Ley del respeto a la libertad

Tuvimos un comienzo heroico al arrebatar a la Colonia la independencia de un mundo nuevo. Eso se inició en Venezuela. Después llegamos con muchos tropiezos a 1900, y de la montaña descendieron los que perseguían una acción reivindicadora ante la promesa y el señuelo de una vida mejor. Quedaron muchos de cara al cielo y otros en el regreso, sintieron la amargura de haber dado muerte injusta al hermano desamparado de otras regiones, para que se entronizara la arbitrariedad de las armas. De las tierras del llano también partió la acción guerrera que puso arenga en los corazones para emular hazañas prodigiosas, y del centro se encendió el orgullo con el despliegue de los cañones y las voces de los clarines; y todo ello a golpe de la barbarie, se confabuló para definir una abominable expresión que marcaría el mayor infortunio de Venezuela: el divorcio radical, profundo, de la interpretación de las ideas, de la democracia y militarismo, al sepultarse la justicia del primero por el predominio del segundo, y darse rienda suelta al mandonismo. La sustitución de la razón por el personalismo y la muerte de las fuerzas morales.

La confusión generatriz de millares de temores se ha perpetuado. La Constitución impone al profesional de las armas la condición de no deliberar y le señala la obligación de acudir en defensa de la soberanía de la República. La nobleza del simbolismo se enraíza en los aspectos determinantes de la democracia y militarismo. Por eso en el diálogo de la Nación, se hacen urgentes estas aclaraciones que por habérselas mantenido en un silencio impresionante, se hacen cada vez más incomprensibles.

Las asonadas militares, los cuartelazos, los golpes de Estado, el golpismo, la “Democracia” del puntofijismo; convulsionan y destruye la igualdad venezolana, como autora y madre de la libertad americana. La opinión cuando calla el peligro que se cierne en torno a la democracia, se traga sus palabras y daño le hace al porvenir del pueblo. Así se alienta la anarquía y la discordia nacional.

La eufonía de los vocablos deja de tener importancia cuando se les da su verdadera significación. La democracia en su brevedad y sencillez es lo que ennoblece al pueblo con la norma de la libertad e igualdad integral. En ella descansa la seguridad del pueblo, plenamente consciente de su fuerza, así lo acata y lo respeta.

P.D.

Euthyrox, que lo que encontramos en la calle es de 25 microgramos, el caso mío 125/día microgramos, (5 grageas de microgramos para conseguir la dosificación que necesito por día, Bs. 175x5­­­­= 875). Qué bolas tiene el director de salud, “rojo-rojito”.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!

¡Viviremos y Venceremos!

                                                                                                                                



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1167 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a220035.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO