Un recuerdo para Ricardo

Cuando veas las bardas de tú vecino arder, pon las tuyas en remojo

Un día más en el transcurso de mí, la tuya y la nuestra,  eterna  lucha de todos los tiempos, unos avanzan y luchan, otros luchan y se quedan y lo más triste que existen los  que   luchan, avanzan y se quedan, para no seguir acompañándonos, en el duro camino de la revolución.  Pero, esos que lucharon, avanzaron y se quedaron, estarán  ahí para siempre en el camino de los combates, con su ejemplo lleno de valor y fuerza, seguirán cargando con la batalla de las ideas y el pensamiento sublime. 

Nuestro amado Ricardo, fue un comunicador incansable, lleno de alegrías y mucha fe  puesta en su revolución que es la de todos, los que queremos un mundo mejor o un mundo posible con la participación del el hombre nuevo y bueno.  Esa fue su revolución, la que hizo desde las trincheras de RNV, en su programa de mañanita todos los días, a partir de las cuatro de la mañana, ahí se comunicaba con sus oyentes de siempre, con sus colectivos, interactuaba con su tropa, el campesino desde los más alejados  espacios  de la tierras de la llanura, de sus colectivos caraqueños, ahí conocimos y aprendimos a querer a nuestro amigo Valentín, a  nuestros héroes del puente Llaguno, a  nuestra inolvidable Lina, a nuestro hermanos de la piedrita, los eternos luchadores Tupamaros de la Vega, en fin, fue siempre el perenne embajador de los sin voces. 

Hablar de Ricardo es como hablar  de un hermano que nos protegió y nos defendió cuando se le presentó la ocasión de tener un arma para ampararnos.  Su micrófono fue el de todos,  el de nosotros para expresar nuestro pensamiento y nuestros sentimientos hacia el mundo, hacia los espacios infinitos.  Donde llegaba Ricardo con su fusil de  palabras, con su herramienta aplastante en mano, nos levantaba de donde estuviéramos,  ver llegar a Ricardo era una cobija de protección, sabíamos que con tan solo su presencia teníamos un guardián para salvarnos, sabíamos que nuestra voz tenía un eco en la profundidad de la justicia.

Es difícil asimilar tan trágica noticia, que hoy, 20 de Enero del 2016, un valiente soldado es dado de baja, gracias a la  maldición de la bala del enemigo de los pueblos, hoy sin duda alguna cae, otro valiente Abel de nuestra América, como diría nuestro amado Simón, en su grito desesperado por el dolor al recibir aquella noticia desarrollada en las Montañas de Berruecos.  El enemigo de las luchas de los pueblos pone en escena para realizar sus crímenes espantosos, cualquier sitio  del espacio  terrenal.  Hoy fue en Caricuao, trágica fecha 20 de enero de 2016, a nuestro amado Danilo los sacaron igualmente del espacio de la revolución un 18 de noviembre del 2004, otro Abel de nuestra América, por la misma lucha, buscando la justicia, eran otra piedra que se les atravesaba en el camino.

Luego a nuestro Amado Otaiza , bajo las  manos criminales, le cortan la vida, a otro Abel de la Colombia heroica,  THABATA MOLINA |  EL UNIVERSAL

jueves 31 de julio de 2014  12:12 PM

El caso del homicidio del concejal del municipio Libertador, Eliézer Reinaldo Otaiza, de 49 años, ocurrido el 26 de abril en el municipio El Hatillo, ya fue policialmente resuelto. La División Contra Homicidios del Cicpc determinó que en el crimen participaron 17 personas.

Reseña que se identifica por si sola. 

Ese  mismo año, sabemos  también en la madrugada,  la desaparición forzosa  de nuestro amado muchacho, Robert Serra, vuelve la mano asesina de los pueblos, a interrumpir la vida de otro Abel de América.  Hoy la bala asesina, de la ruleta rusa del asesino de los pueblo colca su puntería a nuestro héroe de la Revolución Bolivariana, nuestro amado Ricardo Durán.

Estas bajas acentuadas y obligadas por una fuerza imperial, no son gratuitas, todo lleva una secuencia muy fríamente calculada, si no fijémonos, que cada vez que el gobierno, por no  decir la revolución, hace un esfuerzo por lograr un acercamiento con la representación del capital, hace su entrada triunfal, el padre capital, con una desaparición de algún personaje emblemático de la revolución.  No faltarán los profetas del desastre, haciendo sus apariciones en todas las pantallas habidas y por haber exclamando  sus falsos y malgastados pronósticos sobre esta magna asamblea y  paso extraordinario de nuestro líder presidente. Pero eso es tema de otra conversa, hoy me mueve el sentimiento de impotencia, al ver cómo nos alejan a nuestros héroes de la forma más cobarde, del espacio en combate.

Si observamos bien…el título de este escrito, tiene como énfasis en un refrán o dicho muy arraigado, en decir  popular, “Cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, todos estos crímenes por encargo, ocurridos en nuestra muy dolida Historia de Venezuela, no vienen por  el azar o porque ese era su destino, no, no, esto viene  a suceder por un encargo de un ente superior, que quiere como sea caerle a la piñata que es Venezuela.  Aquí, en nuestra amada Venezuela, tierra de Héroes, desde la llegada de aquellos indeseables, que  en un supuesto Tercer viaje y que  dicen ellos, descubrieron a Venezuela, digo yo, Venezuela tuvo la desgracia de descubrirlo  a ellos, bueno,  desde ese día sufrimos la desgracia de conocer, los mismos crímenes por encargo, desde ese desgraciado  día,  se han acontecido crímenes de lesa a humanidad, el bautizo que le dieron, ahora a los crímenes por bojote.

En Venezuela hasta ahora, desde el arribo de nuestra revolución, no se habían sucedido hechos extraordinarios con ningún periodista o comunicador social, a ningún medio por muy palangre que fuera, todos los países de América y el mundo, han sido acosados y sacados fuera del aire, menos Venezuela, que de paso  ha sido acusada miles de veces de violar los derechos humanos, ha sido condenada y vilipendiada por más de un organismo nacional e internacional en cuestión de Derechos humanos, pero como siempre digo, aaah, pero es Venezuela.

Cuando ocurre un crimen de estas características, del que no tenía esos antecedentes, que muestra el indicado, pienso, que cualquiera, que sea comunicador o periodista tendría que buscar su cerco de seguridad, aun siendo contrario a nuestro proceso revolucionario, porque aquí, quiéranlo o no,  si estamos en guerra,  y no es solo económica, estamos en guerra y punto, una guerra que existe. Nada más  por caerle a nuestra patria, a nuestros espacios naturales, a nuestros recursos naturales renovables y no renovables y  a todo aquel que les estorbe,  se los llevan  los cachos sea  o no de la revolución,  por eso el refrán antes señalado, a los palangristas,  que también se cuiden yo no sé nada, solo lo intuyo,  pero sí sé que existe un imperio que lo que quiere es caerle a la torta y llevársela completa, caiga quien caiga.

A ese imperio no le importa que haya o no harina pan, o haya o no papel sanitario, ellos nos ponen a pelear acá a  unos con otros por la piazo e verga de harina o papel, mientras por el otro lado van montando en sus  cajones todo nuestro esfuerzo y toda nuestra unión.

La lucha es vencer o morir… pero siempre  será vencer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3835 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a221518.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO