XVII FILVEN, ideología y cultura

Comienzo diciendo que razones personales, pero que están enmarcadas en la crisis que padecemos, me impidieron acercarme a la XVII FILVEN que se celebró entre el 4 y el 14 de noviembre en la sede del Palacio Federal Legislativo.

Leyendo la crónica de un visitante a la Feria, no cualquiera, sino uno de esos que exudan odio cuando se refieren al chavismo, me veo impulsado a opinar sobre esta edición de la FILVEN, a pesar de mi ausencia a ella. Lo haré intentando seguir la crónica del visitante aludido.

Entre los juicios iniciales, del inusual visitante, al referirse a los esquemas de bioseguridad establecidos para el ingreso leemos, "Me pregunto cómo han entrado la mayoría de los asistentes a la feria en un país donde la vacunación sigue siendo cosa de élites". Se nota que este forastero, más que describirnos la realidad frente a él, comienza regurgitando sus prejuicios y creencias.

Después de mostrar sus documentos y constancia de vacunación a quienes cumplían esta función el visitante ingresa, su opinión sobre esto "Sería deshonesto describirlos (a los funcionarios) como abusivos o groseros, al contrario: fueron funcionarios particularmente gentiles. Pero no deja de extrañar esa manía estatal venezolana de jugar al Primer Mundo con los mandatos de Biden y el pass sanitaire de Macron". Como se nos ocurre a los venezolanos tercermundistas, querer emular al primer mundo, porque eso sería a lo más que podríamos llegar, en el juicio de este visitante.

Al entrar intenta describir el panorama, pero veamos parte del párrafo donde las únicas cosas ciertas es que la FILVEN se inició en 2005 y que el país invitado a la edición XVII fue Vietnam, el resto solo opinión y prejuicio ideológico, claro no dije antes que el título de su crónica es "La Feria del libro en Venezuela: un carnaval de nostalgia soviética"

"Si la Feria no datase del 2005, con el mismo logo en colores chillones, pensaría que es parte de aquellas nuevas vestimentas del chavismo multicolor: como Georgette Topalian y Rafael Lacava, o el aeropuerto de Maiquetía, todos desprovistos del rojo monocromático o los ojitos de Chávez. Aunque los ojitos –tan pop art, y en los mismos colores chillones del Filven– no aparecen este año como en ferias anteriores. Lo más marxista en el diseño es la estrella amarilla contra fondo rojo de la bandera de Vietnam, país invitado".

No se si a quienes leen también les pasa pero a mi este párrafo me parece contradictorio con eso del "carnaval de nostalgia soviética", que es parte del título de la crónica, como ya dije.

Y a los que no coinciden con mi opinión, les cito un párrafo donde mejor no puede aparecer la contradicción "…sus figuras ilustradas, con fondos coloridos y pieles naranjas, no evocan el realismo socialista: en cambio, con sus cortes minimalistas, son una muestra perfecta del Alegria style, tan en boga por las grandes corporaciones e instituciones del establishment ‘neoliberal’. "Globohomo" o "Corporate Art", cómo le dicen los detractores de la derecha anti-globalización".

Pero dejo claro que no es que el cronista sea tan chapucero como para titular y desarrollar un contenido que no tiene nada que ver con el título, no, nada de eso. El visitante y su crónica pueden ser cuestionados por su sesgo ideológico, pero no por chapucero, aunque algo de eso encontraremos también. El visitante acudió a confirmar sus prejuicios y su crónica bien lo demuestra. Si le pagan por ello o no, es otra cosa, dentro de mis prejuicios está el de que los liberales no hacen nada que no tenga su contraprestación económica. Pero dejo claro que es solo prejuicio mío.

Volvamos a la crónica. En uno de los párrafos siguientes se deja ver en todo su esplendor la postura ideológica de quien escribe "…La feria es como un viaje en el tiempo a la Universidad Central de Venezuela en 1968, con sus marxistas barbudos en perenne paranoia con los Estados Unidos, su justificación de la invasión a Checoslovaquia, su creencia en la teoría de la dependencia y su crucifixión de Teodoro Petkoff: ¡Bienvenidos a Leftworld, parque temático de la nostalgia ideológica!".

Y para los no convencidos de lo ideologizado que esta el autor de la crónica vean el siguiente párrafo "Leftworld, en el Palacio Federal, nos introduce a un sinfín de editoriales del Estado o próximas a este. La Editorial Nosotros Mismos presenta "La mano visible del mercado: guerra económica en Venezuela" e "Hiperinflación: arma imperial", de Pasqualina Curcio Curcio, dónde el colapso económico de Venezuela se retuerce y deforma hasta limpiar de toda responsabilidad a la oligarquía roja y convertir al deslave en una estrategia maquiavélica de las elites empresariales y el imperialismo norteamericano. Aunque es economista y profesora titular de la Universidad Simón Bolívar, Curcio afirma que "la hiperinflación es un fenómeno político. Es el efecto del arma no convencional más poderosa, masiva y letal con la que cuenta el imperialismo: el ataque a la moneda".

El párrafo siguiente, parece "copy paste" de wikipedia, hace una defensa de la Editorial Montávila en su era cuartarepublicana, citando incluso a uno de los "intelectuales" que rigió los destinos de esta editorial. "No había ningún sesgo ideológico", según confiesa el antiguo director. No queda claro si fue entrevistado, por eso lo del copy paste.

Pero más adelante, viene por fin, el sumun de la crónica, y de donde sale el título o la razón última de a lo que fue este visitante a la Feria. "La visita resulta ser asfixiante, claustrofóbica: la ideología empapa, no permite respirar. Casi todos los estantes están al servicio de una narrativa, son pequeñas fortalezas de propaganda, de color rojo, de consignas: fuera diversidad de pensamiento, fuera crítica, fuera herencia literaria. Sólo existe el aquí y el ahora (que permita el mundo creado en VTV) y los palangristas e ideólogos que sirven a los intereses de Miraflores. El eslogan de la feria, en esplendor de doublespeak, alega que "leer independiza"."

Contrapone después en su crónica, todos las emociones y sensaciones que siente con la versión que sobre las ferias del libro en la cuarta da el antiguo Director de la Editorial estatal, "Esas ferias del libro eran totalmente pluralistas, democráticas, con todo tipo de pensamiento y de ninguna manera un sesgo ideológico". Todo ello, como se precia, son las opiniones de quien antes dirigiera la Editorial Estatal. Luego termina aclarando que el exdirector de la Editorial, en persona, le afirma "Muy pronto vimos que era una actividad extraordinaria (feria del libro), importante, necesaria".

Puros Juicios, prejuicios y opiniones de adalides del liberalismo y "defensores de la democracia" contrapuestos a las de los "palangristas e ideólogos que defienden los intereses de Miraflores" (léase del "régimen"). Remata el autor de la crónica afirmando sin tapujos "Todo en LeftWorld, o Filven, apesta a naftalina: a anacronismo ideológico".

Pero vayamos ahora a algunos datos que sobre la XVII FILVEN encuentro en la red "…el ministro Villegas destacó el éxito de la FILVEN con la realización de 745 actividades presenciales y 209 virtuales, la venta de más de 4 mil 200 libros y la presentación de 125 novedades editoriales del Estado y 225 en formato digital"(…)en el cierre de Filven fueron presentados, además 36 nuevos títulos de la Colección Bicentenario Carabobo para sumar un total de 51 libros editados d elos 200 que conformarán finalmente la Coleccción".

Después de esto último no hago sino lamentar no haber podido asistir a esta edición de la FILVEN evento que, a pesar de las adversidades que vivimos se hizo posible y que muchos, con la excepción de los añoradores del pasado, por razones ideológicas, más que por nada, critican. Vivimos en democracia y, a pesar de ellos y de sus dogmas, fue justo y merecido el homenaje a José Vicente Rangel y al profesor Vladimir Acosta dos grandes que bien merecido tienen dicho homenaje.

Agradezco a este forastero que me más allá de sus prejuicios ideológicos hacia uno de los eventos culturales que anualmente celebramos en nuestro país, me inspiró a escribir estas notas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 573 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: