata, o sea, es una película de muy mala calidad, producida por los nuevos "ellos."

Por eso resuena en mi cabeza algo como:

"Debe ser los maduristas, debe ser los maduristas, debe ser los maduristas."

N.B. También he notado que cada vez que Aporrea me publica algo que les pudiera molestar a "ellos," algo le pasa al sitio web de Aporrea como entre ayer y hoy, el 9 y 10de abril del 2018, después de haberse publicado mi artículo La única cosa que se puede hacer es de darle más cuerda, por ahora. ¿Casualidad? No lo sé.

Esta fue mi opinión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 964 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a261660.htmlCd0NV CAC = Y co = US