Sin duda la delincuencia, la violencia, y la criminalidad en Venezuela aumentará aún más

Realmente no quería escribir sobre este tema ya que a veces uno se cansa de repetir la misma cosa tantas veces, pero lo haré, otra vez, en caso que esto ayude de alguna manera a mejorar la terrible condición en la cual nuestra sociedad se encuentra hoy aquí en Venezuela, particularmente desde que Chávez murió.

Pero primero, quiero decir que no tengo ninguna intención de decirle a nadie lo que debería hacer, no, es que muy sencillamente, si hablamos de Revolución, entonces me parece que también debemos actuar en consecuencia.

Si decimos una cosa, deberíamos hacerlo, ¿o no?

Eso me parece lógico.

Si el enemigo nos está atacando, debemos hacer algo al respecto, ¿o no?

Bueno, el problema es que no estamos haciendo nada, absolutamente nada en esta materia (ver más abajo).

Desafortunadamente, y no importa cuántas veces Chávez lo mencionaba, parece que la brecha entre el hablar y el hacer en nuestra Revolución se estrechó solamente brevemente mientras que él vivía, pero después de su muerte la brecha se transformó en una gigantesca y profunda grieta.

Hablar sin hacer, no sirve, y la evidencia (abajo) es más que contundente.

Okey … entonces … este es el asunto …

Siempre me impresiona que muchísimos venezolanos y venezolanas, educadas y pensantes, normales, comunes y corrientes, incluso profesionales, realmente creen la mayor parte de lo que ven en los programas televisivos gringos que se transmiten aquí en Venezuela, los cuales en base a mis observaciones representan la mayor parte de la programación en Venezuela, posiblemente hasta el 90%.

El otro día una venezolana que conozco, quien vivió un tiempo en Norteamérica, me dijo, totalmente convencida de lo que decía:

“En EEUU es normal, común, y corriente ver a esa gente tatuada por todas partes con todas esas cosas metálicas traspasando sus cuerpos, pero no aquí en Venezuela.”

Le pregunté, “¿Por qué dices eso?”

Me respondió, “Bueno, eso es lo que muestran en la televisión.”

¡Casi me caí de la silla!

Esta barbaridad lo dijo una mujer educada, que sabe escribir varios idiomas, es profesora, y ha dado cursos privados a centenares de niños venezolanos y venezolanas durante los últimos 20 años.

Pero, lo peor es que ella vivió allá, ¿Entonces?

¿Cómo puede decir que eso es normal en EEUU?

Eso no es nada normal en EEUU, la mayoría de esas personas son marginadas y muy mal vistas, son consideradas desviadas, tienen mucha dificultad para encontrar un trabajo estable, y son normalmente rechazadas por la población en general.

No hay nada normal en eso, excepto el rechazo.

Entonces, si esa profesora, quien vivió por esos lados, es capaz de creer lo que ve en la televisión sobre EEUU, entonces, imagínense lo que alguien que nunca vivió en EEUU pudiera creer. ¿?¿?¿ El nivel de lavado de cerebro a través de la televisión es absolutamente espantoso para mí, y trágico para nuestra Revolución.

¿Será eso lo que esta maestra les está enseñado a los jóvenes?

¿De que andar por las calles así, es normal?

¿Qué otras falsedades creerá?

¿Qué otras mentiras le estará contando a nuestra juventud?

¿Cuántas más maestras y maestros, padres y madres, tíos y tías, y abuelos y abuelas existen en Venezuela que se dejan llevar como ella por el negocio del entretenimiento gringo?

Probablemente 99 de cada 100 hogares en Venezuela tienen por lo menos un televisor, cable, o recepción satelital, y probablemente que 99% de la población entre las edades de 5 y 75 años de edad ven por lo menos dos horas de televisión cada día, y probablemente la gran mayoría cree que lo que ven en la televisión es verdad, o real, o algo parecido a la realidad, cuando en general no es así.

Setenta años de ver solo dos horas de televisión por día son 51.100 horas de ver televisión por persona durante su vida, horas que pudieran haber sido utilizadas para hacer algo productivo, o aprender algo positivo para nuestra sociedad en vez de aprender cómo cometer maldades (ver más abajo).

Equivale a 6.387 días completos de trabajo de 8 horas, o sea alrededor de 25 años de tiempo-trabajo lanzado por el barranco de la inutilidad humana.

¡Eso es mucha televisión!

(Debe ser por eso que la gente siempre me dice, “Donde encuentras el tiempo para hacer todas esas cosas,” y yo les respondo, “No veo televisión.” A causa de eso, hasta ahora he vivido casi 100 años de vida productiva.)

Bueno, ahora, si los adultos educados, sensatos, normales, pensantes, comunes y corrientes, incluso profesionales, que nunca han vivido en EEUU son capaces de creer lo que ven en la televisión, entonces …

¿No les parece obvio que los niños y los jóvenes venezolanos y venezolanas que tampoco han vivido en EEUU creerán aun más fácilmente lo que ven en la televisión?

¡Obviamente que sí!

No creo que nadie pueda negarlo.

Entonces, es dicho, lo que me impulsó a escribir este artículo fue que leí un artículo de noticia en Aporrea titulado:

“La descomposición social rebasa los limites … Banda de menores asesinan a puñaladas a dos sargentos del Ejército en Sabana Grande.”

Ver: https://m.aporrea.org/actualidad/n305756.html

¡Menores de edad asesinaron a dos Militares a cuchillazos!

¿Descomposición social?

¡Absolutamente!

Pero …

¿Por qué?

¿Cómo?

¿Qué pasó para que lleguemos a tales bajos niveles sociales?

¿Solo ahora nos estamos dando cuenta?

¿O faltará aún más descomposición social antes de corregir esta trágica condición humana?

Este tipo de delincuencia perversa, sádica, torcida, salvaje, y enferma del alma se ha hecho común y corriente aquí en Venezuela, particularmente desde que Chávez murió.

Chávez pudo más o menos guiar a la población en los valores humanos fundamentales, y cómo aplicarlos, pero Maduro no ha podido hacer los mismo, más bien, Maduro ha promulgado los conceptos muy superficiales y materialistas occidentales de corta visión como la prosperidad, el valor del dólar, y la “paz,” en vez de promulgar los conceptos profundos y de larga visión de la honestidad, la verdad (la no mentira), el compartir, la entreayuda, el voluntarismo, la responsabilidad social, la justicia, la vocación humanista, y el comunalismo, entre otros valores fundamentales necesarios para el sano y positivo desenvolvimiento a largo plazo de una sociedad más justa y humanista.

Por ejemplo, no puede existir paz sin estos valores, es decir, promulgar la paz sin promulgar los conceptos fundamentales que son vehículos para la paz, es fútil, y ese es uno de los graves errores cometidos por Maduro.

Otro ejemplo:

Maduro cometió un extremadamente grave e irresponsable error cuando empezó a hablar públicamente de la necesidad de conseguir dólares para las operaciones del gobierno, repitiéndolo [todo el tiempo] como si Venezuela dependiera únicamente del _______ dólar gringo para su sobreviviencia.

¡Muy mala jugada, Maduro!

¡Muy feo!

Horrible.

Al expresar esto tan descaradamente, y tan abiertamente, Maduro, siendo la más alta autoridad del país, creó en las mentes de muchos ciudadanos, particularmente en las mentes de los jóvenes con tendencia criminal, el concepto de que sin dólares no existe futuro prospero.

Ya que a los delincuentes obviamente no les interesa la paz, las únicas cosas importantes de las tres ideas de Maduro (prosperidad, dólares, y paz), son la prosperidad y los dólares.

Entonces … para los delincuentes es muy sencillo:

Ahora en Venezuela, hay que robar, secuestrar, y matar ¡para conseguir dólares!

¡Así es que se prospera!

Así piensan los delincuentes.

Y eso es precisamente le que me ocurrió en el 2015 aquí en Venezuela, cuando fui muy violentamente secuestrado y casi asesinado a machetazos por esa razón, por ¡dólares!

¡Dólares!

Nunca antes en mis más de 40 años en Venezuela tuve que enfrentarme a este horrible asunto de dólares.

Hoy no importa donde vaya en Venezuela, los delincuentes siempre me cazan, automáticamente, todo el tiempo, no me dejan tranquilo. Tienen un solo fin … de robarme los dólares que no tengo, porque me parezco a un extranjero, y por eso suponen automáticamente, pero muy erróneamente, que tengo dólares.

El gran problema es que si durante un atraco les digo a los delincuentes, “No tengo dólares, pero les puedo dar bolívares,” me dispararán en la cabeza, o me cortarán en pedacitos con sus machetes. Aprendieron cómo hacerlo en la televisión (ver más abajo). No quieren, ni les interesa recibir bolívares de un “extranjero.”

¡Solamente dólares!

Básicamente, Maduro me arruinó la vida aquí en Venezuela.

Y probablemente les arruinó la vida a los cientos de miles de venezolanos y venezolanas que perecemos extranjeros.

En otras palabras, desde que Maduro empezó a hablar de dólares, la vida aquí en Venezuela se me ha transformado en un infierno ambulante.

Pero peor todavía …

Ahora todos mis familiares están en constante peligro ya que ahora los delincuentes creen que toda mi familia tiene dólares, o creen que al secuestrarlos a ellos yo les voy a entregar los dólares ¡que no tengo!

¡Gracias por nada Maduro!

Bueno, no quiero hablar más de Maduro …

Con respecto a lo que pasó en Sabana Grande, donde un grupo de jóvenes menores de edad mataron a dos Militares a cuchillazos …

¿Dónde aprendieron eso?

¿En la escuela?

¿De sus padres?

¿En la iglesia?

¿De sus abuelas?

¿En la Biblia?

¿En la universidad?

¿En el Jardín Botánico?

Nooooo …

¡En la televisión!

Empezando con las comiquitas.

El otro día, al medio día, precisamente a la 1:40 PM, en la televisión --- ahora tengo un televisor en mi taller, hace alrededor de un mes --- en un canal de televisión venezolano-estadounidense, en una telenovela, vi algo que me discombobuló, o sea, me puso fuera de mi mismo, me desconcertó, o me desorientó (nota: me gusta mucho esa palabra, la cual creo todavía no es reconocida por la elite del idioma español).

Bueno, vi a un hombre y dos mujeres en una cama, semidesnudos, tocándose, besándose y haciendo el amor juntos, los tres al mismo tiempo, como en una película pornográfica “suave,” con los uuuus y ahhhhs y todo, pero así, ¡en pleno día!

Sí, a la 1:40 PM, no a las 1:40 AM.

¿Qué es eso?

¿Encuentran eso normal, lógico, o aceptable?

¿Qué tipo de irresponsabilidad es esa?

¿Descomposición social?

Absolutamente.

¿Por qué este gobierno no hace nada al respecto?

¿O Conatel?

¿O la Asamblea Nacional?

¿Por qué los líderes de la oposición no hacen nada al respecto?

¿Por qué el PSUV no hace nada?

¿El PSUV no es Revolucionario?

¿O el PCV?

¿Por qué nosotros no hacemos nada al respecto?

¿Por qué nadie hace nada?

Pura habladera, eso es todo.

Nada de acción.

Eso no es Revolucionario.

Es muy triste que en Revolución sigamos permitiendo la transmisión por televisión de todos tipos de perversiones, donde se glorifica a los psicópatas y sádicos, la violación de mujeres y niños --- hace poco un joven aquí donde vivo violó a una muchacha con un palo ---, la tortura, el asesinato, el descuartizamiento de inocentes, la violencia y matanza gratuita, sin razón, o solo por el gusto de hacerlo, el robo de cualquier cosa, a quien sea, a los discapacitados, para quitarles dólares imaginarios, los ataques violentos, salvajes, y desalmados para obtener lo que uno quiere, sin ninguna conciencia …

Y eso es sin contar las tantas otras perversiones humanas que glorifican en la televisión, como la mentira, en engaño, la estafa, el encumbramiento, el sexo degenerado, el uso de drogas, el mal hablar, la falta de respeto hacia la mujer, los padres, y los ancianos, etc.

¿Descomposición social?

De allí están aprendiendo nuestros jóvenes, esa es su educación principal, y gratuita, LA TELEVISIÓN.

¿Cuántas horas por día ven televisión?

¿Cantos días productivos nuestros jóvenes lanzan a la basura?

Pero, peor todavía …

La verdadera realidad es que son los GRINGOS, y no nosotros, los que realmente están enseñando a nuestra juventud. Son ellos, con su programación degenerada, enfermiza, y delincuencial, la cual se encuentra en tal vez hasta el 90% de nuestra programación televisiva, quienes tienen el control.

¿Pero, qué están realmente haciéndoles a nuestros hijos a través de la televisión?

Muy concretamente, los están enfermando, gravemente, y a raíz de esto nos están matando como sociedad sana, están atacando y destruyendo nuestra Revolución Bolivariana, y las vidas de miles y eventualmente millones de inocentes.

Las bombas ya no son lanzadas por aviones de guerra sobre nuestras cabezas, sino que son lanzadas desde nuestras propias casas. Son bombas de tiempo automáticas, silenciosas, hasta que exploten.

Eso es lo que está ocurriendo.

Entonces …

Sabiendo esto …

¿Estamos listos para prohibir que nuestro enemigo en Revolución, y sus aliados, acosen a nuestros jóvenes tan libremente a través de la transmisión de la programación televisiva en Venezuela?

¿O seguiremos dispuestos a que sigan azotando a nuestros jóvenes, lanzándonos bombas, y en consecuencia destruyendo nuestra sociedad, y nuestra Revolución?

Hablamos y hablamos contra nuestro enemigo, y contra sus aliados, contra sus injusticias, violencia, y maldad, pero muy extrañamente les permitimos entrar a nuestras casas, todos los días, por lo menos durante unas dos horas diarias.

¿Qué tipo de combate Revolucionario es eso?

No lo es.

Obviamente, si hemos llegado a este nivel de descomposición social, donde nuestros menores de edad acuchillan a Militares, no estamos ni un poquito así de cerca de tomar esta [¿necesaria?] decisión --- tendríamos que eliminar o prohibir alrededor de 90% de la actual programación --- y, a causa de nuestra falta de acción (de hacer) en contra del enemigo de la Revolución, seguirán siendo nuestros enemigos quienes enseñan a nuestros jóvenes, en vez de nosotros, y a raíz de eso, sin duda la delincuencia, la violencia, y la criminalidad en Venezuela aumentará aún más.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2497 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a243029.htmlCd0NV CAC = Y co = US