Cuento o Razón

Porque la gente de los pueblos sea tomada en cuenta

El chubasco apenas se asomó por la ventana de las montañas cercanas a la casa del periodista Juancho Marcano, vino el ejército del sol y con sus balas destellantes lo derrotó en menos de lo que canta una paraulata, que de paso ya no volvió a anunciar las cartas o las visitas como en el tiempo de antes, porque todo ha cambiado y eso no es la excepción.

El periodista Juancho Marcano leía las informaciones por su teléfono celular antes de salir para el conuco con su perro Pipo, que en vista que vio que su amo estaba entretenido y aún no salía para el sembradío, decidió comentar y preguntar:

"Juancho, perdona que interrumpa tu lectura, pero me intriga que en estos días pasados tú hablabas con el amigo Evaristo de unas elecciones y las cuales por lo que veo ya se hicieron, y tengo el cosquilleo de saber ¿con qué se come eso y para qué se hace?"

El periodista que estaba concentrado en las noticias de Venezuela y el mundo, escuchó a su perro y antes de responderle, lo observó fijamente como diciendo, cómo es verdad que ahora este perro quiere saber de todo, y después respondió:

"Pipo, si pudiera explicarte con detalles en qué consiste esas tales elecciones lo hiciera, pero sería largo y tendido y a lo mejor no me explico bien y pienso que quedaría más intrigado de lo que estás; sin embargo te voy a señalar que en esos procesos se eligen personas a través de los votos de los habitantes de determinadas regiones, con el fin de que los elegidos tomen en cuenta en un futuro a los que los eligieron y a todos los habitantes, porque de eso se trata la democracia, o sea gana el que más voto obtenga y luego se acepta así y éste está en la obligación de gobernar para todos. ¿Me explico?

El perro observó calladamente a Juancho Marcano, pero dándole entender que había entendido, sin embargo no era así, pero respondió que sí para no seguir hablando tan delicado tema. Por eso optó por quedarse tranquilo y esperar que Juancho terminara de leer y se decidiera ir para el conuco y ver cómo habían amanecido las plantas con la sequía que no se quiere marchar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 293 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: